Inicio > Mis eListas > terraeantiqvae > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1311 al 1340 
AsuntoAutor
CINE HISTÓRICO: SE José Lui
Encuentran una man José Lui
Importante hallazg José Lui
arcos POTRANK
La Cueva del Boque José Lui
El último neandert José Lui
Excavaciones con a José Lui
Troya José Lui
El rostro de Nefer José Lui
La búsqueda de res José Lui
REVISTA: ANDALUCÍA José Lui
La supuesta momia José Lui
REVISTAS DE HISTOR José Lui
El machetazo a Nef José Lui
El olvido de Persi Davius S
Noticias de Egipto José Lui
Tutankamon y el ti José Lui
III Congreso españ José Lui
A vueltas con lo m Alex
Fw: Antiguo Macedo Davius S
Polémica sobre los José Lui
Primeros Americano Luciana
"El Historiador Re info
La ubicación de la José Lui
Arqueólogos hallan José Lui
La ciencia echa un José Lui
Atlántida prehistó José Lui
mapa de Italia Davius S
Arqueólogos israel José Lui
necesito ayuda maria ce
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Terrae Antiqvae
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 3764     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto: Excavaciones con acento hispano en la Villa Adrianea
Fecha:Lunes, 11 de Agosto, 2003  09:35:53 (+0200)
Autor:José Luis Santos <joseluis @..............com>

 

 
  
Italia ficha a arqueólogos sevillanos para excavar en la bellísima Villa Adriana
 
 
ANTONIO ASTORGA
 
Por vez primera, un equipo de arqueólogos españoles, de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla, excavará la mítica Villa Adriana designado por el Gobierno italiano. El Ministerio de Cultura español ha ninguneado a este equipo y no lo subvenciona
 
MADRID. Pilar León Alonso, catedrática de arqueología de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla, dirige el proyecto de Villa Adriana que arrancará en septiembre con la excavación arqueológica del Teatro Greco y se centrará, en un principio, en el estudio de los edificios de espectáculos de la villa imperial. Villa Adriana es un hito esencial en la historia de la Arquitectura. En la cuna del emperador se pensaron y ensayaron soluciones y concepciones arquitectónicas absolutamente revolucionarias para su época. Y a Villa Adriana, de forma recurrente, llegaban los arquitectos, desde el Renacimiento hasta nuestros día, persiguiendo la inspiración y buscando el conocimiento de lo que la arquitectura romana llegó a ser.
 
Villa Adriana se encuentra en los alrededores de Roma, a 28 kilómetros de la ciudad. En el entorno inmediato de la ciudad de Tívoli, la Tibur de la época romana, en una baja planicie de los Montes Tiburtinos. La Villa recreaba los ideales estéticos de la antigüedad clásica griega y latina. La intención del equipo sevillano es replantear los supuestos sobre los que la villa fue ideada y repensar estas cuestiones con nuevos términos. Pilar León está considerada como una de las mayores especialistas mundiales en arqueología «adrianea» gracias, sobre todo, a las investigaciones que ha llevado a cabo en Itálica (Santiponce, Sevilla), urbe de la que era originario el propio Adriano -al igual que su padre adoptivo, el emperador Trajano- y donde también dejó huella de su pasión por las grandes obras arquitectónicas. ¿Por qué le apasiona este mundo? «Porque creo que es uno de los periodos de la Antigüedad Clásica en los que el hombre se expresó con más libertad y originalidad -explica-, y que, en consecuencia, ha tenido una extraordinaria repercusión en la historia de la cultura».
 
Cuenta Pilar León que Adriano era un romano de «pura cepa, fiel, y cultivador de los ideales del hombre educado y del hombre de acción que como arquetipo existió en la Antigüedad Clásica». O sea, plenamente imbuido de unos ideales «a la griega» y necesitado de dar respuesta en clave romana: «La idea de recreación de paisajes exóticos tiene que entrar en revisión porque de ella se pueden esperar contenidos más profundos y que se ajustan mejor al espíritu de la época. No hay constancia textual de en qué manos puso la dirección y ejecución de las obras. Él, sin duda, estuvo implicadísismo y con él arquitectos e ingenieros de primerísima categoría, probablemente llegados de las metrópolis más desarrolladas».
 
El proyecto de Villa Adriana es consecuencia de una invitación directa de la «Soprintendenza Archeologica del Lazio», organismo dependiente del Ministerio de Bienes Culturales italiano, al Seminario de Arqueología de la Universidad Pablo de Olavide dirigido por Pilar León. La duración total de la exvacación no está predefinida, y dependerá, entre otros factores, de los resultados, si bien sí está perfectamente claro que está concebido desde su nacimiento como un proyecto a largo plazo.
 
