Inicio > Mis eListas > terraeantiqvae > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 126 al 155 
AsuntoAutor
Re:_El_lenguaje_y_ Alberto
Re:_Agradecimiento Ana Mari
RE: respuesta Ana Mari
Re: Re:_El_lenguaj David Sa
Las cartas de Pabl David Sa
RE: A pregunta de José Lui
El alfar de Campos José Lui
Tras la pista de J José Lui
Encuentran restos José Lui
Relgión Antigua (A David
Osario de piedra c José Lui
Dos investigadores José Lui
RE: An inscription David Sá
La ciencia históri David Sá
Re: Chibcha David Sa
Los bretones de Gr Santiago
Matrilinealidad Ch David Sa
¿Tuvo Jesús herman José Lui
El mito del incend José Lui
Bibliografía sobre Carlos K
Re: ¿Tuvo Jesús he David Sa
Cerámica Fenicia d José Lui
Comer y beber en l José Lui
El patrimonio ling José Lui
Los britanos Santiago
Re: Bibliografía s Mariola
RE: Los britanos David Sá
Re: Los britanos Pablo Je
Hallados en Cádiz José Lui
A Santiago Javler
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Terrae Antiqvae
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 2101     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto: El Estrecho de Gibraltar pudo ser una vía de acceso a Eu ropa durante la Prehistoria
Fecha:Lunes, 4 de Noviembre, 2002  10:35:17 (+0100)
Autor:José Luis Santos - Coordinador general <joseluis @..............com>

 
 
 

 
 
Fuente: Andalucía 24 horas, Cultura, 04-11-02
 
El Estrecho de Gibraltar pudo ser una vía de acceso a Europa durante la Prehistoria
 
  
El Estrecho de Gibraltar pudo ser la otra vía de acceso al continente europeo de los grupos humanos de la Prehistoria, junto a la teoría clásica que sitúa el paso de éstos a través del Próximo Oriente, según apunta el estudio de un equipo de arqueólogos e historiadores de la Universidad de Cádiz comandado por los profesores José Ramos, Dario Bernal y Vicente Castañeda.
 
 
Ramos indicó que la teoría se puede sustentar "tras los hallazgos y evidencias líticas encontradas en la cabililla de Benzú (Ceuta) --un abrigo rocoso frecuentado por cazadores-recolectores de la época--, muy similares a las que se hallaron en el sur de Andalucía y que correspoden a aquellos pobladores que alcanzaron el continente europeo"
 
En este sentido, consideró que el abrigo tiene "evidencias líticas, geomorfológicas, así como de fauna y flora, que ponen de manifiesto una clara relación con la tecnología encontrada al sur de Andalucía por sus antiguos moradores, los Nheandertales, y que hacen pensar que éstos grupos humanos, que provenían del norte de Africa, pudieron cruzar el Estrecho en épocas glaciares, ya que el nivel de mar era bastante bajo y la cercanía entre ambas costas debió de ser considerable".
 
Así, apuntó que el Estrecho se llenó de pequeñas islas poco distantes que "podrían comunicarse con las rudimentarias técnicas de navegación que se conocían por entonces".
 
A tenor de ello, el historiador y arqueólogo de la Universidad de Cádiz apuntó que "este hecho explicaría el por qué de que se hallan encontrado restos humanos más antiguos en la Península Ibérica que en países como Francia o Bélgica, ya que no es lógico pensar que si la única vía de acceso al continente fue a través del Medio Oriente, existan restos más antiguos en España que, por ejemplo, en Francia, cuando teóricamente deberían de haber llegado antes al país galo".
 
De esta forma, los hallazgos en la cabililla de Benzú pueden romper el paradigma de buena parte de los estudiosos que no contemplaban la existencia de contactos y relaciones durante el Paleolítico entre el sur de Europa y el norte de Africa y han señalado el Oriente Próximo como única vía de paso de grupos africanos pleistocenos hacia Europa.
 
BARRERA FICTICIA
 
Así, Ramos subrayó que "se ha montado una barrera ficticia en el Estrecho cuando las distancias eran inmediatas, por lo que más que una barrera, el Estrecho ha sido y es un puente entre ambos continentes". Explicó que la tecnología encontrada en ambas márgenes del Estrecho "confirman que debió de existir relaciones y contactos entre ambas costas".
 
No obstante, el experto aclaró que el hallazgo de estos restos líticos localizados en la cabililla de Benzú "no puede demostrar a ciencia cierta esta hipótesis de trabajo, ya que, por el momento, sólo tenemos evidencias de la cultura material de estos homínidos pero no de sus restos óseos".
 
Asimismo, estos trabajos de excavación, que han tenido lugar el pasado verano, si bien se encuentran aún en proceso de estudio y análisis, han generado gran cantidad de información sobre aspectos como el medio ambiente, los ecosistemas, la climatología y las líneas de costa del Estrecho durante el período en el que habitaron las comunidades de cazadores-recolectores del Pleistoceno Medio y Superior --hace entre 300.000 y 40.000 años aproximadamente--.
 
