Inicio > Mis eListas > terraeantiqvae > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 186 al 215 
AsuntoAutor
¿Cómo surgió la cr José Lui
RE: respuesta Ana Mari
Re: Amor a la guer Juan Bla
Anuncio de la tert Correo
Atenas pide los fr José Lui
RE: Amor a la guer David Sá
Re: Atenas_pide_lo Alberto
Bibliografia y "Am Santiago
Re: Atenas_pide_lo Antonio
Re: Amor a la guer Javler
RE: Amor a la guer Francisc
Re: Amor a la guer Alberto
Re:_Atenas_pide_lo Alberto
Re: ¿Cómo surgió l David Sa
Re: Amor a la guer Javler
Re: ¿Cómo surgió l Javler
Monográfico sobre Antonio
Re: Re:_Atenas_pid Antonio
Re:_Atenas_pide_lo javier n
Re:_¿Cómo_surgió_l Alberto
Re: Re:_¿Cómo_sur Paco
Re: Re:_Atenas_pid David Sa
Una exposición rei José Lui
Réplica de los rel José Lui
'Jesus' Artifact t José Lui
Arios (Alberto) Javler
Amor a la guerra David Sá
RE: Una exposición David Sá
Re:_Re:_Atenas_pid Alberto
el plomo de hispan David Sa
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Terrae Antiqvae
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 2167     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto: Réplica de los relieves de la tumba de Seti I
Fecha:Viernes, 15 de Noviembre, 2002  11:01:33 (+0100)
Autor:José Luis Santos - Coordinador general <joseluis @..............com>

 
 

  
  
Fuente: ABC, Cultura-Arte, 15-11-02  
 
La tumba de Seti I acampa en el Museo Arqueológico
 
 
 
Réplica de los relieves de la tumba de Seti I, la más espectacular de Luxor.
 
REUTERS - ANTONIO ASTORGA
 
En una de las salas nobles del Arqueológico se exhibe una copia milimétrica de 12 metros cuadrados de la tumba del hijo de Ramsés I. La clonación brilla en el arte
 
MADRID. En el barrio de Argüelles se ha fraguado uno de los mayores hallazgos en la reproducción de obras de arte: la réplica exacta de un relieve o una figura de bulto sin tocar, palpar o acariciar el original.
 
El director del Arqueológico, Miguel Ángel Elvira, presentaba ayer en su propio museo este «descubrimiento científico» inédito: la reproducción a escala real y con una fiabilidad del cien por cien de doce metros cuadrados de la tumba de Seti I, hijo de Ramsés I. El equipo de Factum Arte, respaldado por el Consejo Supremo de Antigüedades egipcio, ha logrado por ordenador la pintura exacta.
 
Ya había «extraido» en relieve el techo de la neocueva de Altamira, pero no logró el pigmento. Con esta réplica se da el primer paso para la creación de un gran macromuseo, en el corazón de Giza, con las réplicas de las tumbas del Valle de los Reyes como fueron concebidas en un principio. La tumba de Seti I es un inmenso túnel excavado en roca caliza con 130 metros de longitud, 3.000 años de antigüedad y 2.000 metros cuadrados de superficie decorada con bajorrelieves y pinturas.
 
En estos tres siglos la tumba ha sufrido daños previsibles, estructurales y por degenaración del material. Y daños del tráfago humano: las antorchas que dejaban rastros de hollín, el fuego que se hacía dentro de la tumba y las piezas que se extirparon rumbo a Europa. Golpes bajos y altos, graffitis, personas que buscaban habitáculos, los robos.., han tejido un fantástico catálogo de daños indirectos y directos. La situación de la tumba de Seti I, hoy (cerrada desde 1991), es harto alarmante. «Dentro de una generación -señala Manuel Franquelo, director del equipo- la tumba quedaría prácticamente destruida».
 
Se investigó y fabricó maquinaria específica, un software especializado, se localizaron e investigaron los documentos existentes sobre la tumba (piezas de museos, técnicas antiguas) y se aplicó un sistema para la captura del color y las características de la superficie de la tumba. ¿Qué soluciones se atisbaban? a) ¿Restaurar y maquillar la tumba para? Acabaría convertida en una falsificación de sí misma? b) ¿Cerrarla? No habría visitantes y Egipto se quejaría porque vive de ellos. c) ¿Construir una réplica exacta?
 