En todo el proceso de gestación y maduración de esta excavación ha sido fundamental la colaboración y apoyo de la Escuela de Historia y Arqueología de España en Roma, muy especialmente en la figura de su subdirector, el doctor Xavier Dupré. «Evidentemente la invitación por parte del Gobierno italiano a participar en la excavación y estudio de un yacimiento arqueológico de la categoría de la Villa de Adriano en Tívoli ha supuesto un enorme honor y privilegio para nuestro equipo -cuenta Pilar León-, así como un gratificante reconocimiento a una larga labor de investigación científica».
 
Reconocimiento
 
El proyecto está vinculado de forma exclusiva a la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla, a la que de distintas formas están incardinados todos los miembros del equipo: capitaneado por Pilar León lo integran Rafael Hidalgo Alonso, profesor titular de Arqueología; María del Camino Fuertes Santos, colaboradora del Seminario de Arqueología y directora de las investigaciones en la Zona Arqueológica de Cercadilla (Córdoba); Antonio Monterroso Checa, del Seminario arqueológico y becario de la Escuela de Historia y Arqueología de España en Roma y Tania Fábrega García, becaria del Seminario de Arqueología. A ellos se unirá un grupo de alumnos de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla y un alumno más becado por el Colegio San Francisco de Paula de Sevilla. «Junto al ámbito estricto de la investigación, el proyecto también ofrece una importante vertiente docente que permitirá que este grupo de universitarios españoles se forme e inicie sus pasos en la investigación arqueológica en un yacimiento de la importancia e interés de Villa Adriana», comenta León.
 
Las ayudas y subvenciones para iniciar el proyecto proceden de la «Soprintendenza Archeologica del Lazio», institución promotora y financiadora de la excavación arqueológica y Universidad Pablo de Olavide de Sevilla. Contribuyen también la Consejería de Educación y Ciencia de la Junta de Andalucía; la Embajada de España en Roma; el Colegio San Francisco de Paula de Sevilla y Caja Badajoz.
 
«Se solicitó subvención a la Dirección General de Bellas Artes del Ministerio de Educación y Cultura, sin obtener resultado positivo», se lamenta la arqueóloga, que añade: «Habida cuenta de la reducida subvención disponible, ésta se invierte únicamente en gastos relacionados con la excavación y los trabajos de apoyo e investigación consecuentes. Parte del esfuerzo económico de esta primera campaña será destinado también a llevar a cabo un levantamiento topográfico completo y en formato digital de las estructuras hasta ahora emergentes del Teatro Greco y de las que aparezcan a lo largo de la campaña de excavación de este año. Esto permitirá contar con un instrumento de trabajo fundamental para el desarrollo ulterior de las excavaciones e investigaciones, y permitirá dotar al edificio de una cartografía moderna, actualizada y adaptada a los métodos de investigación arqueológica más avanzados».
 
Prestigio internacional
 
El material que trasladarán a Italia es el necesario y propio para el desarrollo de un proyecto de estas grandes características: una estación móvil de topografía, conformada por un vehículo todoterreno e instrumentos de topografía (teodolito digital, niveles, GPS, etc.), equipamiento informático, fotográfico, y el instrumental técnico propio del trabajo arqueológico de campo. Esta es la primera vez que arqueólogos españoles excavan en Villa Adriana.
 
«Para la Pablo de Olavide -confiesa Pilar León- supone un gran honor y satisfacción por el reconocimiento científico que constituye para un equipo de investigadores, ser objeto de una invitación de tales características. Para la arqueología española y, especialmente, para la arqueología clásica, apoya su reconocimiento y prestigio internacional y permite una mayor presencia en la arqueología de élite, como es la consecuente de trabajar directamente en un yacimiento de la categoría de Villa Adriana». La primera campaña, la de 2003, tiene una duración prevista de un mes, que se podría prolongar en función de los resultados de los trabajos.
 
