Inicio > Mis eListas > terraeantiqvae > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1406 al 1435 
AsuntoAutor
Construcción de un José Lui
Color y Belleza en José Lui
LOS CUCAPA carolina
La historia no exi Davius S
Petra. La Ciudad r José Lui
Petra. La Ciudad r José Lui
Petra. La Ciudad r José Lui
Petra. La Ciudad r José Lui
Petra. La Ciudad r José Lui
Petra. La Ciudad r José Lui
Petra. La Ciudad r José Lui
Petra. La Ciudad r José Lui
Petra. La Ciudad r José Lui
Petra. La Ciudad r José Lui
Petra. La Ciudad r José Lui
Gracias Dra. Vázqu José Lui
Re: Gracias_Dra._V Ana Mari
Re: Gracias_Dra._V Ana Mari
Re: Gracias_Dra._V Ana Mari
Las causas económi Davius S
Zus Sanctex <daviu Davius S
La decadencia Econ Davius S
Hambres en el mund Oscar Go
Momificación en el José Lui
Re: Las causas eco Davius S
Re: Zus Sanctex <d Fruela
Re: Zus Sanctex <d Davius S
Definición de Impe Davius S
Anomalías arqueoló José Lui
Re: Anomalías_arqu Jesús Vi
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Terrae Antiqvae
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 3883     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto: Momificación en el Antiguo Egipto
Fecha:Lunes, 27 de Octubre, 2003  19:23:20 (+0100)
Autor:José Luis Santos <joseluis @..............com>

 

 
 
CIENTÍFICOS ALEMANES DESCUBRIERON EL SECRETO DE LAS MOMIAS
 
 
Por Chris Slocombe. Diario La Nación, 23-10-03
 
        Un equipo de investigación alemán develó el misterio de cómo los antiguos egipcios momificaban a sus muertos, al usar un método científico complejo para rastrear hasta un extracto de cedro la sustancia que utilizaban para preservarlas.
 
        Químicos de la Universidad de Tübingen y del Instituto Dšrner, de Munich, reprodujeron un antiguo tratamiento sobre la base de madera de cedro y descubrieron que contenía un químico preservador llamado guayacol.
 
        "La ciencia moderna finalmente encontró el secreto de porqué algunas momias pueden durar miles de años", dijo Ulrich Weser, de la Universidad de Tübingen.
 
        El equipo probó las sustancias químicas halladas en el derivado del cedro en chuletas de cerdo frescas. Descubrieron que tenía un efecto altamente antibacterial sin dañar el tejido.
 
        Los hallazgos, publicados en el periódico científico Nature, sorprenderán a los egiptólogos, que pensaban que el aceite embalsamador era extraído del enebro en vez del cedro.
 
        El equipo también probó los extractos de enebro, pero hallaron que no contenía el preservador guayacol.
 
        Weser dijo que, a pesar de las antiguas menciones del "cedro-enebro", los expertos creían que el enebro sería la fuente debido a los similares nombres griegos y algunas momias fueron halladas aferrando bayas de enebro.
 
        Los ladrones de tumbas obligaron a los antiguos egipcios, que momificaban a sus muertos con la esperanza de que pudieran vivir eternamente, a enterrar a los líderes fallecidos en lugares profundos.
 
        La descomposición era mucho más rápida, por lo que tuvieron que encontrar un preservador, algo así como echar sal a los cadáveres.
 
        El equipo extrajo el aceite de cedro utilizando un método mencionado en un trabajo de Plinio el Viejo, un enciclopedista romano que escribió acerca de un ungüento embalsamador llamado cedrium.
 
        Aunque no hay descripciones contemporáneas de cómo se hacía la brea, los egiptólogos modernos habían pasado por alto los datos de Plinio porque fueron escritos siglos después.
 
        El equipo descubrió que su brea de madera de cedro contenía el preservador clave guayacol.
 
        "Pudimos demostrar la precisión de los escritos de Plinio con ciencia del siglo XXI", afirmó Weser. Fue crucial para la investigación del equipo el hallar material no utilizado que había sido colocado cerca de una momia excelentemente preservada, Saankh-kare, de 2.500 años.
 
