Inicio > Mis eListas > terraeantiqvae > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 2549 al 2578 
AsuntoAutor
Re: Sobre Leonardo Juan Bla
=?utf-8?Q?Re:_=5BT Juan Ant
RE: Más perlas de José Lui
RE: Más perlas de José Lui
La desaparición de alicia.c
RE: Más perlas de alicia.c
Re: Fallecimiento alicia.c
RE: Mas perlas de davius s
RE: La desaparició Caius Va
Re: Virus FPR-V
RE: Virus José Lui
RE: Virus Federico
Re: Virus Efraín P
RE:__Mas_perlas_de Ana Mari
Consideraciones es Ana Mari
Re: Virus Efraín P
Los cachibaches de Alberto
Historia de las re José Lui
RE: Historia de la José Lui
Más_perlas_de_trau Carmen S
Re: Mas perlas de FPR-V
Re: Los cachibache Juan Man
Re: Historia de la alicia.c
Re: Los cachibache Ana Mari
Re: Historia de la José Ram
Re: Historia de la ignacio
Re: Los cachibache Alberto
La catedral, en la José Lui
Re: Los cachibache Alberto
Re: Historia de la Fruela
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Terrae Antiqvae
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 5040     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[TA] La catedral, en las raíces del cristianismo cordobés
Fecha:Martes, 4 de Mayo, 2004  11:10:08 (+0200)
Autor:José Luis Santos <joseluis @..............com>

   

 

 

 

 

La catedral, en las raíces del cristianismo cordobés

 

 

 

El autor, que es arqueólogo en la Mezquita Catedral de Córdoba, argumenta razones históricas para reivindicar el uso exclusivo para el rezo cristiano a raíz de las peticiones realizadas por un grupo de musulmanes españoles y la respuesta dada desde el Vaticano

 

Fuente: El Día de Córdoba. Pedro Marfil Ruiz

http://www.eldiadecordoba.com/edicion/cordoba/cordoba469323.htm

 

 

La Catedral de Córdoba es un templo cristiano que conserva en su subsuelo los restos de la antigua catedral de San Vicente, y en su alzado restos de la antigua mezquita omeya. Se trata, pues, de una iglesia en la que se celebra el culto cristiano de forma continuada desde el mismo momento de la conquista de la ciudad: el día de San Pedro de 1236. Es un templo cristiano en pleno funcionamiento y que, además, ha respetado los valores arquitectónicos y artísticos de las culturas pasadas. Y recordamos lo que resulta evidente porque estamos asistiendo, asombrados, al menosprecio de las raíces más profundas del cristianismo cordobés, al maltrato de la imagen de la Catedral al considerarla como un edificio descargado de historia y de presente.

 

Ignorando una realidad de siglos, pretenden que el Vaticano permita que los musulmanes utilicen la catedral de Córdoba para sus prácticas religiosas. Creemos que esta petición no solamente ha sido inoportuna, ya que coincidió con los atentados de Madrid, sino que los argumentos empleados se basan en el desconocimiento de la historia del monumento. Y es más grave todavía que algunas personalidades e instituciones cordobesas apoyen esta solicitud en lugar de defender los legítimos derechos de los cristianos cordobeses.

 

Córdoba tiene la gran suerte de contar entre sus monumentos con parte de la antigua mezquita omeya. Una mezquita que se levantó en el 786 d.C. en el solar de la antigua catedral cristiana de San Vicente, y que tras la conquista castellana del 1236 fue consagrada como Iglesia de Santa María y, algo más tarde, como catedral. Esta Iglesia de San Vicente, de la que se conservan abundantes restos en el subsuelo, pasó por tres grandes fases constructivas: la del siglo V, como iglesia martirial; la del siglo VI, como catedral paleocristiana, y la del siglo VII, como catedral visigoda. Esta última es la que encontraron los invasores islámicos a principios del siglo VIII.

 

El emir omeya Abd al-Rahmán I, en el año 786 d.C., construyó una mezquita al modo de los templos de sus antepasados, en la que se desarrollaba el lenguaje estético de su dinastía. Templo en el que se buscaba principalmente el control político de los clanes musulmanes asentados en Córdoba mediante el sermón de los viernes. La elección del solar de la catedral de San Vicente como lugar en el que situar esta mezquita venía dado por su situación privilegiada junto al palacio civil, y por la intención política de demostrar la superioridad de los invasores mediante la imposición física sobre la sede de la religión de los cristianos conquistados.

