Inicio > Mis eListas > terraeantiqvae > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 2101 al 2130 
AsuntoAutor
Re: Tartesos FPR-V
Todos tenemos algo José Lui
Re: Democracia occ FPR-V
Pueblos prerromano Ana Mari
Re: Pongamos que A Ana Mari
Los "escasos" pueb Ana Mari
alejandro Javier d
La realidad de Arg alicia.c
Re: Todos tenemos alicia.c
¿La película "La P José Lui
epigrafía y numism amata
Re: La realidad de Ana Mari
Re: ¿La película " Davius S
No hay tal "nuevo alicia.c
El Bronce de Alcán José Lui
Memoria de España Davius S
Re: Memoria de Esp Alounis
RE: Los "escasos" Juan Ant
Re: ¿La película Alounis
Sobre el emplazami José Lui
Re: Re: Fundamenta FPR-V
Tamtoc, la mítica José Lui
Re: Re: ?La pel?cu Alounis
La Gore Passion José Lui
Re: Tamtoc, la mít Davius S
Re: Entrevista con Davius S
Imperios de Sumer Julio Ló
RTVE responde sobr José Lui
R: nuevo emperador jeromor
Re: Dressel carolina
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Terrae Antiqvae
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 4585     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[TA] Tamtoc, la mítica Aztlán
Fecha:Viernes, 27 de Febrero, 2004  13:43:34 (+0100)
Autor:José Luis Santos <joseluis @..............com>


 

 

 

Tamtoc, la mítica Aztlán

 

 

 

Un grupo de arqueólogos que analiza 70 mil vestigios recién hallados en Tamtoc, San Luis Potosí, cree haber hallado la ciudad mítica donde los aztecas iniciaron su legendaria peregrinación

 

 

Fuente: El Independiente / Georgina Hidalgo Vivas 

http://www.elindependiente.com.mx/articulos.php?id_sec=9&id_art=10726&id_ejemplar

 

 

En el panorama violento de Mesoamérica, rodeada por tribus chichimecas, se fundó una ciudad de agricultores con fama de hechiceros, guerreros, escultores y textileros, que profesaban culto a la Luna y a Ehécatl. Corría el año 400 cuando en un meandro del Río Tampaón, al noreste de San Luis Potosí, una sociedad bien organizada transformó el terreno pantanoso, rodeado de lagunas, en una ciudad monumental, con edificios de tierra rematados en plataformas circulares que se alzaban por encima de los 36 metros de altura.

 

 

Hoy la llaman Tamtoc, lugar de las nubes de agua. Después de 900 años de ocupación y otros 700 de abandono, más de 70 mil vestigios acaban de resurgir para llamar la atención sobre un “hueco historiográfico” que podría acercarnos al primer ensayo de la monumental obra hidráulica que dio origen a Tenochtitlán.

 

Conocida desde 1880, pero excavada parcialmente en 1960, Tamtoc fue comparada con la monumentalidad de Teotihuacán. Hoy, el que será “el primer sitio arqueológico de la cultura huasteca”, abrirá al público en diciembre con un atractivo proyecto integral de ecoarqueología, que incluye la posibilidad de llegar hasta él en trajineras, a través del río, para no dejar lugar a las comparaciones sino al asombro.

 

BAJO LAS NUBES

 

A una hora de Ciudad Valles, Tamtoc se extiende a lo largo de 133 hectáreas (26 kilómetros) “y todavía falta que compremos 16 más”. Luego de tres años de excavaciones, iniciadas en 2001 por el arqueólogo Guillermo Ahuja, se ha descubierto el 25 por ciento de la ciudad: apenas 64 de las 225 estructuras, algunas de las cuales se cuentan entre las 10 más grandes del país.

 

Las pocas menciones historiográficas describen a los huastecos desnudos, tatuados en el cuerpo, con dientes limados, a veces cubiertos de chapopote “para verse más fieros en la batalla” y con la cabeza deformada en forma de cono. Sahagún relata una ceremonia del pulque en la que participó un sacerdote huasteco, quien al beber cinco tazones del sagrado líquido perdió la cordura y enseñó “sus vergüenzas”. Ángel María Garibay presentó un poema erótico que habla de una hija de Xólotl, la cual “enfermó” por ver a un huasteco desnudo en el mercado, y hasta que su padre no la casó con éste no se repuso.