        Esto les permitió realizar el análisis químico de la brea no afectada por el contacto con los tejidos.
 
 

 
 
Nature 425, 784 (23 October 2003); doi:10.1038/425784a  
 
Ancient materials: Analysis of a pharaonic embalming tar
 
JOHANN KOLLER*, URSULA BAUMER*, YOKA KAUP, MIRJAM SCHMID & ULRICH WESER†
 
* Bayerische Staatsgemäldesammlungen, Doerner-Institut, 80799 München, Germany
† Physiologisch-Chemisches Institut, Eberhard-Karls Universität Tübingen, 72076 Tübingen, Germany
 
Details of mummification techniques used in dynastic Egypt have emerged from writings in subsequent ancient texts, in which the application of oils (kedros, cedrium) derived from the cedar tree have been described by Herodotus (490–425 BC) and by Pliny the Elder (AD 23/24–79). But scholars have since argued that these products were prepared from juniper trees and not from cedar — an assertion that is widely accepted by Egyptologists but which has never been verified by chemical analysis. Here we use gas chromatography to analyse the constituents of a sample of unused entombed embalming material from 1500 BC at a site in Deir el-Bahari, Egypt, and find that its components probably originated from the cedar tree. We also identify one component, guaiacol, as having notable preservative properties.
 
 

 
 
Plinius Project, biochemical aspects
 
 
 
Gold und Vergoldung bei Plinius dem Älteren, Attempto Verlag, Tübingen (1993).
Johann Koller, Ursula Baumer, Yoka Kaup, Mirjam Schmid & Ulrich Weser. An unused Pharaonic embalming tar, 1500 B.C. Nature (2003/2004) in press.
Authentic descriptions on embalming the deceased in Dynastic Egypt are missing. Limited knowledge emerged in later ancient texts pointing out the use of cedar tree products kedros by Herodotus (1) and cedrium by Pliny the Elder (2).
 
In tombs of Pharaonic Egypt juniper berries were often found on the bodies of mummies and even in the hand of a female mummy. This tempted Lucas (3) to point out that ‘the ‘cedar oil’ was probably not from the cedar, but often essential oil of junipers extracted from the berries …‘. He even stated earlier that Pliny’s cedrium is mainly a resinous product from juniper trees. Unfortunately, the Mediterranean junipers for all practical purposes were not resin-producing trees. For this very reason no experimental support was available for these statements from comparative studies employing resin and pitch finds from ancient Egyptian tombs with genuine juniper samples.
 
However, it was claimed that the employed ‘cedar’-tree products were not from Lebanon or Atlas cedar, but from juniper trees. Although never verified by chemical analyses this statement is widely accepted by Egyptologists.
 
Our investigations show that the oils from juniper trees contain high amounts of cedrol and the tars respectively high amounts of cedrene. Neither cedrol nor cedrene was found in the investigated embalming material. Additionally, the phenolic compounds identified by us belong to an oleaginous tar oil as was stated by Pliny the Elder and not to an extracted oil.
 
A brown solid resinous embalming material, entombed together with the mummy ‘Saankh-kare’ (18th Dynasty, 1500 B.C., cemetery field #26225, Metropolitan Museum, New York) at Deir el-Bahari, contains sesquiterpenoid components normally detected in organic solvent extracted wood from Cedar atlantica called ‘cedar oil’ which is composed of junipene, cadalene, cadinatriene (calamene), cuparene, a-curcumene etc. Taking into account the former data of the prevalence of guaiacols occurring in coniferous wood tar, there was unequivocal evidence that the resinous material was produced from a cedar tree.
 
In the ‘Natural History’ by Pliny the Elder (2) the technology of producing such a product is summarized [XVI, 52]: ‘The wood of the tree is chopped up and put into ovens and heated by means of a fire packed all round outside. The first liquid that exudes flows like water down a pipe; in Syria this is called “cedar-juice” [Latin: cedrium], and it is so strong that in Egypt it is used for embalming the bodies of the dead.’ The application of a liquid cedar product is also described by Herodotus (1).
 