 
El esfuerzo fue «titánico». La réplica tenía como fin «conservar» la tumba y la objetividad. Hay una conexión entre el color y el relieve. El color se ha conseguido por medios mecánicos laborando con un escáner tridimensional (como el de la industria del automóvil).
 
La resolución ha sido de cien micras. Se trabajó en paneles de 50 por 50 centímetros. Las piezas se escaneaba en relieve y el color se capturaba con cámara digital. Se fresaban en moldes de silicona y vaciaban en aparejos. El acabado era a mano. Todo, como subraya Fernando García Guereta, por amor al arte.
 

  
 
Fuente: Europa Press, 14-11-02
 
El Museo Arqueológico expone el primer fragmento de una reproducción del Valle de los Reyes
 
14/11/2002 17:46 - MADRID, 14 (EUROPA PRESS) 
 
El Museo Arqueológico Nacional acoge hasta el próximo 15 de diciembre una reproducción a escala real de la Tumba del faraón Seti I del Valle de los Reyes (Egipto). 
 
 
Esta muestra facsímil de doce metros cuadrados, que reproduce la cámara mortuoria del hijo de Ramsés I, es la primera parte de un proyecto que tiene como meta crear un gran parque temático cerca de El Cairo, el 'Desert Valley Project Museum' que acogerá no sólo las tumbas de los faraones más importantes, sino también todos los aspectos de su vida. 
 
La empresa encargada de este "Valle de los reyes artificial", Factum Arte, es la misma que abordó la cueva de Altamira en Santander, mediante el uso del escaneado tridimensional y de un proceso informatizado en el que apenas interviene la mano humana. La tumba de Seti I (1306- 1290 a.C) es la más exhaustiva decorada y la que cuenta con los bajorrelieves más espectaculares de todo el Valle de los Reyes. 
 
Esta cámara mortuoria, descubierta en 1817 por Belzoni, fue cerrada al público en 1991 debido a su deterioro, producido por el tiempo y por la gran afluencia de visitantes. Según explicó el director del Museo Arqueológico Nacional, Miguel Angel Elvira, es la primera vez en la historia de la conservación que se realiza un proyecto de estas características que reproduce un relieve pintado "casi sin tocarlo".
 
 
REVOLUCIÓN EN LA CORSERVACIÓN DE MONUMENTOS
 
 
El proceso de reproducción que sigue unos pasos de escaneado, fresado, moldeado, vaciado, impresión con pigmentos, y acabado a mano, significa toda una revolución en el campo de la conservación de monumentos y bienes culturales, según explicó, Manuel Franquelo, director técnico de Factum-Arte. "Esta reproducción no es una copia exacta --aclaró- pero tiene la máxima credibilidad porque no interviene la interpretación humana". 
 
En este sentido, la tumba del faraón Seti I es el primer paso para conseguir la conexión entre color y relieve que permitirá la reproducción total de la tumba de unos 2000 metros cuadrados de superficie de paredes, seis cámaras principales y cuatro antecámaras, que, una vez se ponen de acuerdo las partes implicadas, estaría terminada en cuatro o cinco años. 
 
Por otra parte, el proyecto que se instalaría en los alrededores de El Cairo y que reproducirá así los principales monumentos egipcios, cuenta con el apoyo del Consejo Superior de Antigüedades de Egipto y el patrocinio del doctor Ahmed Bahgat, quien ha financiado el proyecto. 
 
 

 
 
Fuente: EFE, Cultura, 15-11-02
 
EGIPTO-MUSEO
 
Doscientos años de arqueología en un siglo del Museo de El Cairo
 
El Cairo, 15 nov - El 15 de noviembre de 1902, hace ahora cien años, abrió sus puertas el Museo Egipcio de El Cairo por impulso del francés Auguste Mariette, para acoger los enormes descubrimientos arqueológicos realizados en Egipto durante más de un siglo. 
 
