Inicio > Mis eListas > terraeantiqvae > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 2653 al 2682 
AsuntoAutor
Re: Marañón justif Davius S
Fw: Marañón justif jaime pe
"La mujer y lo Sag José Lui
Re: "La mujer y lo Alberto
Descifran misterio José Lui
Trajano, un pagano alicia.c
¿Existió el rey Ar José Lui
Fwd: Becas Investi Alberto
Fotografían restos José Lui
Elogio de la vulga Alberto
Re: Fotografían_re alicia.c
Re: Fotografían_re alicia.c
La Primera reconst José Lui
Re: Elogio de la v Ana Mari
Conjunción de los Carlos S
otras cosas Javier d
Re: otras cosas Ana Mari
Fwd: Una enfermeda alicia.c
Re: ¿Existió el re davius s
SACRIFICIOS HUMANO Ana Mari
Un dato sobremetal davius s
Los restos de Alej José Lui
Con avales de la R alicia.c
San Marcos, San Ag Ana Mari
¿Quiere convertirs José Lui
Fwd: URGENTE: Se q alicia.c
Alejandro_Magno, m Ana Mari
Re: ¿Quiere_conver Ana Mari
Fwd: Software estr alicia.c
En el Salvador se José Lui
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Terrae Antiqvae
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 5123     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[TA] Descifran misterio olmeca
Fecha:Viernes, 4 de Junio, 2004  12:08:11 (+0200)
Autor:José Luis Santos <joseluis @..............com>

   

 
 
Descifran misterio olmeca
 
Descubren verdadero origen de la cultura prehispánica.
 
 
Por: Edgar Onofre Fernández | 03/06/2004
 
 
 
El Señor de las Limas. V © Derechos Reservados
 
Contrario a lo que se ha planteado durante años, la cuna de la cultura olmeca es el estado de Veracruz y no el de Tabasco, según las más recientes investigaciones del arqueólogo veracruzano Roberto Lunagómez Reyes, recién galardonado, junto a Ann Marie Cyphers Tomic, con el Premio “Alfonso Caso” por la mejor investigación en la especialidad del país.
 
Una añeja tradición de especialistas de la UV que se han abocado al estudio de uno de los misterios prehispánicos más importantes del pasado precolombino nacional y que, de acuerdo con múltiples hipótesis, puede tratarse de la cultura madre para Mesoamérica, está a punto de ser rescatada en esta casa de estudios.
 
El arqueólogo veracruzano se entrevistó con el rector Víctor Arredondo, para exponer algunos de los resultados de la investigación “Asentamiento prehispánico en San Lorenzo Tenochtitlan” que no sólo le valió el reconocimiento nacional, sino que arroja algunas luces sobre el misterio de la cultura olmeca. Los siguientes, son puntos clave de esta iniciativa:
 
Línea común: facultad, instituto y MAX
 
El rector de la UV y Lunagómez coincidieron en la necesidad de establecer una línea de investigación que atraviese, al mismo tiempo, por la facultad, el instituto y el Museo de Antropología de Xalapa. De esta manera, el linaje que en esta materia ha conservado la uv durante medio siglo y el encono de sus más destacados profesores, especialistas e investigadores podría dirigirse hacia el develamiento de un misterio que ha llamado la atención de la arqueología nacional e internacional.
 
Durante la investigación encabezada por Lunagómez en San Lorenzo Tenochtitlan, a 60 kilómetros, aproximadamente, del puerto de Coatzacoalcos y enclavado entre los ríos Coatzacoalcos y Chiquito y que, precisamente, le valió el reconocimiento nacional, fue posible establecer algunas de las actividades domésticas y cotidianas de los olmecas: “Ahora sabemos que el maíz no era la fuente alimenticia más importante para ellos. Lo comían, pero el grueso de sus requerimientos proteínicos lo conseguían de la pesca y la recolección de mariscos”.
 
También, quedaron establecidos patrones de asentamiento que permiten saber cómo y cuánta gente vivía en el sitio. De esta manera, es posible saber que el tamaño de éste, alrededor de 1500 a.C., era el más grande de Mesoamérica, con lo que la idea de que La Venta, en el estado de Tabasco, era el asentamiento más importante para los olmecas queda superada. 
 
 
 
 
Para el equipo de investigación, un montículo como éste es un hallazgo arqueológico en potencia.
UV © Derechos Reservados
 
 
Hoy sabemos, gracias a la investigación realizada, que, entre el 1500 y 1000 A.C., San Lorenzo Tenochtitlan contaba con cerca de tres mil habitantes y datos importantes acerca de su organización social y alimentación, que incluía, además de pescados y mariscos, al perro e incluso la antropofagia, aunque con prácticas eminentemente rituales.
 
"Aunque no existe evidencia concreta de escritura olmeca, es ilógico pensar que no hubieran desarrollado un sistema de codificación. De hecho, la iconografía que fungió como base para la iconografía mesoamericana se desarrolló en Veracruz, Chiapas y Tabasco, donde también surgió la representación numérica que se ha atribuido a los mayas", explicó Lunagómez.
 
Misterioso pasado por resolver
 
La importancia de las investigaciones alrededor de la cultura olmeca, de los misterios que aún hoy encierra, ha captado la atención de especialistas del país y el extranjero. Para la investigación en San Lorenzo Tenochtitlan la presencia de expertos de la UV, la UNAM y los EUA fue de gran importancia y destacó que la mayor parte de quienes intervinieron en esta investigación eran egresados de Antropología de la UV.
 