 

  

 

“Los huastescos llegaron a ocupar Tamtoc por miles. Tenemos calculados casi 4 mil habitantes: en el posclásico tardío (entre el 800 y 1300 d.C) ya era una de las regiones más pobladas, con señoríos independientes”, dice Ahuja.

 

Vestigios encontrados en la zona, entre los que destacan una escultura de piedra partida por la mitad que muestra las extremidades inferiores y el pene perforado de un personaje (alusión al mito de gestación del Hombre del Quinto Sol), además de códices y vasijas con iconografía que nunca se había registrado, llevan a afirmar al arqueólogo: “En Tamtoc habitó una sociedad sedentaria bien organizada, que entra en el patrón de agricultores avanzados con una organización pre-estatal o tal vez plenamente estatal. Hay una diferenciación social por clases, incluso división social del trabajo, pues encontramos talleres de tallado y tejido. Hay también evidencias de comercio de obsidiana cuya ruta comercial pudo partir a través de la Sierra Gorda y la sierra Madre Oriental hasta Hidalgo, uno de los productores de la piedra negra”.

 

Entrevistado en el sitio arqueológico que ahora coordina y por el cual fue duramente criticado por el Consejo de Arqueología (“decían que quería construir un jardín o un nuevo Xcaret”), Ahuja resume su labor: “Creo que hemos encontrado bastante, pero no son grandes tumbas ostentosas”.

 

Tamtoc cuenta con una plaza central que posiblemente tuvo un uso cívico-administrativo y que fue construida en los últimos momentos de la ciudad, pues las estructuras están recubiertas con piedra. “En épocas anteriores los recubrimientos son sólo de estuco. La plaza puede fecharse entre el 900 y 1300 d. C.”.

 

La plaza está rodeada de estructuras como El cubilete, de 36 metros de alto, que fue la causante de que el arqueólogo Joaquín Mit no pudiera contener las ganas de compararla, en 1937, con la grandeza de Teotihuacán. “Quizá lo hizo pensando en el equivalente del Sol y la Luna, pero no encontramos elementos de esa relación hasta ahora”, dice Ahuja.

 

El Tantoque, de 21 metros de alto, es la estructura religiosa. “Lo creemos así por su orientación hacia el nacimiento del sol, que la hace servir de rector calendárico”. Al norte de la plaza está El Corcovado, una estructura circular que sería uno de los puntos comerciales políticos. “Construir a partir de un círculo marcó el primer eslabón de otras transformaciones arquitectónicas, que ya se aprecian en La Venta, donde las esquinas comienzan a hacerse en ángulo y se recubren con piedra”, detalla Ahuja, quien considera la arquitectura como uno de los muchos elementos que junto con el uso de calendarios, el urbanismo hidráulico y la presencia de ritos funerarios, permitirían aventurar “la posibilidad de que las grandes migraciones que llegaron al Altiplano Central a partir del 1100 d.C., pasaron por esta región”.

 

HALLAZGOS

 

Hasta el momento, 64 estructuras fueron liberadas, de un total de 225 edificios. Por algunas orientaciones, los arqueólogos han inferido “un fuerte culto a la Luna relacionado con las fases más cercanas o lejanas del satélite con respecto a la Tierra, aunque también está presente el uso del calendario solar”.

 

En lo que respecta a las estructuras de la ciudad, algunas todavía conservan huellas de los pisos, decorados con láminas de estuco; otras tienen restos de dos etapas constructivas y la mayoría muestra restos de quemazón.

 

Otras construcciones se prolongan en pasillos que rematan con una plataforma circular en la punta y son muy características del sitio. “Todavía no tenemos explicación para ellas, pensábamos originalmente que por su orientación hacia el Sol podían significar la proyección del astro, pero acabamos de encontrar una que no apunta al Sol sino hacia la Luna. No es justificación, pero enfrentamos el vacío de información sobre la cultura huasteca”.

 

 

En uno de estos pasillos se encontró un osario con siete individuos desmembrados, depositados en un hueco. “Las mandíbulas presentan dientes aserrados y tenemos siete kilos de carbón para que se hagan fechamientos”, dice Ahuja.