Unfortunately, there is a long tradition of confusion between cedar and juniper trees which also caused misunderstandings about Pliny’s cedrium. In ancient times as well as in today’s terminology juniper trees that are not cedar are also called cedar like the American red cedar (Juniperus virginiana) and the Mediterranean ‘little cedar’ (Juniperus oxycedrus).
 
 
(1) Herodotus The Histories, A. De Sélincourt, Trans. Penguin, Harmondsworth, 1954), book II, pp. 160-161.
(2) Pliny (the Elder) Natural History, H. Rackham, Trans. (Heinemann, London, 1960) vol. IV, libri XII-XVI.
(3) Lucas, J. Egypt. Archaeol. XVII, 13 (1931)
 
 
Analysis of a pharaonic embalming tar
 
 
Johann Koller, Ursula Baumer, Yoka Kaup, Mirjam Schmid, Ulrich Weser
‘Model embalming’.

Periosteum (bone skin) was removed from fresh porcine ribs using a scalpel. The bones were coated with guaiacol, p-cymene, limonene and a-pinene for 35 days at 22 °C prior to the enzyme assay. Pretreated porcine rib fragments (5 – 10 g) were finely ground in a porcelain mortar and pistil and suspended in Tris-Triton-buffer under slight agitation for 20 h at 4 °C. After centrifugation at 18,000 g the supernatant was concentrated by ultrafiltration through a YM-10 membrane (Mr cut-off 10 kD) and assayed for both protein concentration and alkaline phosphatase activity8.
Activity staining after SDS-electrophoresis polyacrylamide

SDS polyacrylamide gel electrophoresis in the presence of 0.55 (w/v) SDS was carried out at 4 °C in a Pharmacia Phast System flat bed unit according to the procedures described. Prior to the assay the gel was gently washed 3 times in 0.38 M Tris acetate (pH 9.6), 0.5 mM magnesium acetate and 1 mM zinc acetate for 30 minutes at 4 °C. Enzymic activity was determined by incubating the gel in 1 mg a-naphthyl acid phosphate per ml in the same buffer for 30 min followed by the addition of 1.33 mg Fast Blue BB per ml in the above buffer to develop the activity bands. The staining was carried out in the dark at 23 °C for 2 – 12 h. Each lane was loaded with 350 – 700 mU bone alkaline phosphatase.
 
 

Specific activity [mU/mg protein]
 

Crude extract

SDS-gel electrophoresis
 
Gelfiltrated extracts
Control
Guaiacol
p- Cymene
Limonen
Pinen
642
1504
297
308
423
1304
15197
1234
702
707
Table S1. Specific alkaline phosphatase activities in crude and gelfiltrated porcine rib extracts. (a) human rib extract (700 mU ALP), (b) control, non-treated porcine rib (700 mU), (c) guaiacol (350 mU), (d) p-cymene (600 mU), (e) limonene (440 mU), (f) a-pinene (420 mU) pre-treated porcine.
 
    J.Koller, U. Baumer, Y, Kaup, M. Schmid, U. Weser. Ancient materials: Analysis of a pharaonic embalming tar. Nature (2003) 425: 784

    Y. Kaup, M. Schmid, A. Middelton, U. Weser. Borate in mummification salts and bones from Pharaonic Egypt. Journal of Inorganic Biochemistry
(2003) 94: 214-220.

    J. Koller, U. Baumer, Y. Kaup, M. Schmid, U. Weser. Effective Mummification Compounds Used in Pharaonic Egypt: Reactivity On Bone Alkaline
Phosphatase. Zeitschrift für Naturforschung B (2003) 58: 462-480.

    U. Weser, Y. Kaup. Borate, an Effective Mummificatin Agent in Pharaonic Egypt. Zeitschrift für Naturforschung (2002) 57b: 819-822.

