Inicio > Mis eListas > terraeantiqvae > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 186 al 215 
AsuntoAutor
¿Cómo surgió la cr José Lui
RE: respuesta Ana Mari
Re: Amor a la guer Juan Bla
Anuncio de la tert Correo
Atenas pide los fr José Lui
RE: Amor a la guer David Sá
Re: Atenas_pide_lo Alberto
Bibliografia y "Am Santiago
Re: Atenas_pide_lo Antonio
Re: Amor a la guer Javler
RE: Amor a la guer Francisc
Re: Amor a la guer Alberto
Re:_Atenas_pide_lo Alberto
Re: ¿Cómo surgió l David Sa
Re: Amor a la guer Javler
Re: ¿Cómo surgió l Javler
Monográfico sobre Antonio
Re: Re:_Atenas_pid Antonio
Re:_Atenas_pide_lo javier n
Re:_¿Cómo_surgió_l Alberto
Re: Re:_¿Cómo_sur Paco
Re: Re:_Atenas_pid David Sa
Una exposición rei José Lui
Réplica de los rel José Lui
'Jesus' Artifact t José Lui
Arios (Alberto) Javler
Amor a la guerra David Sá
RE: Una exposición David Sá
Re:_Re:_Atenas_pid Alberto
el plomo de hispan David Sa
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Terrae Antiqvae
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 2166     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto: Una exposición reivindica al toro como nexo de las cultu ras mediterráneas
Fecha:Viernes, 15 de Noviembre, 2002  11:18:11 (+0100)
Autor:José Luis Santos - Coordinador general <joseluis @..............com>

 
 

  
   
Fuente: ABC, Cultura, 15-11-02
 
 
Una exposición reivindica al toro como nexo de las culturas mediterráneas
 
 
 
Una pieza de la muestra. ELENA CARRERAS 
 
 
«Toros: imagen y culto en el Mediterráneo Antiguo» es el título de la exhibición que hoy inaugura el Museo de Historia de la Ciudad, en Barcelona
 
BARCELONA. El toro es un animal arquetípico del Mediterráneo desde los albores de la historia. Su bravura, su temperamento, su hábitat natural, su potencia sexual, sus ojos inyectados de sangre... Sus cualidades se asociaron en épocas remotas con los elementos esenciales para la vida como la fertilidad, pero también con la faz más violenta de la naturaleza: las catástrofes y tempestades.
 
Esta simbología, por lo general común en todas las culturas que se asomaron al Mare Nostrum, inspira y estructura los ejes temáticos de la exposición que abre hoy el Museo de Historia de la Ciudad de Barcelona en el Salón del Tinell. «Toro: imagen y culto en el Mediterráneo Antiguo» reúne más de doscientas piezas votivas y de culto, procedentes de colecciones públicas de todo el mundo, que atestiguan la importancia del astado en la vida de los hombres que habitaron Mesopotamia, Persia, Anatolia, Palestina, Egipto, Creta, Chipre, Grecia, Italia y España.
 
La exposición forma parte del ciclo «Mediterraneum». Organizado por el mismo museo, pone de relieve el imaginario colectivo de las antiguas sociedades meridionales. La presente propuesta cuenta con la colaboración del ministerio griego de Cultura: en marzo de 2003 la exposición viajará a Atenas, como parte integrante de la Olimpiada Cultural, previa a la XXVIII edición de los Juegos Olímpicos, que se celebrarán en la capital helénica en 2004.
 
Romper los tópicos
 
Esculturas, relieves, terracotas, monedas, cerámicas, papiros, pinturas... Piezas utilizadas en un marco religioso para proteger las tareas agrícolas, fundar ciudades, honrar a los muertos y acompañarlos en su tránsito al más allá. El montaje expositivo evoca el laberinto del Minotauro de Knossos; enlaza una simbología creada en la prehistoria con las religiones monoteístas más tardías de la Antigüedad, como la zoroástrica. Según Azara, comisario de la muestra, el primer cristianismo tuvo en cuenta al toro como símbolo del evangelista Lucas. Entre las piezas más destacadas figuran los «ritones», vasos iraníes con forma de toro. También se expone el relieve de Mitra sacrificando un toro, procedente del Líbano y conservado en el Museo del Louvre, así como un gran toro de granito del Torreón de los Guzmanes de Ávila.
 

 
 
Fuente: El País, Cultura, 15-11-02
 
211 piezas reflejan el culto al toro como símbolo de fertilidad viril 
 
 
C. S. | Barcelona
 
Hay coincidencia, incluso ahora, en considerar al toro como uno de los símbolos de la fertilidad masculina. No es la única simbología de este animal, el más grande y poderoso de muchos países ribereños mediterráneos en el mundo antiguo, ya que también ha aparecido en diversas culturas como dios de las montañas y de las tormentas, dios de la lluvia y de los ríos, dios de la guerra y también de la vida. 'El toro era el único animal comúnmente venerado en todas las culturas europeas, incluidas las mediterráneas, del Próximo y del Medio Oriente, y de Asia del sur', explica Pedro Azara, comisario de la exposición Toros. Imagen y culto en el Mediterráneo antiguo, que hasta el 6 de marzo de 2003 puede visitarse en el Salón del Tinell del Museo de Historia de la Ciudad de Barcelona. La exposición, coorganizada con la Olimpiada Cultural de Atenas, ciudad en la que se exhibirá entre marzo y junio del próximo año, cuenta con 211 piezas procedentes de 33 museos y colecciones que abarcan desde el paleolítico superior hasta finales de la época romana.
 