Frente a las críticas infundadas, europeas sobre todo, que niegan el desarrollo cultural de los pueblos prehispánicos, Lunagómez aseguró que, alrededor del 1500 y 1000 a.C., mientras Venecia y Barcelona eran apenas pueblos, Teotihuacan era una verdadera metrópoli.
 
Investigación universitaria en la zona: Medias Aguas
 
Los antecedentes de la investigación en San Lorenzo Tenochtitlan, sirven de base para desarrollar una nueva indagación científica en la zona: el proyecto de Medias Aguas, a 20 kilómetros de San Lorenzo, es una iniciativa del arqueólogo y de la uv que ha conseguido el apoyo de una institución japonesa para el levantamiento topográfico detallado de la zona y el financiamiento de la Fundación para el Avance de Estudios Mesoamericanos (famsi, por sus siglas en inglés). 
 
La investigación en Medias Aguas tiene tres etapas bien identificadas. La primera consiste en el levantamiento topográfico detallado (a cargo del arqueólogo nipón Matsuru Kurosaki Maekawa), que incluye una estación satelital total para trazar el mapa del sitio con gran exactitud; la segunda: excavaciones estratigráficas in situ; y en tercer lugar, la recuperación de material arqueológico para analizar y fechar a partir de estudios realizados con carbono 14.
 
Además de sumarse a los esfuerzos por reconstruir el rompecabezas histórico de la cultura olmeca, el proyecto de Medias Aguas arrojará tesis de licenciatura y doctorado como subproductos que permitirían la participación de especialistas forjados en la UV en simposios nacionales e internacionales.
 
Según estimaciones del equipo de investigación, a partir del fechamiento podrán determinar el papel que el sitio tuvo en la región, su importancia, sus características arquitectónicas y la función que cumplían las poblaciones de esta zona.
 
Arqueólogos de la UV, con el apoyo técnico de científicos japoneses y el respaldo financiero estadounidense, iniciarán a finales de este mes la búsqueda de vestigios arqueológicos en Medias Aguas, Veracruz, una región en la que se han localizado más de 120 sitios arqueológicos que fueron ocupados en la época prehispánica.
 
La región es conocida porque en la década de los 50, el arqueólogo veracruzano Alfonso Medellín Zenil encontró un monumento basáltico conocido como “El mascarón de Medias Aguas”, una gigantesca careta olmeca esculpida en roca arenisca que data del siglo VI, hoy resguardada por el Museo de Antropología de Xalapa.
 
Hoy buscan, además de otros vestigios arqueológicos, obtener el fechamiento del sitio y un estimado de la densidad poblacional, según explicó Roberto Lunagómez Reyes, investigador de la UV y director del proyecto.
 
"Arqueológicamente la zona es casi virgen, a excepción del hallazgo de Medellín Zenil y el croquis del sitio que en los años 70 hizo Hernando Gómez Rueda, con apoyo del INAH; lo que haremos nosotros es un levantamiento topográfico detallado para tener un levantamiento perfecto del sitio y realizar excavaciones estratigráficas en él".
 
 
 
  
 
UV © Derechos Reservados
 
 
Para comenzar la investigación in situ contarán con el apoyo técnico del Instituto Magnetométrico de Campo, organización japonesa que les facilitará un equipo topográfico avanzado, así como una estación total computarizada asistida por señales satelitales; y gracias a la vinculación con el Instituto de Investigaciones Antropológicas de la UNAM, también contarán con equipo pesado de excavación.
 
Además, el proyecto será financiado por la FAMSI, organización norteamericana que otorgará 10 mil dólares para la investigación en Medias Aguas, apoyo que se suma al que recibió en 2000 y 2002-2003 de Nacional Geographic y el Conacyt.
 
Aunque se trata de una región olmeca, el director del proyecto de investigación considera una posibilidad remota encontrar cabezas colosales, pero espera localizar cuando menos la evidencia de la ocupación prehispánica en el sitio y fecharla mediante análisis de radio carbono 14.
 
El equipo que trabajará en Medias Aguas, al que se integrarán estudiantes, pasantes y académicos de la Facultad de Antropología, también conserva la esperanza de otros hallazgos: “No está descartada la posibilidad de encontrar enterramientos con ofrendas, principalmente de la época clásica, ni otros monumentos, puesto que ya se encontró uno ahí”
 
Lunagómez, quien ganó en 2003 el Premio Nacional de Arqueología del INAH, explicó que según el reconocimiento de la zona, realizado en 1999, los 124 sitios, ubicados en una extensión aproximada de 150 kilómetros, presentan una variedad de características arquitectónicas y componentes ocupacionales que al parecer datan desde los periodos Preclásico hasta el Clásico terminal.
 
De hecho, según reportes del investigador, Medias Aguas tuvo una primera ocupación prehispánica que corresponde a la época olmeca (1500 a 1200 años a.C.), pero los últimos estudios (1999) refieren a una ocupación posterior que se puede suponer en el Preclásico medio y quizá, al Clásico tardío y terminal (de 800 a 1000 d.C.), que correspondería a la época de auge de los toltecas.
 
Aunque se trata de una investigación apoyada económicamente por una organización norteamericana, Roberto Lunagómez aseguró que el patrimonio arqueológico, resultado de la investigación, será única y exclusivamente resguardado por autoridades mexicanas.
 

 


© 2001-2004   José Luis Santos Fernández   Editor
Coordinador General y Moderador de las Listas de Correo de:  TERRAE ANTIQVAE
* Portal de Arqueología, historia y patrimonio de los pueblos del Mediterráneo.
Suscríbete gratuitamente en el  FORO  ,en  NOTICIAS
 
Legal: Queda prohibida la reproducción total o parcial de este mensaje sin la autorización expresa del autor.