    Y. Kaup, J.H. Taylor, U. Baumer, J. Koller, U. Weser. The Survival of Enzymes in Embalmed Bones from Pharaonic Egypt. Journal of the American
Research Center in Egypt (2001) Vol 38: 115-132.
 
 

 
MOMIFICACION EN EL ANTIGUO EGIPTO
 
Museo de Antropología Médico-Forense Paleopatología y Criminalística 
 
Por Profesor José Manuel Reverte Coma 
 
Hoy día disponemos de dos fuentes documentales que nos permiten tener una idea de cómo se practicaban los embalsamamientos en el antiguo Egipto: la Biblia y la Historia de Herodoto.
 
En el Génesis (Gen, 50: 2-3) ya se menciona esta práctica egipcia. Cuando muere Jacob, "su hijo José se echó sobre el rostro de su padre, lloró sobre él y le besó...y mandó José a sus siervos los médicos que embalsamaran a Israel y le cumplieran cuarenta días, porque así cumplían los días de los embalsamamientos y lo lloraron los egipcios 70 días. Y pasados los días de su luto, habló José a los de la Casa de Faraón así: "Mi padre me hizo jurar diciendo: "He aquí que voy a morir; en el sepulcro que cavé para mí en la tierra de Canaán, allí me sepultarás". Era la Cueva de Efrón el Heteo que estaba en el Campo de Macpelá, al Oriente de Mamre, en la tierra de Canaán, que Abrahan había comprado a Efrón el Heteo para que fuera la sepultura familiar. Y como allí estaban Abraham y Sarah sus padres, quiso Jacob acompañarles. También estaban allí Isaac, Rebeca y Lea.
 
El caso es que José pide permiso al Faraón y éste se lo concede y le da una escolta numerosa para que lleve a Jacob. Llegados a la era de Atad, que está al otro lado del Jordán, lo enterraron en la cueva. Los habitantes de aquellos lugares que vieron el luto de siete días y el gran duelo que hicieron José y sus acompañantes, quienes debían ir vestidos como egipcios, dijeron: "Llanto grande es éste de los egipcios". Y por eso llamaron al lugar Abel-Mizraím, que quiere decir Pradera o Llanto de Egipto. No se olvide que el nombre de Egipto en aquellos tiempos era Mizraím para los judíos.
 
En este pasaje bíblico están los datos que corresponden a la costumbre de los 70 días de "salazón" en natrón, parte fundamental de la preparación de una momia, así como los médicos siervos de José que debía ser especialistas en embalsamar. Jacob fué por tanto momificado al estilo egipcio.
 
José vivió según la Biblia 110 años y al morir "lo embalsamaron" y también dice que "fué puesto en un ataúd en Egipto". José se había hecho muy egipcio, adaptándose a la vida y costumbres de aquel país y no quiso que le llevaran a Canaán como él había hecho con su padre por voluntad de éste. José quedó en Egipto (Gen 50, 26).
 
Extrañamente los egipcios no nos han dejado ningún papiro en el que venga explicada con detalle la técnica que utilizaban para embalsamar. ¿A qué se debe esto? Puede que nadie escribiera tal documento para la posteridad, lo que resulta enigmático. O bien, tal documento existió y no ha llegado a nosotros por haber sido destruído. Es posible que existiese algún Tratado de Embalsamamientos en la famosa Biblioteca de Alejandría, pero ésta fué destruída como es sabido, siendo uno de los mayores desastres sufridos por la cultura en la antigüedad. En mi opinión el Tratado pudo existir y fué destruído. Aun queda la esperanza de que un día en una tumba hasta ahora desconocida, aparezca un rollo de papiro con detalles pormenorizados de cómo se practicó el embalsamamiento en las distintas épocas del antiguo Egipto.
 
