Inicio > Mis eListas > terraeantiqvae > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 126 al 155 
AsuntoAutor
Re:_El_lenguaje_y_ Alberto
Re:_Agradecimiento Ana Mari
RE: respuesta Ana Mari
Re: Re:_El_lenguaj David Sa
Las cartas de Pabl David Sa
RE: A pregunta de José Lui
El alfar de Campos José Lui
Tras la pista de J José Lui
Encuentran restos José Lui
Relgión Antigua (A David
Osario de piedra c José Lui
Dos investigadores José Lui
RE: An inscription David Sá
La ciencia históri David Sá
Re: Chibcha David Sa
Los bretones de Gr Santiago
Matrilinealidad Ch David Sa
¿Tuvo Jesús herman José Lui
El mito del incend José Lui
Bibliografía sobre Carlos K
Re: ¿Tuvo Jesús he David Sa
Cerámica Fenicia d José Lui
Comer y beber en l José Lui
El patrimonio ling José Lui
Los britanos Santiago
Re: Bibliografía s Mariola
RE: Los britanos David Sá
Re: Los britanos Pablo Je
Hallados en Cádiz José Lui
A Santiago Javler
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Terrae Antiqvae
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 2102     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto: Domus de las Alfombras de Piedra
Fecha:Lunes, 4 de Noviembre, 2002  11:44:35 (+0100)
Autor:José Luis Santos - Coordinador general <joseluis @..............com>

 
 
 

 
 
Fuente: ABC, Cultura-Patrimonio, 04-11-02
 
Rávena abre al público los mosaicos de la «Domus de las Alfombras de Piedra»

JUAN VICENTE BOO. CORRESPONSAL

La capital del Imperio Romano de Occidente añade a sus famosos mosaicos bizantinos una bellísima colección anterior, de época tardorromana

ROMA. Al cabo de 1.700 años, el pavimento de mosaico de una rica villa romana ha vuelto a la luz en Rávena, añadiendo otra joya a una ciudad famosa por los mosaicos bizantinos de Justiniano y Teodora, así como los del Bautismo de Jesús. El museo, construido bajo tierra para mostrarlos al público en su lugar original, evoca el ambiente de la «Domus de las Alfombras de Piedra», como la bautizó Federico Zeri cuando se descubrieron los primeros en 1993.

Mosaico del «Buen Pastor». ABC

Un laborioso trabajo subterráneo en continua lucha contra el acuífero en el que se está hundiendo la ciudad de Rávena, ha permitido sacar a la luz nada menos que 1.800 metros cuadrados de mosaicos de diversas épocas entre los siglos III y IV después de Cristo. Los más antiguos se encuentran a siete metros de profundidad, y entre ellos destacan el desenfadado «Buen Pastor» y la alegre «Danza de los genios de las estaciones». Rávena comenzó a jugar un papel importante desde que el emperador Augusto construyó en Classis la primera base naval del Imperio Romano, pero inició su esplendor artístico tres siglos después, cuando se convirtió en capital del Imperio Romano de Occidente y uno de los lugares más cultos del Mediterráneo. El primero de los mosaicos que componen el moderno museo subterráneo apareció por casualidad en 1993 cuando se excavaba para construir un garaje.

A partir de entonces, la elegantísima villa de un magistrado fue entregando tesoro tras tesoro: mosaicos de mármol en «opus sectile», y mosaicos clásicos de teselas con dorados y vitrificados que las hacen brillar como si un artesano hubiese apenas terminado de instalarlos unas horas antes. El recorrido por la «Domus de las Alfombras de Piedra» está pensado para sorprender al visitante que se interna en la oscuridad bajando por una escalera estrecha. El itinerario se realiza a través de pasarelas y en grupos reducidos, con la iluminación limitada en cada momento al área circundante. Tan sólo al final se ilumina todo el complejo subterráneo y aparece el esplendor de las «Alfombras de Piedra» con motivos geométricos y figurativos. El techo, a más de tres metros de altura, resulta un poco bajo, pero se ha hecho «desaparecer» en la medida de lo posible pintándolo de azul oscuro como en el mausoleo de Gala Placidia, uno de los personajes históricos que reposan en Rávena como el emperador bárbaro Teodorico y el poeta Dante Alighieri, exiliado forzosamente de su Florencia natal.

La conservadora del museo, María Grazia Maioli, señala que la mayor dificultad práctica para excavar los mosaicos y construir la estructura del museo «fueron las infiltraciones de agua, pues Rávena sigue hundiéndose y aquí estamos muy por debajo del manto acuífero. Hemos creado un sistema de drenaje avanzado, pero, en caso de catástrofe, tenemos un plan para levantar los mosaicos y sacarlos a la superficie. Son un tesoro único».

 

© 2001-02 José Luis Santos Fernández - joseluis@terraeantiqvae.com
Coordinador General y Moderador de las Listas de Correo.