 

Al margen de aspectos de índole histórica, hemos de defender que el crecimiento arquitectónico de la mezquita omeya a lo largo de los siglos tuvo como resultado la creación de uno de los edificios más hermosos de la historia de la humanidad.

 

Los cristianos conservaban la memoria del lugar en donde estaba San Vicente, y prueba de ello es la solicitud realizada en el año 1086 por el rey Alfonso VI al reino musulmán de Sevilla, del que dependía Córdoba en esas fechas, para que se permitiese dar a luz a la reina doña Constanza en un lugar del costado occidental de la mezquita, en donde se sabía que había estado la catedral. La respuesta a esta petición, según nos trasmiten los textos árabes, fue el asesinato del embajador a manos del propio rey al-Mutamid, el cual después de matarlo ordenó que fuese crucificado cabeza abajo en Córdoba. Nos preguntamos cuál habría sido la respuesta si se hubiese solicitado que los cristianos pudiesen rezar en la antigua mezquita de Córdoba, o cual sería en la actualidad si se solicitase que los cristianos y cristianas pudiesen celebrar misa en el Santuario de la Roca en Jerusalén o en la Mezquita Omeya de Damasco.

 

La vida de los cristianos en la Córdoba islámica no era fácil, sus iglesias a intramuros fueron demolidas, fueron obligados a vivir fuera de las murallas y pagaban impuestos por ser cristianos. Durante el siglo IX muchos de ellos fueron martirizados y ejecutados por sus creencias religiosas, y debieron huir en masa de Córdoba en el siglo XII a causa del integrismo islámico. El estudio de la historia demuestra que en Córdoba no existió nunca el manido tópico de la armonía de las tres culturas bajo el Islam, y sí existió en cambio una imposición represiva de la cultura dominante sobre cristianos y judíos.

 

En el año 1236 los castellano-leoneses reconquistaron Córdoba, y expulsaron a la totalidad de la población musulmana de la ciudad, procediendo a repoblarla con cristianos y a consagrar la mezquita como iglesia de Santa María, y en 1238 como catedral.

 

Desde la reconquista de Córdoba, el Cabildo Catedralicio ha cuidado del edificio de la antigua mezquita omeya, adecuándolo al culto cristiano y a las necesidades de la sociedad cristiana. Se crearon capillas y altares dedicados principalmente al culto funerario de familias cordobesas, y se construyó un espacio de Altar Mayor, que desde el siglo XVI ocupa su ubicación actual en el crucero.

 

El respeto de los obispos, deanes y Cabildo de la Catedral a los valores arquitectónicos y artísticos del edificio ha hecho que llegue hasta nosotros en un estado de conservación asombroso. La Iglesia Católica lo ha cuidado y defendido; ha demostrado su sensibilidad histórica y artística, y sufraga continuas campañas de restauración del mismo. Frente a este respeto y sensibilidad, está la postura opuesta, la demolición de la antigua catedral de San Vicente a manos de los invasores musulmanes, y que los cristianos han aceptado como parte del devenir histórico.

 

El Cabildo Catedralicio, además de restaurar el edificio, propicia la investigación del mismo desde la Arqueología, la Historia del Arte y la Arquitectura. Y colabora con aquellas instituciones que buscan acrecentar el conocimiento y difusión de los restos de la antigua mezquita omeya. Nos encontramos con una institución que gestiona adecuadamente la catedral y propicia sus valores históricos y artísticos, además de mantener el culto religioso católico en el lugar de mayor importancia cristiana de la ciudad de Córdoba.

 

Después de estas reflexiones nos preguntamos qué se esconde detrás de la petición de utilizar la Catedral de Córdoba por parte del Islam. Hemos de respetar la libertad de expresión, de ideas, credo y religión, pero hemos de exigir que se respeten nuestra libertad, y las raíces cristianas de la sociedad occidental. Somos herederos de esa historia, somos el fruto de una sociedad que ha evolucionado a lo largo del tiempo. Y hemos de sentirnos orgullosos de manifestar nuestras ideas en libertad y decir sin falso pudor histórico que nuestros antepasados reconquistaron Córdoba de manos del Islam, que cristianizaron una mezquita levantada sobre la antigua catedral de San Vicente, y que supieron respetar su integridad física y transmitir sus valores artísticos hasta nuestros días formando parte de la Santa Iglesia Catedral de Córdoba.

