Inicio > Mis eListas > terraeantiqvae > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 126 al 155 
AsuntoAutor
Re:_El_lenguaje_y_ Alberto
Re:_Agradecimiento Ana Mari
RE: respuesta Ana Mari
Re: Re:_El_lenguaj David Sa
Las cartas de Pabl David Sa
RE: A pregunta de José Lui
El alfar de Campos José Lui
Tras la pista de J José Lui
Encuentran restos José Lui
Relgión Antigua (A David
Osario de piedra c José Lui
Dos investigadores José Lui
RE: An inscription David Sá
La ciencia históri David Sá
Re: Chibcha David Sa
Los bretones de Gr Santiago
Matrilinealidad Ch David Sa
¿Tuvo Jesús herman José Lui
El mito del incend José Lui
Bibliografía sobre Carlos K
Re: ¿Tuvo Jesús he David Sa
Cerámica Fenicia d José Lui
Comer y beber en l José Lui
El patrimonio ling José Lui
Los britanos Santiago
Re: Bibliografía s Mariola
RE: Los britanos David Sá
Re: Los britanos Pablo Je
Hallados en Cádiz José Lui
A Santiago Javler
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Terrae Antiqvae
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 2087     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto: Hallados en Cádiz restos de una villa romana
Fecha:Jueves, 31 de Octubre, 2002  11:14:37 (+0100)
Autor:José Luis Santos - Coordinador general <joseluis @..............com>

 
 
 

 
Fuente: Diario de Cádiz, Cultura, Arqueología, 31-10-02
 
Hallados en Cádiz restos de una villa romana 
 
La villa romana de Varela, la de mayores dimensiones
Nunca hasta ahora se había localizado en la ciudad una casa del porte de la hallada en el solar. Su tamaño puede incluso ser mayor de lo datado hasta ahora
 
 
 
AL DESCUBIERTO. Los restos hallados en el solar del antiguo cuartel de Varela
KIKI
 
AIDA R. AGRASO.      
 
Los arqueólogos están sorprendidos por las características de la villa romana aparecida en el solar de los antiguos cuarteles de Varela. Si ya de por sí la escasa datación de tumbas puede sorprender en una zona de necrópolis, expertos consideran que nunca se ha encontrado en Cádiz una casa de esta época con estas dimensiones. Y puede que la sorpresa se incremente, ya que indican que se sigue excavando y no se sabe aún qué dimensiones puede llegar a tener esta estructura, con lo cual el descubrimiento, en el futuro, "puede ser muy interesante".
 
La villa romana ha aparecido a una cota de 2,5 metros de profundidad, aproximadamente. Hasta ahora se ha podido documentar una estructura de cuarenta metros de longitud integrada por varias habitaciones, de las que se han excavado tres. Al parecer, la construcción del antiguo cuartel en el solar ha dañado también estos restos; si ya en el inicio de los trabajos arqueológicos se anunciaba que la edificación de las instalaciones militares, en los años 30, había significado la pérdida de restos arqueológicos correspondientes a los siglos II-III d.C., la villa tampoco se salvó de sus efectos, ya que se aprecia una habitación cruzada, de una punta a la otra, por una zanja, posiblemente hecha para la instalación de una tubería.
 
Aunque en principio se asocia esta villa a un uso agrícola -aunque desde la Delegación Provincial de Cultura se indica que aún queda determinar con exactitud su funcionalidad-, la aparición de restos de mármol y de estucos de diversos colores -franjas horizontales rojas, azules, blancas y negras- que han sido hallados caídos pero que en su día ornaban las paredes de la casa hace que haya voces que no tengan tan claro ese uso agrícola.
 
Los datos facilitados por la Delegación Provincial de Cultura indican que se ha documentado además "un atrio porticado en el que se aprecian los sillares que soportarían las columnas que sustentarían la cubierta", y de las que se han localizado dos basas y tambores. Asimismo, "en el sector norte de esta construcción se localiza una gran piscina con escalinata de forma cuadrada, de unos seis metros de lado, con dos canalizaciones que conducen hacia la zona del atrio".
 
En el sector este también se localiza otro recinto, con un mosaico de 4 por 3 metros, integrado por un pavimento de opus signinum con teselas de mármol incrustadas formando motivos geométricos. Junto a este recinto se localizan dos cisternas geminadas de las que se conservan los pavimentos y parte de los alzados.
 
Los restos de las columnas parecen asociados al mosaico, pero la zona de los mosaicos y las piletas aún no se ha excavado.
 
Pero los hallazgos no acaban ahí. Hasta ahora los arqueólogos han documentado enterramientos de dos épocas distintas. Por un lado, se han localizado dos enterramientos de inhumación en fosas simples, una con cubierta de lajas de piedra ostionera, sin ajuar, encuadrables en época tardopúnica (siglos II y I a.C.). Por otro, han sido hallados tres enterramientos de incineración de época romana, que corresponden a su vez a dos estructuras de tumbas, una con dos urnas de cerámica depositadas en una fosa señalizada con una estela de piedra ostionera revestida de un enlucido de cal, y otra compuesta por una caja o cista de tégulas conteniendo otra urna cerámica. Aún se desconoce si estos enterramientos están relacionados o no con la villa romana aparecida en las inmediaciones.
 
Aún son, por tanto, varias las cuestiones que quedan por responder en relación con el hallazgo. El tiempo y el estudio de los restos dirá qué uso tenía la villa, y también resolverá ciertas cuestiones, como el por qué de su localización en un terreno que, en solares próximos, ha deparado enterramientos "de muy diversa tipología y cronología", según recuerda la Delegación Provincial de Cultura.
 