En busca del Teatro Greco
 
«Los supuestos que llevamos al inicio de la campaña pretenden, como primer paso, resolver si realmente existió influencia del modelo del teatro griego en la concepción del edificio adrianeo y en qué consistió esa influencia», señala Pilar León. El propósito de esta primera campaña es el de contar con un primer diagnóstico del Teatro Greco, de su estado de conservación, el nivel de alteración a que pudo estar sometido por antiguas excavaciones y la aproximación a los principales elementos compositivos del edificio, para poder entrever, ya desde los primeros pasos del estudio, la estructura y conformación formal del monumento. Del Teatro Greco se piensa que pudieran proceder dos esculturas, dos hermas con la representación de la Tragedia y la Comedia, actualmente expuestas en los museos vaticanos y procedentes de las excavaciones efectuadas en la zona en el siglo XVIII. «Como es bien sabido, los teatros romanos atesoraban un amplio y rico programa ornamental, que contaba con el concurso de la escultura, la decoración arquitectónica, la epigrafía, etc., como elementos compositivos. Del grado de remoción a que se haya podido someter el edificio en las excavaciones efectuadas en el siglo XVIII dependerá en buena medida el estado de conservación de este tipo de elementos ornamentales que conformaban la epidermis del edificio», añade la arqueóloga.
 
Excavaciones con acento hispano en la Villa Adrianea
 
JOSÉ MARÍA LUZÓN NOGUÉ. Catedrático de Arqueología Universidad Complutense
 
Dentro de pocos días un grupo de arqueólogos españoles, dirigidos por la catedrática Pilar León, de la Universidad Pablo Olavide de Sevilla, va a iniciar una serie de campañas de excavación, a instancias de la administración arqueológica del Lazio (Italia), en la Villa Adrianea de Tivoli. Pocos lugares en el mundo ofrecen el interés histórico y arqueológico de esta espectacular villa, construida a pocos kilómetros de Roma por Adriano, un emperador de origen hispano - oriundo de Itálica, en la Bética - que quiso hacerse allí la residencia campestre más suntuosa y refinada que jamás se ha conocido en lugar alguno. Ya en la antigüedad se mencionaba con admiración este inmenso complejo de edificios y jardines. En los siglos XVI al XVIII fue preferido por los coleccionistas para sacar de allí innumerables tesoros artísticos. En nuestros días la Unesco lo ha incluido en la lista de monumentos que se consideran Patrimonio de la Humanidad.
 
Este palacio o villa fue el mayor de los conocidos en el mundo romano. A menudo se le describe como una «ciudad imperial» a las afueras de Roma. Consta de más de treinta grandes edificios adornados con fuentes, ninfeos, jardines, paseos al aire libre y paseos cubiertos, bibliotecas griega y latina, templos, zonas residenciales, termas, zonas de servicio, y lugares de esparcimiento. De extremo a extremo la villa imperial mide más de dos kilómetros y su extensión supera ampliamente las cien hectáreas, es decir, más de diez veces el tamaño de la ciudad de origen del emperador Adriano. Aquél municipio italicense, en el que de niño había aprendido a hablar con fuerte acento hispano.
 
De la Villa Adrianea proceden hallazgos tan universalmente conocidos como los Centauros Furrietti, hallados en 1732, y el Fauno Rosso, que se admiran en los Museos Capitolinos, o el Mosaico de las Palomas bebiendo en un recipiente de metal, que menciona Plinio el Viejo.
 
Se cree con fundamento que Adriano, de sólida formación como arquitecto, pudo haber intervenido personalmente en el diseño de este proyecto tan ambicioso como espectacular. Posteriormente la villa fue utilizada por Antonio Pío, Marco Aurelio, Septimio Severo y numerosos emperadores, hasta el abandono en tiempos de Constantino I, que traslada parte de sus tesoros a la nueva capital oriental del Imperio en Cantantinopla.
 
El lugar escogido por los arqueólogos españoles para estas excavaciones, con las que sin duda escribirán en letras capitales una página de la Arqueología, ha sido el Teatro Greco, un sector apenas conocido del complejo arquitectónico.
 
Es triste que la falta de visión de unos y la incultura y provincianismo de otros, haya impedido que este grupo de investigadores españoles disponga de ayuda por parte de nuestras Administraciones. Sirva de ejemplo que al mismo equipo que ahora es llamado a Italia se le ha denegado permiso para excavar en la Itálica de Trajano y Adriano. De igual modo, los recursos que otros países dan generosamente a proyectos como este, les han sido denegados sin más explicaciones. A pesar de todo van a escribir su nombre en la lista en que ya lo hicieron Gavin Hamiton, y tantos otros anticuarios y estudiosos a lo largo de varios siglos.
 
 

Coordinador General y Moderador de las Listas de Correo de:  TERRAE ANTIQVAE
* Portal de Arqueología, historia y patrimonio de los pueblos del Mediterráneo.
Suscríbete gratuitamente en el  FORO  ,en  NOTICIAS
 
Legal: Queda prohibida la reproducción total o parcial de este mensaje sin la autorización expresa del autor.