Por último, el equipo responsable de las excavaciones manifestó su ilusión por el hallazgo, al tiempo que reconoció "la labor interdisciplinar que se está llevando a cabo" y cuyos resultados se recogerán en la memoría científica del equipo de investigación, que estará lista para la próxima primavera.
 
En esta investigación trabajan también, entre otros, la investigadora Blanca Ruiz Zapata, de la Universidad de Alcalá de Henares, con un estudio sobre los restos de flora descubiertos en el abrigo, y el experto del Instituto Geominero de Madrid, Juan José Durán, que ha realizado una datación de los sedimentos estratificados en la roca de la cabililla de Benzú.
 

 
 
Fuente: Diario de Cádiz, Cultura, 04-11-02
 
Arqueología en Chiclana
 
Los restos hallados en una cantera son del III-II milenio.
 
Hoy comienza el estudio del yacimiento, un poblado de silos de almacenaje localizado en el mes de agosto y que ayudará a la reconstrucción paleográfica de la zona
 
 
RESTOS. Vista general del lugar donde se han descubierto los silos
LOURDES DE VICENTE 
AIDA R. AGRASO.      
 
Expertos de la Universidad de Cádiz han datado en el III-II milenio antes de nuestra era los restos hallados el pasado mes de agosto en una cantera chiclanera. Corresponderían a un grupo de silos de almacenaje, perteneciente a un contexto arqueológico "muy claro", cuyas principales características podrán ser estudiadas a partir de hoy, con el inicio de las excavaciones en la zona. El equipo que llevará a cabo los trabajos, cuyos responsables son José Ramos, Vicente Castañeda y Manuela Pérez -todos pertenecientes al Área de Prehistoria de la Universidad de Cádiz- ya adelanta que proporcionará unos datos "muy interesantes" que ayudarán a realizar la reconstrucción paleográfica de la zona.
 
José Ramos, profesor titular de Prehistoria de la UCA, afirmó que los principales objetivos perseguidos con el estudio son el "salvamento" de los restos y su evaluación. Recordó que el poblado se descubrió cuando la obra de construcción de la variante de Chiclana hizo necesaria la extracción de arena de la cantería. Afloró entonces en el perfil un conjunto arqueológico que José María Carrascal, colaborador de Salvador Domínguez, geólogo del equipo de la Universidad de Cádiz, identificó con un grupo de silos prehistóricos. Una vez notificado el hallazgo a la Delegación Provincial de Cultura de la Junta de Andalucía, ésta inició las gestiones pertinentes para que se iniciara la excavación. Hoy lunes se podrá iniciar por fin el estudio arqueológico de la zona, donde se tratará principalmente, según explica José Ramos, "de dictaminar la envergadura de la población y si se podrá o no seguir con la explotación de la cantera".
 
A priori, los arqueólogos afirman que se trata de un yacimiento "interesante", un poblado asentado en la cuenca del río Iro, próximo a La Mesa, un yacimiento con niveles de ocupación similares al chiclanero. Su cronología, apuntan, "es del III-II milenio antes de la era, de cinco a cuatro mil años de antigüedad". "El material arqueológico documentado lo indica así", confirma José Ramos, quien explica que se observan cerámicas, cuencos, vasos de paredes verticales, restos de industria lítica y de malacofauna.
 
Pertenece el conjunto, explican, a una sociedad agropecuaria típica en grupos clasistas iniciales. Se observa en él un poblado de silos, lugares para almacenaje de los excedentes de productos de consumo, generalmente cereales, pero que en este caso contienen también restos de malacofauna.
 
José Ramos afirma que este asentamiento está relacionado con La Mesa y con otro documentado en San Fernando; "es un contexto arqueológico muy claro", afirma el profesor de la UCA. En este caso, el yacimiento "ayudará a la reconstrucción paleográfica de la zona", y se realizarán también "estudios polínicos, de dataciones absolutas". "El sitio es muy claro y va a ser muy interesante", augura el arqueólogo respecto a los posibles resultados que depare la excavación.
 
Ya en su día, cuando apareció el conjunto, Ángel Muñoz, arqueólogo de la Delegación Provincial de Cultura de la Junta de Andalucía, afirmó que el hallazgo ha permitido documentar "un yacimiento del que se tenía constancia teórica, pero no material", e indicó que incluso un equipo de la Universidad de Cádiz estudió los alrededores de la zona en su busca, lo que deparó el descubrimiento de una alquería de época islámica a unos doscientos metros del lugar donde ahora, por fin, podrán realizar el estudio de ese yacimiento que entonces intuyeron.
 
Ramos destaca también la importancia de la colaboración y buena disposición de la empresa Primur-Hormacesa UTE y del jefe de obras, Carlos Martínez Almeida, "que ha llevado a cabo una labor muy positiva para facilitar las tareas".
 
Igual importancia da a la colaboración de las distintas instituciones en la consecución del estudio de la zona y del arqueólogo Ángel Muñoz, que ha realizado "una gestión impecable para agilizar todo esto". Gracias a toda esta colaboración, el yacimiento prehistórico, aunque está "tocado", "se va a poder salvar".
 
 

© 2001-02 José Luis Santos Fernández - joseluis@terraeantiqvae.com
Coordinador General y Moderador de las Listas de Correo.