 

En total, junto con un entierro de 19 individuos entre los que sobresalen los restos de un hombre y de dos niños, se han encontrado 40 cuerpos. También, restos con puntas de proyectil, hachas y algunos huesos con marcas de canibalismo ritual, que han aparecido en entierros múltiples en la punta de una estructura de aproximadamente 19 metros de alto, donde el esqueleto está rodeado por vasijas con iconografía acanalada, y tiene sus dedos al interior de las ollas.

 

“Es muy probable que se trate de dos personas. Es común que los entierros sean múltiples, por el concepto de acompañarse al inframundo. El hecho de que los depositen en una estructura tan sobresaliente indica cierto rango social.

 

Por otro lado, el depósito viene cubierto con cinabrio, un polvo rojo que es el mercurio nativo. Haciendo una similitud con la Reina Roja de Palenque, que también se encontró cubierta de cinabrio, pues creemos que no es cualquier pelado”.

 

En otras partes del sitio se han recuperado fogones de entre el 300 y el 1300 d.C. aunque, a decir del arqueólogo en jefe, hay evidencias de ocupaciones anteriores que pueden remontarse al 600 o 700 a. C.. “No las hemos trabajado porque nuestra prioridad es estabilizar la parte central”, informa. 

 

Otros vestigios, como malacates de piedra para hilar, agujas de cobre, cucharones, platos, ollas, jarras, cuentas de calcita, de piedra verde tipo serpentina, y miles de fragmentos de cerámica esgrafiada, entintada o con pintura fugitiva (que desparece con el agua) revelan a los estudiosos “que los huastecos tenían como actividad comercial la producción de textiles, los más prestigiados en Mesoamérica, y la venta de esculturas de piedra, las mejores en cuanto al manejo de la tridimensionalidad, las proporciones, el volumen y el adorno”. Incluso hay evidencias de un taller de tallado, con desechos de esculturas enormes.

 

ECOLOGÍA ARQUEOLÓGICA

 

Entre los trabajos de ecoarqueología destaca la recuperación de dos lagunas, las cuales funcionaban para el autoconsumo durante la época de florecimiento de Tamtoc, y que estaban secas. “Provocamos desniveles para encauzar el agua hacia éstas y le dimos una ayudada bombeando agua del río. Ahora han comenzado a llegar patos, espátula rosada, halcones y el águila quebrantahuesos”.

 

En cuanto a vestigios de pintura mural, destacan fragmentos de personajes con atavíos coloridos y plumas. “Debieron tener criaderos de aves de bello plumaje. Las mismas crónicas de Sahagún describen los enormes tocados de los huastecos: iban muy galanos a las guerras, con pulseras enormes y orejeras”.

 

El monumento 22

 

Pero el más impresionante de los vestigios encontrados es la escultura del posible gobernante de Tamtoc, que por interpretaciones del glifo que lo acompaña podría llamarse Cinco Caracol, y a quien que ya se conoce jocosamente como “Tomás”. Es una gran estructura de piedra que representa la parte inferior de un personaje, desnudo con un enorme pene perforado y cubierto con una protección de ixtle.

 

“Hace alusión al mito de la Creación del Hombre del Quinto Sol por Quetzalcótal, quien al bajar al inframundo se perforó el pene para mezclarlo con los huesos de las generaciones anteriores y generó al hombre”.

 

Descubierto en mayo, justo en la época de lluvias, los pobladores han comenzado a asociar su presencia con la caída del vital líquido. “Creen que cada vez que lo limpiamos llueve. El año pasado vinieron a pedirnos de favor que los dejáramos limpiarlo para que lloviera.

 

Coincidentemente, cayó el mayor temporal del año. Por eso vienen a verlo con respeto y hasta le atribuyen el aguacero que le cayó al ex gobernador Fernando Silva Nieto cuando vino a inaugurar los trabajos.

 

“Encontramos primero una esquina de la piedra, pero resultó ser enorme. Nos extendimos porque creíamos que era una larga tumba que tenía grabados solo laterales como en forma de serpiente”, recuerda.

 

Cinco Caracol tiene un glifo en el que según la interpretación del arqueólogo aparece un caracol con cinco puntos y otro con el nombre del lugar: un río serpenteante que rodea las tres elevaciones, con un caracol al centro que alude “al lugar de las nubes de agua”.