El montaje de la exposición está planteado como un laberinto de luz en el que se ha buscado que el espectador se sienta como un Teseo en busca de un minotauro multiplicado y repetido a traves de los siglos y las culturas. Al no estar ordenado por épocas o zonas, las piezas, gran parte de ellas de una gran belleza, se presentan a partir de su función simbólica obedeciendo a las diferentes representaciones que el toro ha tenido en las distintas culturas. Así, por ejemplo, en uno de los siete ámbitos en los que se divide la muestra se hace referencia a la relación del toro con el cosmos y los dioses. Aquí pueden verse desde estatuillas egipcias que representan al dios Apis a estelas asirias con el dios Adad, pasando por ánforas griegas en las que se representa a Zeus que, transformado en toro, rapta a Europa.
 
La exposición se integra en el ciclo Mediterráneum del Museo de Historia de la Ciudad, donde ya se han presentado muestras dedicadas a las diosas madre y a los alimentos sagrados (pan, vino y aceite). La actual muestra cierra la tríada al centrarse en la deidad masculina, que en muchas culturas estaba representada por el toro.
 

 
 
Fuente: La Vanguardia, Cultura, 15-11-02
 
El Tinell desvela la simbología del toro en el Mediterráneo antiguo
 
Toros. Imatge i culte a la Mediterrània antiga" muestra más de 200 piezas, procedentes de una treintena de museos de todo el mundo, que van desde el paleolítico hasta el mundo romano. 
 
LA VANGUARDIA - 03.47 horas - 15/11/2002 / PEDRO MADUEÑO
 
 
Aspecto de la exposición inaugurada ayer en el Saló del Tinell  
 
 
"TOROS. IMATGE I CULTE A LA MEDITERRÀNIA ANTIGA"
Barcelona. Saló del Tinell, del Museu d'Història de la Ciutat. Pl. del Rei, s/n. 93-315-09-57
Hasta el 6 de marzo del 2003
 
 
TERESA SESÉ
 
BARCELONA. - Desde Chipre hasta la península Ibérica, pasando por Creta, Grecia, Anatolia, Egipto o Roma, el toro ha sido objeto de culto en las culturas mediterráneas antiguas, para las que era un símbolo de vida. Porque pese a su carácter violento, la imprevisibilidad de su comportamiento o sus temibles embestidas, "lejos de ser considerado un animal destructor o terrorífico, era un animal venerado y venerable de cuya presencia dependía la supervivencia de los seres humanos", señala Pedro Azara, comisario de la exposición "Toros. Imatge i culte a la Mediterrània antiga" que ayer se inauguró en el Saló del Tinell. La muestra ha sido organizada conjuntamente por el Museu d'Història de la Ciutat y el Ministerio de Cultura de Grecia, y tras Barcelona se presentará en el 2003 en el Benaki Museum de Atenas. en el marco de la Olimpiada Cultural.
 
La muestra, que pone al toro protagonista de una historia común, ha sido dirigida por Antoni Nicolau y Yannis Tzedakis, y presenta más de doscientas piezas de diferentes tamaños (estatuas, relieves, terracotas, monedas, cerámicas, ex votos, amuletos, papiros...) procedentes de una treintena de museos, entre los que figuran el Louvre de París, el Británico de Londres, los Museos Vaticanos, el Arqueológico de Madrid o el Museo Nacional de Atenas. Abarca desde el paleolítico hasta los inicios del cristianismo. Y su objetivo, desvelar las imágenes y los sentimientos que la presencia del toro suscitaba en el hombre antiguo.
 
Para ello, el comisario, Pedro Azara, ha diseñado un recorrido laberíntico, en rojo y negro, a través del cual el espectador va descubriendo cómo el toro, en las diferentes culturas y a través de todas las épocas, juega un papel destacado en la vida del hombre. Desde las ceremonias de iniciación a las que debían someterse los jóvenes guerreros en su trásnito a la vida adulta, al cultivo de la tierra o su sacrificio como salvoconducto hacia la inmortalidad. Otro de los aspectos que pone de relieve la exposición es su percepción como elemento clave en el cosmos (en Anatolia se pensaba que el mundo descansaba sobre las astas de un toro que cada cien años sacudía la testa provocando terremotos) y, sobre todo, cómo desde los dioses supremos (Hadad, Baal, Zeus, El, Yavhé, Zeus o Júpiter) que moraban en las cumbres y tenían la facultad de provocar con sus espadas terribles tormentas, hasta Ala o Cristo -este último hasta la edad media. cuando empieza a ser simbolizado por un carnero, según Azara- eran representados por su poderosa y fiera figura.
 
 

© 2001-02 José Luis Santos Fernández - joseluis@terraeantiqvae.com
Coordinador General y Moderador de las Listas de Correo.