 
Por ello es preciosa para nosotros la otra fuente documental: "La Historia" de Herodoto. Este autor griego que viajó por el mundo conocido de su tiempo incansablemente, tomando nota de las costumbres, formas de vida y cultura de los distintos pueblos, cuenta después de su estancia en Egipto, donde tuvo amplias conversaciones con sacerdotes de los templos y con embalsamadores, que cuando en alguna casa un hombre de alguna consideración acababa de morir, todas las mujeres de la casa se embadurnaban de barro la cabeza y la cara. Después, dejando al muerto en la casa, vagaban a través de la ciudad, golpeándose, sujetándose el vestido a la cintura, con los senos descubiertos y con ellas todas las mujeres de la familia. Por otro lado, los hombres se golpeaban también, con el vestido sujeto a la cintura. Cumplidos estos ritos, llevaban el cuerpo para hacerlo embalsamar (es tin tarígeusin). En griego tarígeusis es la operación que consiste en macerar el cuerpo en natrón, de lo que más adelante hablaremos.
 
Así como hoy usamos la palabra momia como ya indicamos, la palabra que usaban los egipcios para designar a un cadáver embalsamado era sähu y la técnica para convertirlo en momia, se decía ges que significa vendar o envolver con vendas.
 
Según las creencias egipcias, el ser humano estaba compuesto de un cuerpo vivo: khet y una parte espiritual divina llamada ka, un espíritu akh y una segunda alma o principio vital llamado ba. Cuando moría y quedaba embalsamado era zet.
 
Para llegar a obtener la felicidad eterna del ka era necesario conservar perfectamente el cadáver. De ahí surgió la técnica del embalsamamiento que es antiquísima entre los egipcios (se remonta a más de 6.000 años), aunque es un enigma cómo se originó, si fué un procedimiento inventado por ellos o bien fué traído de otras regiones de Oriente. Además han variado mucho en el tiempo las técnicas utilizadas.Se sabe que TETA, segundo Monarca de la I Dinastía (4.366 a.de J.C.) ya escribió un Tratado de Anatomía y era hábil farmacéutico.
 
 
De este época se encuentran esqueletos, pero no momias. Sin embargo los esqueletos muestran huellas de betún. Posteriormente debió de perfeccionarse el método hasta llegar a ser el que Herodoto nos relata y que veremos a continuación. También es posible que la técnica de embalsamar fuera conocida mucho antes en el Oriente y viniese de allí a Egipto.
 
Lo que es indudable es que los egipcios como otros pueblos que vivieron en la proximidad del desierto tuvieron que encontrarse con cadáveres metidos en la arena y conservados por desecación o bien caídos en el Lago Uad-en-Natrum y conservados "en salmuera" debido al elevado grado de concentración de sales de estas aguas. Estas observaciones pudieron ser el inicio de la técnica que se fué perfeccionando con el tiempo.
 
Dice Herodoto en su "Historia": "Hay gentes establecidas para realizar este trabajo de embalsamar y a quienes pertenece esta industria. Estas gentes, cuando se les lleva un cadáver a la casa de momificación, (Per-Nefer o Casa de Purificación, wabet) muestran a sus familiares los modelos de momias en madera pintada al natural. Explican que el embalsamamiento más cuidadoso repite lo que hizo Anubis que embalsamó a Osiris". Y sigue diciendo Herodoto: "tengo escrúpulo en pronunciar su nombre en semejante circunstancia; muestran a continuación el segundo modelo, inferior al primero y menos costoso; después el tercero, que aún es de precio más bajo. Una vez dadas estas explicaciones preguntan al cliente qué modelo elige para prepararles el cuerpo. Cuando los clientes se ponen de acuerdo con ellos en el precio, se retiran. Los embalsamadores quedan en sus talleres y proceden como sigue para el más cuidadoso embalsamamiento. Primero, con ayuda de un hierro encorvado, extraen el cerebro por las narices, en parte por la operación con este hierro, en parte gracias a las drogas que vierten dentro de la cabeza. Enseguida con una piedra de Etiopía muy afilada (probablemente un cuchillo de obsidiana) hacen una incisión a lo largo del flanco y sacan todos los intestinos que limpian y purifican con vino de palma y purifican una segunda vez con substancias aromáticas diversas molidas".
 