 

“Hay una propuesta de que la Lápida Tamtoc, que ahora se muestra en el Museo Regional Potosino, forme parte del glifo y marca la unificación de señoríos, pero creo que la escultura debió formar parte de la decoración de alguna estructura en honor del gobernante y al morir fue derrumbado. No se ha encontrado ni su cabeza ni el torso”.

 

Para los investigadores, lo maravilloso del sitio es que “vienes de cero, no conocemos nada, no hay documentos del siglo XVI, es todo un reto”. Hay que empezar a entender la simbología, las representaciones de figurillas y trazos de la cerámica.

 

VOLVER A AZTLÁN

 

No es descabellado pensar que, rodeados de agua, los huastecos pudieran ser el germen de la fundación de Tenochtitlán. “La mítica Aztlán de la que provenían los migrantes podría bien localizarse en el Golfo. Recordemos que el huasteco es la gente que está después del pasadero de agua”, dice Ahuja. “Son los que dejan atrás ese lugar de garzas y se integran a un movimiento migratorio causado por la caída de las urbes”.

 

 

La propuesta señala que “hay más elementos para asociar la presencia cultural de los huastecos en el trabajo que llega a hacer el tenocha en el islote para agrandarlo y poder empezar a crear la metrópolis”. De acuerdo con el arqueólogo, “tenemos la presencia de deidades tipo Ehécatl en periodos anteriores a los mexicas. Al ir viendo la migración y los lugares de ocupación, tenemos una ruta clara desde Tamtoc hasta el Altiplano. Subes por la planicie costera, te internas en la sierra Gorda y llegas a Teotihuacán”.

 

Si bien se había propuesto que Tamtoc era un asentamiento del posclásico tardío y que había sido sometida por los mexicas, hasta el momento no se ha encontrado cerámica azteca.

 

Según Ahuja, los hallazagos plantean parteaguas para mirar, no sólo hacia Mesoamérica, sino también hacia Florida: “Las crónicas del XVI, el mismo fray Andrés de Olmos, se inician para evangelizar el corredor cultural que iba hacia allá”, aventura.

 

Tamtoc se abrirá en diciembre con una reunión académica que comience a discutir los materiales encontrados.

 

 

 

 

 

 

Del Período Clásico, entre 400 y 800 d.C.

 

  IMPORTANTE HALLAZGO EN TAMTOC PERMITIRÁ EL RESCATE HISTÓRICO DE LA CULTURA HUASTECA POTOSINA

 

Fuente: CONACULTA.gob.mex.

http://www.conaculta.gob.mx/saladeprensa/2003/07may/tamtoc.htm

 

 

    

 

Una escultura y un petroglifo, según los primeros análisis iconográficos, cambiarán totalmente el concepto del nombre de la Zona Arqueológica.

 

  

  Investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) descubrieron en la Zona Arqueológica de Tamtoc, en San Luis Potosí, una escultura representativa de un personaje y un petroglifo, hallazgo que coloca a la institución en el umbral de una nueva fase de recuperación histórica de la cultura huasteca potosina. 

 

Guillermo Ahuja Ormaechea, director del Proyecto Arqueológico Tamtoc, admitió en este sentido la necesidad de empezar a conocer la iconografía de los símbolos que están apareciendo en la región, para contar con la oportunidad de ubicar al sitio en el marco mesoamericano. 

 

De acuerdo con los primeros estudios y análisis del petroglifo, del Período Clásico, entre 400 y 800 d.C., el concepto del nombre de Tamtoc cambiará totalmente, porque algunos símbolos como franjas indican un lugar rodeado de agua y, por otra parte, hay ausencia de emblemas de carácter serpentino, equivalentes a la tierra, comentó el especialista. En cambio, precisó, unas vírgulas deberán caracterizar qué tipo de tierra se tenía y el modo de producción que practicaban. 

 

Por las características que presenta el glifo —junto con la escultura se ha denominado como Monumento 22—, y por diseños conocidos de antecedentes iconográficos mexicas, principalmente, el glifo puede estar representando dos aspectos primordiales: el topónimo del lugar; es decir, cómo se llamaba el sitio y, junto, el nombre del personaje. 

 

Muy similar en sus oquedades al de la Lápida de Tamtoc, en exhibición en el Museo Regional Potosino, el glifo no es calendárico, sino más bien el nombre del personaje, que podría denominarse como gobernante, posiblemente asociado con los grupos piedra o caracol, así como el posible topónimo del lugar. 