 

 


 

 

LA SANTA SEDE RECHAZO EL USO DEL TEMPLO POR LOS MUSULMANES

 

La alcaldesa pide "punto final" a la polémica sobre el rezo en la Mezquita

 

 Aguilar asegura que el Ayuntamiento no va a entrar en el tema, que no es debate en la ciudad

 

 La Corporación acepta la reunión de la Comisión Interconfesional entre el Vaticano y el Islam 

 

Fuente: Diario de Córdoba.  REDACCION 01/05/2004 

http://www.diariocordoba.com/noticias/noticia.asp?pkid=120588

 

 

La alcaldesa dice que el uso religioso de la Mezquita no es debate de ciudad.

 

La alcaldesa de Córdoba, Rosa Aguilar, dijo ayer que le gustaría que "se pusiera punto y final" a la polémica suscitada en torno a la petición de la Junta Islámica de España, que ya ha rechazado el Vaticano, de que se permita el rezo de los musulmanes en la Mezquita-Catedral de Córdoba.

 

En rueda de prensa, Aguilar justificó su deseo en el hecho de que, a su juicio, "este tema nunca ha sido objeto de debate en la ciudad y el Ayuntamiento no se ha pronunciado en ningún momento sobre el mismo, y tampoco lo va a hacer ahora ni en el futuro". En este sentido, la alcaldesa de Córdoba dijo que respetaba "la decisión del Vaticano", en cuanto a no permitir el rezo de musulmanes en la Mezquita-Catedral de Córdoba, a lo que añadió que "el Ayuntamiento no entrará en esta cuestión".

 

Igualmente, la concejal del grupo municipal del PP, María Jesús Botella, manifestó que la Mezquita-Catedral de Córdoba "es un edificio de la Iglesia, y es ella la que debe de decidir su uso". El Vaticano manifestó el jueves en un comunicado que los musulmanes deben "aceptar la historia" sin pretender "tomarse la revancha", de la misma manera que los católicos no reclaman edificios pasados al Islam. El arzobispo Michael Fitzgerald, presidente del Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso, recordó que el Papa visitó la mezquita de los Omeyas de Damasco, que fue antes una basílica bizantina, "y no pidió celebrar misa allí".

 

UNA CARTA

 

Por otra parte, Rosa Aguilar quiso aclarar la cuestión referida a una carta firmada por ella y a la que se ha hecho mención en varias ocasiones en relación con esta polémica tanto por la Iglesia Católica, en la respuesta que dio ayer a la Junta Islámica, como por ésta última. Así, según aseguró la alcaldesa de Córdoba, dicha carta, de la que entregó ayer una copia a los periodistas, la dirigió el pasado 5 de marzo al secretario general de la Asociación Mundial del Dawa, Muhammad Sherif, en la que le informó, en primer término, del interés del Ayuntamiento por "continuar las gestiones para llegar a un posible convenio entre esa asociación y el Ayuntamiento de Córdoba".

 

En segundo lugar, Aguilar señaló que el Ayuntamiento cordobés había acogido favorablemente la intención manifestada previamente por Sherif de que Córdoba acoja "la próxima reunión de la Comisión Interconfesional entre el Vaticano y el Islam, a la cual ustedes pertenecen", argumentando que Córdoba, "por su tradición de respeto y tolerancia a culturas y religiones diversas" es un marco adecuado para dicho encuentro.

 

LA JUNTA ISLAMICA

 

El secretario general de la Junta Islámica de España, Mansur Escudero, afirmó ayer que el comunicado del Vaticano difundido el jueves y en el que se niega a los musulmanes la posibilidad de rezar en la Mezquita-Catedral de Córdoba "incurre en varias contradicciones e inexactitudes, a la vez que pervierte nuestro mensaje, en cuanto a la petición que hicimos". En declaraciones a Europa Press , Escudero aseguró que, aunque en el comunicado del Vaticano, que suscribe el presidente del Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso, el arzobispo Michael Fitzgerald, "se dice que no se había recibido formalmente por la Iglesia Católica nuestra petición de que se permita el rezo de los musulmanes en la Mezquita de Córdoba, lo cierto es que personalmente entregué dicha petición".