Las vísceras se ponían aparte en cuatro vasijas de piedra o alabastro, cuyas tapaderas representaban las cabezas de los cuatro hijos de Horus. Eran los vasos canopes, así llamados en honor del dios Canope. Eran cuatro los hijos de Horus: Amset, Hapi, Tiumantef y Kehbenhef, cuatro genios funerarios cuyas cabezas se representaban esculpidas en las tapaderas: la primera un cabeza humana, la segunda de cinocéfalo, luego un chacal y un gavilán. En el primer vaso se guardaba el estómago y los intestinos gruesos, en el segundo los intestinos delgados, en el tercero el corazón y pulmones y en el cuarto la vesícula biliar y el hígado. Estos jarros podían ser de alabastro, barro cocido, madera pintada o piedra caliza y estaban bajo la protección Isis, Meftys, Neit y Selk.
 
 
       
 
Canope fué un dios egipcio, Almirante de la flota mitológica que llevó a Isis y Osiris a la India. Estos dioses, satisfechos de los servicios de Canope, lo deificaron y así figura en el Panteón egipcio.
 
Sigue diciendo Herodoto: "Después, llenan el vientre de mirra pura molida, de canela y de otras substancias aromáticas, con excepción del incienso y luego lo cosen (suturan). Hecho esto, salan el cuerpo recubriéndolo con natrón durante 70 días; no deben dejarlo en la sal más tiempo. Cuando han transcurrido los 70 días, lavan al muerto, envuelven todo su cuerpo con vendas cortadas, hechas de un tejido de lyssos (lino muy fino), con una capa de goma (en griego komi, en egipcio gomi) que los egipcios emplean ordinariamente en lugar de cola. Se entrega entonces a los parientes. Se les hace un estuche de forma humana. En él encierran al muerto y así le guardan en el interior de una cámara funeraria donde le colocan de pie contra el muro. He aquí cómo los embalsamadores tratan a los cadáveres para los cuales se hace mayor gasto".
 
"Con los que quieren el tratamiento medio y desean evitar grandes gastos, he aquí cómo actúan. Llenan jeringas de líquido graso que obtienen del enebro cade (Juniperus oxycedrus), y llenan con él el vientre del muerto sin abrirle ni retirar las entrañas, inyectándole por el ano e impidiendo que el líquido salga por donde entró y así le ponen en sal durante el número de días prescrito. El último día de ellos hacen salir del vientre el aceite de enebro que habían introducido. Tal es su fuerza que arrastra consigo los intestinos y las vísceras disueltas ; en cuanto a las carnes son disueltas por el natrón y no queda del muerto más que la piel y los huesos. Una vez hecho, los embalsamadores entregan el cuerpo sin preocuparse de más"
 
"Y he aquí el tercer género de embalsamamiento aplicado a los más pobres; se purifican los intestinos con syrmaia (un desinfectante vegetal no identificado; otro enigma), se coloca en sal durante los 70 días y el cuerpo se entrega para que lo lleven los familiares. Las mujeres de los personajes no son entregadas enseguida después de morir al embalsamador, ni tampoco las mujeres muy bellas, ni las que estaban muy bien consideradas, sólo después de dos o tres días después de muertas es cuando se las envía a los embalsamadores. Si hacen esto es para impedir que los embalsamadores no cohabiten con estas mujeres, pues se dice que uno de ellos fué sorprendido cuando tenía unión carnal con el cadáver de una mujer muerta recientemente, debido a la denuncia de un colega suyo".
 
Los principios religiosos de los egipcios les exigían el cuidado de los muertos, ya que el espíritu dejaba el cuerpo sólo por un tiempo, reencarnándose en un ave. Pero, algún día, terminado su peregrinar, volvería al cuerpo que le albergó y si no lo encontraba se extinguiría el ka.
 
Los embalsamadores eran imprescindibles, pero no se sentía mucha simpatía por ellos, perteneciendo a las clases más inferiores. Tampoco era agradable vivir constantemente en la "Casa de la Muerte", a pesar de que ellos debían estar ya acostumbrados.
 
