Inicio > Mis eListas > terraeantiqvae > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 2161 al 2190 
AsuntoAutor
´Basta ya!!!!!!! carolina
RE: Masacre en Mad Alberto
Re: Masacre en Mad POTRANK
Re: Masacre en Mad «Maurici
ha llovido muerte Ana Mari
Con mucha tristeza Patricia
Re: {Spam?} ´Basta Horst
HorstLlamada a lo Horst
ni caso Horst
Fw: un madrileño h Juan Ant
Re: Con mucha tris Carmen S
Re: Masacre en Mad Davius S
Madrid, 11 de Marz Juan Bla
Re: Masacre en Mad Ana Mari
SOLIDARIDAD Fernando
La verdad sobre la alicia.c
IDUS DE MARZO: rem Oscar Go
Piezas de Teba keltyber
Max Gallo analiza José Lui
Mi crónica del 11 alicia.c
Re: Mi crónica del mambri
FW: Gracias E.O.
Matanza en Madrid Ana Mari
Mi asco del 13 de Antonio
Aqui murio Cesar Ana Mari
El 11 M Ana Mari
Ara de César 1 Ana Mari
Siempre hay flores Ana Mari
Re: Mi asco del 13 Federico
"La disgregación d José Lui
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Terrae Antiqvae
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 4640     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[TA] IDUS DE MARZO: rememorando a César
Fecha:Domingo, 14 de Marzo, 2004  13:27:36 (+0100)
Autor:Oscar González <crastino @.....es>

Hola a todos:
 
Mañana lunes 15 de marzo se conmemora la fecha del asesinato de Cayo Julio César (100?-44 a.C.), dictador de Roma. Mucho se ha dicho sobre su figura, muchas discusiones sobre si pretendió la monarquía o no, sobre su prevista campaña contra los partos, sobre su carrera política, sobre sus amantes, etc. Generalmente, el debate se ha generalizado en torno al binomio antitético "héroe o canalla".
Sinceramente, este debate no despierta en mí ningún interés. No voy a ensalzar la figura de César ni a despestigiarla. Sin embargo, creo conveniente hablar sobre él y sobre su lugar en la historia de Roma. César ha ejercido una notable influencia en muchas personas después  de dos mil años de su muerte; ha fascinado a mucha gente, ha caído bien y ha caído mal. Para muchos fue el prototipo de tirano que aspiraba a la realeza. Para otros, un consumado político y un magistral milittar. Sus campañas en la Galia inspiraron a muchos militares posteriores y siempre han servido para destacar la excelencia en el campo de batalla. Sus Commentarii, en primera persona, son un relato histórico a la par que propagandístico: ¿quién mejor que César para hablar de las campañas de César?
 
Su carrera política ha estimulado múltiples monografías y artículos. Jerôme Carcopino, Michael Grant, Matthias Gelzer, más recientemente Luciano Canfora han escrito excelntes (y diferentes) obras sobre este personaje. Multitud de novelas históricas toman como protagonista a César: desd Rex Warner a la excelente (anque tal vez demasiado favorable al personaje) serie de novelas de Colleen McCullough;  hace un año se publicó el primer volumen de una nueva trilogía sobre César (no recuerdo el nombre del autor, un británico, se titula Emperador), y recientemente Max Gallo ha publicado en España César Imperator, otra novela más a añadir. La semana pasada A3TV emitió la miniserie Julio César, en horario de máxima audiencia, aunque los errores históricos eran numerosos. César, pasados más de 2000 años desde su muerte, sigue creando expectación.  Se seguirán publicando más monografías (y ojalá sea así), porque la figura y la estela de César son un tema recurrente en la investigación histórica. Obras de Lily Ross Taylor, Eric S. Gruen, Ronad Syme, Ernst Badian, Christian Meier, J.P.V.D. Balsdon,... han tratado a este personaje. Las siguientes generaciones seguirán haciéndolo.
 