 

Por su parte, el presidente de Movimiento contra la Intolerancia, Esteban Ibarra, solicitó al Vaticano que "sopese" su decisión de rechazar que la Mezquita de Córdoba sea usada como lugar de culto de los musulmanes y que ceda "una parte simbólica" del templo a este colectivo en aras de la "tolerancia religiosa". Ibarra recomendó a los musulmanes no plantear el tema como "reivindicación histórica".

 

 


 

 

VATICANO RECHAZA PROPUESTA DE UTILIZAR LA CATEDRAL DE CÓRDOBA COMO MEZQUITA

 

Fuente: Ewtn.com / MADRID, 30 Abr. 04 (ACI Prensa Servicios de Noticias).-

http://www.ewtn.com/vnews/getstory.asp?number=46074

 

 

El presidente del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso, Mons. Michael Fitzgerald, se manifestó contrario a aceptar la propuesta islámica de que la Catedral de Córdoba sea utilizada también por los musulmanes y les aconsejó tener la misma actitud de la Iglesia que acepta la historia y no reclama los “edificios pasados al Islam”. 

 

En una entrevista publicada en la agencia Asianews, el Arzobispo declaró que “es necesaria una reflexión. Al igual que el de Córdoba, otros edificios a lo largo de los siglos cambiaron su uso original, como Santa Sofía de Estambul, convertido en un museo islámico” y pidió que los musulmanes “acepten la historia” y miren “hacia delante” sin pretender “tomarse la revancha”.

 

Mons. Fitzgerald recordó que “Juan Pablo II visitó en el año 2001 la mezquita de los Omeyas de Damasco, que antes fue una basílica bizantina, y rezó ante el mausoleo de San Juan Bautista, pero no pidió celebrar Misa en la mezquita”.

 

Al expresar su opinión de que el uso de un edificio común por varias comunidades religiosas “es problemático”, el presidente del Pontificio Consejo explicó que hay espacios como las capillas de los aeropuertos, pero que no son ni verdaderas iglesias ni auténticas mezquitas. “Son espacios interreligiosos que pueden ser usados por judíos, musulmanes o católicos. Hay una especie de convención. Pero ésta no es la realidad de Córdoba, donde el edificio pertenece a una comunidad específica”.

 

Así, el Arzobispo Fitzgerald insistió en que “no es conveniente” que en una capilla católica, donde está el Santísimo Sacramento, se celebre la plegaria de otra tradición religiosa.

 

Respecto a las afirmaciones de los musulmanes de Córdoba, que aseguran haber pedido al Vaticano poder utilizar la Catedral como mezquita, Mons. Fitzgerald dijo que hasta el momento no ha llegado a la Santa Sede ninguna petición formal de Mansur Escudero, secretario de la Junta Islámica de España. Asimismo, señaló que la responsabilidad era del obispo de Córdoba, Mons. Juan José Asenjo.

 

Más adelante, el dignatario vaticano declaró que algunas autoridades socialistas y de Izquierda Unida que “aconsejan el uso común del monumento para mostrar una Iglesia abierta y dialogante” demuestran tal vez “que no tienen la sensibilidad teológica necesaria para entender las posiciones de la Iglesia”.

 

“También nosotros queremos vivir en paz, con las personas de otras religiones, pero no queremos ser empujados, manipulados e ir contra las mismas reglas de nuestra fe”, afirmó Mons. Fitzgerald.

 

Sobre la preocupación de no pocos sectores con respecto a la “islamización de Europa”, el Arzobispo manifestó que, efectivamente, hay musulmanes que piensan que Europa está en decadencia y, por lo tanto, aspiran a islamizarla. “Para ellos el Islam es la respuesta a un renacimiento religioso. No son un grupo mayoritario, pero existen. Aunque también hay muchos musulmanes que sólo desean convivir con otras religiones de manera compatible con la ley y la tradición del país en el que residen”.