 
Para el embalsamamiento de Faraones y grandes personajes había especialistas más exclusivos. La práctica de la conservación de sus cuerpos era más complicada, ya que los sacerdotes del templo oraban por ellos y además una legión de esclavos o técnicos especializados en platería, orfebrería, pintores, carpinteros, escultores y arquitectos, intervenían en la preparación de los imponentes Mausoleos (Pirámides, Mastabas, tumbas excavadas en la roca o en las montañas) habiéndose podido hallar en el curso de excavaciones realizadas en diversos lugares de Egipto verdaderas ciudades dedicadas sólo a vivienda de estos artesanos en las proximidades de los grandes mausoleos. Estos personajes iban cargados de joyas y objetos de toda clase que se enterraban con ellos como ajuar funerario.
 
 
Tampoco durante los 4.000 años de dinastías, se practicó de la misma forma la conservación de los cadáveres, así mientras en unas épocas se afeitó el cuerpo completamente, en otras se dejó el cabello. En los primeros tiempos se desmembraba el cuerpo primero y se momificaban por separado las distintas partes para reunirlas después formando de nuevo el cuerpo entero.
 
En el cuerpo de la momia se colocaba un escarabajo sagrado en el lugar del corazón. Se acicalaba el cuerpo (toilette), después del embalsamamiento, pintándole como si fuese vivo. La piel se frotaba con ungüentos y unciones de substancias aromáticas añadiendo resinas para mantenerla lo más perfecta posible.
 
Paraquistas se llamaban a los que abrían la cavidad abdominal y teraqueutas a los saladores. El Natrón es el Carbonato sódico decahidratado (CO3 Na2.10 H2O) que se encontraba disuelto a saturación en las aguas de algunos lagos como los del Valle del Natrón, de ahí el nombre que se hizo célebre. Estaba próximo al Río Nilo. Este natrón se traía de algunos lugares cercanos como el Lago Birket-Karum (El Fayum) o de los oasis vecinos a los lagos de Natrón donde se encontraba en forma de sal. En ocasiones los egipcios introdujeron los propios cadáveres que querían embalsamar, en alguno de estos diez Lagos de Natron (Ued-en-Natrum), para que se quedaran como en salmuera los 70 días prescritos por la técnica.
 
También fué práctica corriente en Egipto embalsamar animales utilizando las mismas técnicas que en los humanos.
 
Ya en el siglo XII, refiere el viajero árabe Abd-al-Lathif que en Egipto se vendían las momias para uso medicinal. Más tarde (s. XVI y XVII), se generalizó en las Farmacopeas el "polvo de momia", siendo muy estimado para preparar ungüentos que se utilizaban en la curación de heridas, contusiones, hernias y úlceras. Había un comercio activo de venta de momias para todos los países de Europa, propiciado por los mismos egipcios y hasta se fabricaban momias, con objeto de abastecer el mercado.
 
En Egipto hubo expertos constructores de sarcófagos de madera, de alabastro, de arenisca o granito. A veces con tallas perfectas en su superficie y pinturas representando las facciones del difunto y el resto del cuerpo. Otras veces esculpían en materiales pétreos como los maravillosos sarcófagos que pude ver en los Museos de Leyden, Turín y El Cairo. Los personajes y Faraones eran introducidos en sucesivos sarcófagos, uno encerrado dentro del otro, con pectorales de oro, símbolo de mando y otros diversos objetos. Durante las Dinastías XXI y XXII se colocaban ojos artificiales a la momia y trataban por todos los medios de que se pareciese al ser que fué en vida.
 
Durante la época helenística de Egipto, las mascarillas fúnebres, fueron substituídas por el retrato del difunto, unas veces plástico (Hermópolis) y a veces pintado (El Fayum). 
 
 
 

Coordinador General y Moderador de las Listas de Correo de:  TERRAE ANTIQVAE
* Portal de Arqueología, historia y patrimonio de los pueblos del Mediterráneo.
Suscríbete gratuitamente en el  FORO  ,en  NOTICIAS
 
Legal: Queda prohibida la reproducción total o parcial de este mensaje sin la autorización expresa del autor.