Reconozco que durante mucho tiempo César ejerció una notable influencia en mi estudio de la historia. Me fascinaba su vida, su carrera política, sus intrigas y amoríos, sus campañas militares, su arrojo y valentía durante la guerra civil, etc. Es lógico: tenía 15 años cuando cayeron ante mis manos sus Commentarii. Fui investigando y leyendo más, y con el tiempo mi fascinación se convirtió en objetivo interés y en seria dedicación. Hoy día, me sigue provocando una enorme seducción este personaje (como toda la historia de Roma en general), pero mi impulsividad y parcialidad se han difuminado con la edad (jejejeje, sólo tengo 28). Hoy día, por ejemplo, me interesan más las relaciones entre los diversos "partidos" políticos a finales de la República; y mis investigaciones se centran más en  Sila, personaje controvertido, y en Pompeyo, una figura poco tratada en el ámbito hispánico,  más que en César, sobre el que se ha dicho, se dice y se dirá mucho.
 
¿Demagogo? ¿Populista? ¿Realista? ¿Tiránico? Multitud de epítetos podrían definir la figura de César. ¿Le cuadra alguno? Tal vez todos, y tal vez ninguno. Lo que sí creo es que César era consciente de la inoperancia del sistema republicano, un sistema que pretendía gobernar el mundo mediterráneo (y más allá) con las instituciones de una ciudad-Estado. Las efímeras reformas de César (recuperadas en parte por su sucesor, Augusto) evidenciaban la necesidad de un nuevo edificio político (tal vez encaminada a la figura de un único gobernante, llámesele como se prefiera), de nuevas normas, de un nuevo juego. La oposición a este nuevo sistema fue lo suficientemente fuerte como para provocar su asesinato. Mas, ¿que alternativa proponían los "republicanos" Bruto, Casio, etc?
 
César era claramente imperialista, de ahí su guerra de agresión en la Galia; pero tras de si subyace, aunque no desde el principio, la necesidad de llevar Roma a unos límites estables: el Rin y el Danubio por el norte, el reino parto por Oriente, el desierto por el sur. Sus reformas sociales en la propia ciudad de Roma dan fe de su preocupación por los diversos estamentos sociales (pero no era un demócrata en el sentido moderno de la palabra, ni un filántropo). No olvidemos, sin embargo, su sed de poder, sus ambiciones políticas y militares. La guerra civil se inició por una afrenta a su dignitas (que él asimiló a la de la propia Roma), y no por la salvación del Estado. Movilizó a las legiones de Roma en su favor, y en aras de su prestigio. Pero supo encauzar de forma brillante el resultado del conflicto; el hecho de proclamar bin alto la clementia como una de sus virtudes le granjeó muchas simpatías; si bien sus enemigos irreductibles (Catón, por ejemplo) lo siguieron siendo hasta la muerte. Porque su enemigo no fue Pompeyo, lo fue la facción ultraconservadora que tenía las riendas del Estado romano: hombres como Catón, Bíbulo, Domicio Ahenobarbo. Pompeyo fue el escudo bajo el que se parapetó esta facción. Y luego había hombres como Cicerón, hombres que nadaban entre dos aguas (la lealtad de Cicerón a Pompeyo es incuestionable, pero también le debía dinero a César, y esto le mortificaba). Las luchas por el poder jalonaron la mayor parte de la vida de César. El ejemplo de Sila (las proscripciones y el conservadurismo reaccionario) sobrevoló durante la mayor parte de su vida, un ejemplo que en ningún momento quiso seguir.
No pretendo hacer una alabanza de la figura de César (no da a lugar después de 2000 años), sino que se reflexione sobre su carrera, sus logros, sus victorias (incontables), sus fracasos (que los hubo, tampoco era perfecto: los escritores antiguos hablan de su crueldad, a la par que de su clemencia). Porque la historia de hoy día (como la de muchas historias) no sería la misma si no hubiera sido asesinado (esto es caer, obviamente, en la especulación, y no quiero hacerlo).
 
Bien, ya he soltado mi rollo, espero que otros sigan la senda y discutamos, al nivel que sea, sobre este personaje, sea desde la óptica que sea, estoy abierto a críticas a mi visión y me unos a nuevos puntos de vista. No obstante eso, no quiero caer en la mitomanía, en el recuerdo glorioso ni en la loa constante. Objetividad, seriedad, rigor histórico.
 
Un saludo,
 
Crastino



    Antivirus • Filtros antispam • 6 MB gratis
    ¿Todavía no tienes un correo inteligente?