 

De otro lado, la alcaldesa de Córdoba, Rosa Aguilar (IU), expresó su deseo de que “se pusiera punto y final” en torno a la petición de la Junta Islámica y que se respetara la decisión del Vaticano.

 

En rueda de prensa, Aguilar justificó su deseo en el hecho de que, "este tema nunca ha sido objeto de debate en la ciudad y el Ayuntamiento no se ha pronunciado en ningún momento sobre el mismo, y tampoco lo va a hacer ahora ni en el futuro".

 

 


 

 

BAJO LA MEZQUITA DE CÓRDOBA HAY UNA BASÍLICA CRISTIANA ANTERIOR

 

Según recuerda el canónigo archivero de la catedral 

 

Fuente: CÓRDOBA, domingo, 2 mayo 2004 (ZENIT.org).-

http://www.ewtn.com/vnews/getstory.asp?number=46081

 

 

Debajo de la catedral de Córdoba, cuya apertura al culto para musulmanes ha sido reivindicada, se encontraba ya una basílica cristiana antes de que fuera convertida en mezquita, aclara uno de los máximos expertos en la historia del esa joya arquitectónica.

 

El canónigo archivero de la catedral de Córdoba y doctor en Historia, Manuel Nieto Cumplido, en declaraciones a la agencia Veritas ha constatado que «pocos saben que bajo las arcadas levantadas por Abd al-Rahmán I en el 786, en el subsuelo, quedan aún los restos de una basílica cristiana dedicada a San Vicente mártir».

 

«En una pequeña cripta accesible, no sin dificultad, un mosaico visigodo y un muro recuerdan aún la brutal expropiación que la comunidad cristiana sufrió al momento de la invasión musulmana. En el muro oriental de este recinto, el visitante puede aún contemplar varios ladrillos que ostentan el Crismón, símbolo del nombre de Cristo», añade el historiador.

 

«Fue en el año 714 cuando Musa ben Nusayr estableció el reparto del conjunto basilical, en el forzado pacto de capitulación, por el que una parte se dedicó al culto islámico y en otra permaneció el culto cristiano», recuerda.

 

«Como demostró la guerra civil entre yamaníes y mudaríes entorno al 748, la convivencia de las dos religiones en un mismo conjunto religioso se hizo extremadamente difícil, hasta el punto de utilizar la parte cristiana para el juicio y condena a muerte de los cabecillas de los yamaníes», sigue explicando.

 

«La sala de oración de la antigua mezquita fue levantada en un solar santificado previamente por el culto cristiano, propiedad de la comunidad cristiana y expropiado sólo por derecho de conquista, es decir, construida sobre un solar sobre el que los musulmanes no ostentaban otro derecho que el de la guerra», indica.

 

Por su parte, el padre Samir Khalil, uno de los máximos expertos sobre el Islam en el mundo, egipcio de origen, y catedrático en Beirut y Roma (en el Pontificio Instituto Oriental), ha constatado que la idea de «reconquista» de España constituye una tendencia en «una parte de los musulmanes» de España.

 

Según el sacerdote hay «centenares» de iglesias que han sido transformadas en mezquitas y que si los cristianos imitaran a estos musulmanes podrían «reivindicar», afirma en declaraciones a Asianews.it.

 

 


 

 

Información relacionada:

 

http://www.ewtn.com/vnews/getstory.asp?number=46082

 

http://www.universia.es/portada/actualidad/noticia_actualidad.jsp?noticia=71468

 

http://cordoba.abc.es/cordoba/pg040501/prensa/noticias/Cordoba/Cordoba/200405/01/COR-COR-016.asp

 

http://www.elsemanaldigital.com/articulos.asp?idarticulo=15512

 

http://www.elmundo.es/cronica/2004/445/1082981167.html

 

 


© 2001-2004   José Luis Santos Fernández   Editor
Coordinador General y Moderador de las Listas de Correo de:  TERRAE ANTIQVAE
* Portal de Arqueología, historia y patrimonio de los pueblos del Mediterráneo.
Suscríbete gratuitamente en el  FORO  ,en  NOTICIAS
 
Legal: Queda prohibida la reproducción total o parcial de este mensaje sin la autorización expresa del autor.