Otro siglo después, en el año 2002, el edificio neoclásico de la cairota plaza de Tahrir, diseñado por el arquitecto también francés Marcel Dourgnon, aloja unas 120.000 piezas, desde la época anterior a los faraones hasta la grecorromana.
 
La explosión del interés por la cultura egipcia se remonta a principios del siglo XIX, a la Expedición de Egipto de Napoleón Bonaparte, quien llegó acompañado por un equipo de científicos y eruditos que elaboró, entre 1809 y 1828, la "Description d'Egypte".
 
Dentro de ese periodo, en 1822, Jean Francoise Champolion consigue descifrar el enigma de los jeroglíficos tras descubrir la piedra Roseta, que contenía un texto de la vieja escritura faraónica traducido al griego y al demótico, lo que permitió a la comunidad científica volcarse en el estudio del Antiguo Egipto.
 
En 1835 un grupo de franceses funda el Servicio de Antigüedades Egipcias para proteger el enorme patrimonio arqueológico y evitar que continúe el expolio y donación de colecciones por parte de los gobernantes locales a visitantes distinguidos.
 
Pero este Servicio tendrá un duro camino hasta imponerse y evitar sucesos como el de 1855, cuando Abbas Pasha regaló la colección que se encontraba en un edificio anejo a la Ciudadela de Saladino, en El Cairo, al archiduque Maximiliano de Austria, quien la traslado a Viena, donde se encuentra.
 
El francés Auguste Mariette, que siempre quiso levantar un edificio que albergara el arte egipcio en su propia tierra, consiguió reunir una primera colección embrionaria, que instaló en 1863 en el Museo del Bulaq cairota.
 
Este primer museo permaneció abierto hasta 1891, año en el que la colección se traslada al palacio de Ismail Pasha, en Giza, su penúltima morada antes de llegar en 1902 al actual edifico de la plaza de Tahrir, junto al Nilo.
 
El gran interés suscitado por la Egiptología en todo Occidente llevó a que misiones, sobre todo de Europa y América, desarrollaran rápidamente el conocimiento sobre la historia antigua del país y convirtieran con sus descubrimientos la colección del Museo de El Cairo en la más rica y completa del mundo.
 
Ahora, el primer impacto que recibe el visitante de tan enorme número de objetos se produce en una planta baja llena de monumentos funerarios y estatuas, organizados de forma cronológica, en un espacio que parece insuficiente para tantas piezas y que da la sensación de un inmenso almacén.
 
Las barcas funerarias, los pináculos de las pirámides o piramidones, las dos colosales estatuas de Amenofis III y su esposa y las peculiares tallas de Akhenaton, el faraón hereje creador de la primera religión monoteista, son las impresiones iniciales.
 
En las naves bajas laterales hay grandes colecciones de los imperios Antiguo, Medio y Nuevo del periodo faraónico, en los que el arte funerario, la gran y permanente obsesión de los egipcios, es omnipresente.
 
La planta alta dedica dos de sus alas al tesoro de la esplendorosa tumba de Tutankhamon, descubierta por el británico Howard Carter en 1923 y la única que apareció intacta, sin sufrir la depredación de los saqueadores.
 
El resto de esta planta recoge una colección de momias recientemente restauradas, joyas, piezas de artes menores e innumerables objetos funerarios de la época grecorromana y de principios del arte copto.
 
El actual proyecto de crear en Giza, cerca de las Grandes Pirámides, un nuevo museo más didáctico y destinado al turismo de masas, hace temer a muchos que el actual se vea relegado o cerrado y se pierdan su carácter peculiar, su encanto y su embrujo.
 
Para quienes lo sienten, el embrujo de este museo-almacén hace latir de un modo diferente al ya centenario edificio neoclásico de la plaza de Tahrir y permite respirar el aliento de personajes como Mariette, Maspero, Lefebvre, Engelback, Mahmud Hamza o Abas Bayumi, que lo dirigieron. 
 
 

© 2001-02 José Luis Santos Fernández - joseluis@terraeantiqvae.com
Coordinador General y Moderador de las Listas de Correo.