De todas formas, hay que recordar que a comienzos de la excavación, hacia mediados de septiembre, se señaló que los restos estaban muy dañados como consecuencia de la construcción posterior de los cuarteles. Tanto, que ya se indicó que una parte muy importante se arrasó con la edificación de las instalaciones militares; incluso una de las piletas entonces halladas estaba atravesada por una cimentación de hormigón. Aún debe quedar mucho quehacer, ya que en principio se anunciaba que se llegaría a los cuatro metros de profundidad, cota que alcanzará el aparcamiento subterráneo que ocupará el solar. Ya se tenía la esperanza de que una vez pasada la cota de los dos metros los restos se conservaran como quedaron enterrados; la labor arqueológica parece dar sus frutos.
 

 
Fuente: El País, Andalucía,
 
F. P. M. | Cádiz
 
Las excavaciones arqueológicas de urgencia que se desarrollan en las últimas semanas en el solar de los antiguos Cuarteles de Varela de la ciudad de Cádiz -lugar en el que se construirá un aparcamiento subterráneo- han dejado al descubierto abundantes restos de una villa de la época romana y de una necrópolis cartaginense y romana. Los arqueólogos han fechado ambas en los siglos II y I antes de Cristo.
 
Los restos encontrados se encuentran en muy buen estado y conforman una estructura de 40 metros de longitud integrada por varias habitaciones, de las que hasta el momento se han excavado tres, así como un atrio porticado en el que se aprecian los sillares que soportarían las columnas que se cree que sustentaban la cubierta de la casa. Los arqueólogos han localizado además en la zona norte de esta construcción una gran piscina con escalinata de forma cuadrada, de unos seis metros de largo, con dos canalizaciones hacia la zona del atrio.
 
Asimismo, se ha encontrado otro recinto con un mosaico de 12 metros cuadrados, formado por teselas de mármol incrustadas que forman motivos geométricos. Junto a este recinto, hay dos cisternas de las que se conservan los pavimentos. En este mismo emplazamiento, se han documentado dos enterramientos de inhumación en fosas simples -uno de ellos con lajas de piedra ostionera y sin ajuar-, y otros tres enterramientos de incineración.
 

 
 
Fuente: Sur, Melilla, 31-10-02
 
Descubren casi intacta un ánfora en Melilla la Vieja
 
Imágen del ánfora hallada en la Casa del Gobernador. / C. G.
 
 
Los arqueólogos que trabajan desde hace meses en la Casa del Gobernador han encontrado un ánfora casi intacta y una moneda del siglo I que relacionan Melilla con la Roma norteafricana del principio de nuestra era.
 

 
 
Fuente: Sur, Turismo Costa del Sol, Norte de Granada, 31-10-02
 
Entre casas cuevas y necrópolis. Con casi 200 dólmenes, Gorafe es una de las localidades con más restos de la Prehistoria.
 
TEXTOS:/CARMEN MARTÍN / FOTOS: JUAN FERRERAS / MÁLAGA
 
 
 
HISTORIA. Gorafe conserva centenares de dólmenes que datan del Neolítico y la Edad del Cobre.
 
 
VISITAR Gorafe es viajar al Neolítico y admirar los cientos de dólmenes que el hombre de la Prehistoria dejó como legado a sus descendientes. Situado en el arroyo de Gor, entre los parques naturales de las Sierras de Baza y Cazorla, esta localidad granadina alberga con estas construcciones funerarias una de las necrópolis megalíticas más grande de España y de Europa.
 
Lugar habitado a principios del V milenio antes de nuestra era, Gorafe conserva intactas 300 casas cuevas que servían de hogar al hombre de entonces. Algunas de ellas, continúan hoy siendo habitada por los vecinos de este pintoresco pueblo andaluz. Otras, han sido rehabilitadas y convertidas en la opción más alternativa para el turismo que ofrece esta zona.
 
Rodeada de valles, cañones y gargantas, esta localidad ofrece diversas rutas al turista para perderse en todo un escenario repleto de historia y belleza. Desde un viaje por el terreno paisajístico hasta una visita al embalse del Negratín, donde se puede practicar la pesca o pasear en barca, Gorafe es el punto de partida para introducirse en diversas rutas que llevan incluso a las cercanas termas de Alicún. Entre las paradas que se realicen es obligatorio detenerse en una de sus posadas y probar el guiso de perdiz y las migas.
 
Árabes y romanos
 
Pero Gorafe también guarda otros tesoros heredados de árabes y romanos. Es el caso del poblado argárico, situado en el Cerro de Culandrillo, donde se conservan restos de murallas musulmanas y donde se han hallado cerámicas y objetos de bronce que actualmente se exponen en el Museo Arqueológico Provincial de Granada. Del Imperio Romano, queda la huella de una villa repleta de cerámicas de sigileta.
 
Información turística:
 
Cómo llegar: Tomar la N-331 dirección Granada y después tomar la A-92 hacia Murcia. Pasado Guadix, hay una señal que indica la ubicación del pueblo.
 
Qué comer: Guisos de perdices, platos de caza, asado de cordero...
 
Qué no perderse: Los restos que datan desde el Neolítico.
 
Dónde alojarse: En casas-cuevas. 958 693 114.
 
 

© 2001-02 José Luis Santos Fernández - joseluis@terraeantiqvae.com
Coordinador General y Moderador de las Listas de Correo.