 

Ahuja Ormaechea aseveró por otra parte que la escultura representativa del personaje está fragmentada, aparentemente en forma intencional. Comentó que otras piezas en Tamtoc han aparecido con esa característica, sin el torso. 

 

Esta losa individual, de 2.57 metros de largo por 2.49 de ancho, y un peso aproximado de tres toneladas, presenta a un personaje con marca de auto sacrificio en su miembro viril, perforado en su parte superior, así como un protector en la punta del pene. El arqueólogo recordó las referencias del siglo XVI sobre los huastecos, que los identifican como personajes desnudos o con las bragas al aire. 

 

La perforación que presenta el pene del personaje, dijo, confirma los ritos prehispánicos de auto sacrificio como una manera de integración del individuo con las divinidades. Este posible gobernante con esa característica, por lo tanto, cuida y defiende al grupo. En cambio, la protección sí es una tradición, ya que se trata de un elemento que otorga permanencia, un estatus dentro del grupo, y habla de fertilidad, de liderazgo y de una serie de elementos relacionados con la reproducción. 

 

EL HALLAZGO 

 

El Director del Proyecto Arqueológico Tamtoc afirmó que al realizarse labores de limpieza, levantamiento, registro y ordenamiento de piezas en los diferentes grupos de la Zona Arqueológica, así como de detección de los niveles de la plaza principal respecto de los del resto de las estructuras, una piedra asomaba unos 70 centímetros sobre el suelo. 

 

En el denominado grupo "F" se iniciaron los trabajos para liberarla y no dejarla en campo con el propósito de evitar la pérdida de algún dato cultural. No obstante, el avance de las labores confirmó que se trataba de una pieza de grandes dimensiones, lo cual obligó a armar toda una estructura de protección. Como resultado se pudo observar que la piedra era parte de un conjunto de tres losas de 2.40 metros de largo por 2.20 de ancho, con un grabado en el costado en forma entretejida, muy parecido al reportado en una tumba prehispánica en el estado de Hidalgo, en la parte de tradición huasteca. 

 

Ahuja Ormaechea precisó que al momento de tratar de definir ese conjunto de tres losas, se decidió ampliar la exploración para dar un margen de protección. Fue entonces cuando apareció la cuarta losa, denominada ahora Monumento 22, en la que, no obstante estar bocabajo, se comenzaron a observar restos de relieve con un mismo diseño. Los trabajos de liberación completa del Monumento 22 requirieron de las condiciones necesarias para su protección y conservación. 

 

Actualmente, admitió el arqueólogo, no hay un trabajo previo de iconografía de la Huasteca; sólo algunos símbolos asociados con otros en la tradición del centro de México. Al no contarse con datos del siglo XVI, ya sea en las relaciones de conquistadores o de frailes, el primer paso será iniciar, con la participación de especialistas en lingüística e iconografía, con asociación en gabinete y discusiones académicas, los trabajos para determinar los significados de los símbolos.

 

Ahuja Ormaechea informó que a un año y nueve meses de haber comenzado los trabajos arqueológicos en Tamtoc —iniciados el 6 de agosto de 2001—, la imagen de la Zona Arqueológica es ahora diametralmente distinta; de un sitio saturado de hierba, con pocos antecedentes, se pasó a otro con por lo menos tres plazas definidas —A, B y C—, 64 estructuras liberadas o plataformas, cuya altura varía de 40 centímetros a seis metros, y la ampliación de andadores para la visita pública. 

 

La creación del Fideicomiso Arqueológico Tamtoc —integrado por el Fondo Cultural Banamex, el Gobierno del Estado y el INAH—, así como la participación del Programa de Empleo Temporal de la Secretaría de Desarrollo Social, y de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), permiten ahora, 21 meses después, observar los excelentes resultados de la Zona Arqueológica. 

 

También con base en el equipo de trabajo de investigación (siete personas), así como 220 trabajadores, entre oficiales y peones provenientes de las comunidades aledañas, en toda la poligonal de 133 hectáreas se han establecido y conformado siete conjuntos arqueológicos, donde las evidencias están a la vista.

 

 

 

 

¿Cuál es el significado de la pálabra Aztlan?

 

Aztlan es el lugar místico de origen de los Aztecas. En su lengua, el Nahuatl, las raíces de Aztlan son las pabras: aztatl tlan(tli) que significa "garza" y "lugar de" respectivamente. 'Tlantli' propiamente significa "diente", y como una característica de un buen diente es que esta firmemente arraigado en su lugar y no se mueve, el prefijo de esta palabra es comúnmente usado en Nahuatl para denotr asentamientos o nombres de lugares, por ejemplo, Mazatlan (lugar del ciervo), Papalotlan (lugar de las mariposas) o Tepoztlan (lugar del metal). Se dice frecuentemente que la lengua Nahuatl language incluye tres niveles de significado para sus palabras o expresiones: literal, sincrético y connotativo. El significado connotativo de Aztlan, debido al plumaje de las garzas, es "Lugar de la blancura." Las descripciones míticas de Aztlan la ponen como una isla.

 Cambie la terminación -tlan por -tecatl para identificar a un residente o persona de el lugar dado. Así, para los ejemplos de arriba tendríamos, la gente de Mazatlan sería Mazatecatl, alguien de Tepoztlan sería un Tepoztecatl y alguien de Aztlan sería un Aztecatl.

 

 En los orígenes míticos de los Aztecas, ellos emergieron originalmente de los intestinos de la Tierra a través de siete cuevas (Chicomostoc) y se establecieron en Aztlan, desde donde subsecuentemente emprendieron su migración hacia el sur en búsqueda de una señal que les indicaría que se establacieran otra vez. Este mito coincide toscamente con la historia que se conoce de los Aztecas como una horda de bárbaros que migraban de lo que actualmente es el noroeste de México hacia la meseta central hacia el final del primer milenio DC, cuando civilizaciones de gran antigüedad estaban ya bien establecidas en la región. Es sabido que los Aztecas tenian un sector ("barrio") en la ciudad Tolteca de Tollan, y la influencia cultural de los Toltecas en la agitada época de los Aztecas fué subsecuentemente muy marcada. En el punto de vista de algunos eruditos (por ejemplo Nigel Davies), todo el desarrollo cultural de los Aztecas fué un esfuerzo por recrear la grandeza que conocieron en Tollan.

 

 La localización exacta de Aztlan es desconocida, debería haber estado localizada cerca de los estuarios o en la costa noroeste de México, aunque algunos arqueólogos han ido demasiado lejos para localizar el actual pueblo de San Felipe Aztlan, Nayarit, como el lugar exacto.

 

 En el folklore chicano, Aztlan es frecuentemente usado para nombrar esa porción de México que fué gobernada por los Estado Unidos después de la guerra México-Americana de 1846, en la creencia de que esta gran área representa el punto de partida de la migración de los Aztecas. En un amplia interpretanción, hay algo de verdad en esto en el sentido de que todos los grupos que se comvertirían en la gente de el centro de México que habla Nahuatl pasó por esta región en una época prehistorica, como esta atestigüado por la existencia de grupos de gente lingüísticamente relacionados a través de la región montañosa del pacífico de los Estados Unidos, el suroeste de Estados Unidos y el norte de México, conocido como el grupo Uto-Aztecan-Tanoan, e incluyendo gente como los Paiute, Shoshoni, Hopi, Pima, Yaqui, Tepehuan, Rarámuri (Tarahumara), Kiowas y Mayas.

 

 


 

 

Enlaces relacionados:

 

http://azteca21.com/noticias/antes/buena190302-1.html

 

http://transparencia.inah.gob.mx/index.php?sid=44

 

http://www.arts-history.mx/Noticiario/index.php?idNoticia=71

 

http://www.embamex.co.uk/meet_mex/cos22a.htm

 

http://www.tam.itesm.mx/art/huastec/ehuas01.htm

 

http://www.tenochtitlan.com/

 

http://academic.brooklyn.cuny.edu/history/burrows/Colonial/411_ss1.htm 

 

 
 

© 2001-2004   José Luis Santos Fernández   Editor
Coordinador General y Moderador de las Listas de Correo de:  TERRAE ANTIQVAE
* Portal de Arqueología, historia y patrimonio de los pueblos del Mediterráneo.
Suscríbete gratuitamente en el  FORO  ,en  NOTICIAS
 
Legal: Queda prohibida la reproducción total o parcial de este mensaje sin la autorización expresa del autor.