Inicio > Mis eListas > terraeantiqvae > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 2683 al 2712 
AsuntoAutor
Re: ¿Quiere_conver josep.m
Presentación Francisc
Re: Presentación Alberto
Re: Presentación ( davius s
Re: Antiguas civil ly n
agregar algo ly n
Mensaje en una bot Alberto
Me disculpen:Puntu Ana Mari
AVIONES EN LA ANTI Teresa M
Mensaje en una bot Ana Mari
El avión de Herakl Ana Mari
Re: AVIONES EN LA alicia.c
Re: Mensaje en una alicia.c
Re: AVIONES EN LA Alberto
euskera arcaico davius s
Re: AVIONES EN LA ignacio
La infancia de Eur José Lui
Agradecimientos y Francisc
Aún existen agujer José Lui
Re: Mensaje en una davius s
Re: Mensaje en una alicia.c
EL RIO DE LA HISTO Ana Mari
Pos-eso Ana Mari
Re: ¿América Latin Juan Bla
RE: Mensaje en una Luciana
Cosas de castillos Alberto
INGENUIDAD Ana Mari
Re: Re: ¿América L alicia.c
La primera palabra José Lui
EL VIAJE. Petra, u José Lui
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Terrae Antiqvae
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 5165     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[TA] La infancia de Europa. Jacques Le Goff
Fecha:Jueves, 24 de Junio, 2004  16:53:17 (+0200)
Autor:José Luis Santos <joseluis @..............com>

   

 

La infancia de Europa

 

 

Fuente: Jaime García Bernal. | El Día de Córdoba

Enlace: http://www.eldiadecordoba.com/edicion/cultura/cultura511011.htm

     

 

¿Nació Europa en la Edad Media? Jacques Le Goff Crítica Barcelona,2003 233 págs. 17 euros

 

Ahora que en los corrillos de Bruselas se discuten los "valores fundacionales" de Europa como principios inmutables, quizás no venga mal leer a un gran historiador que nos recuerda la condición híbrida y mestiza, en la que se gestó esa posibilidad que luego llegaría a ser la civilización europea. Volver los ojos a la génesis de Europa, como realidad y como idea, es lo que se propone Jacques Le Goff al preguntarse y preguntarnos: ¿nació Europa en la Edad Media?

 

El eminente medievalista suministra los argumentos, testimonios y claves de lectura necesarios para que al final de este ensayo cada lector halle su propia respuesta. Con su habitual maestría y generosidad, Le Goff presenta el nacimiento de Europa como la confluencia de las herencias antiguas en el crisol de los "fundadores culturales" (Boecio, Casiodoro, Beda e Isidoro) y bajo el aliento de mil vidas comunes de una sociedad fracturada y violenta. Esta primera entidad, que en los pequeños cenáculos eclesiásticos empieza a llamarse Europa, va adquiriendo un sustrato de personalidad en virtud de la mezcla entre los pueblos del antiguo Imperio romano y los bárbaros invasores; también como consecuencia de los propios movimientos y reagrupamientos étnicos de estos últimos, que forman comunidades (naciones en el latín de la época). Lejos de cualquier esencialismo, se retrata una Europa de fronteras permeables (marcas), mestizaje y aculturación, que todavía no forma un frente común de civilización.

 

La emergencia de una civilización europea, tras el intento fallido del mundo carolingio (que el autor presenta como expansionismo ligado al pueblo franco) se produce con el feudalismo y la paz cristiana. Cambia el paisaje, las formas de la vida material y las costumbres, hacia esa Europa de carretas, campanarios y familias monogámicas que George Duby nos descubrió en su inolvidable El Caballero, la mujer y el cura: el matrimonio en la Francia feudal (Taurus, 1999). Es, al mismo tiempo, la Europa en la que nace la "mentalidad de la persecución", uno de los grandes aciertos de esta síntesis que no por casualidad está dedicada a Bronislav Geremek, quien rescató para la memoria de los europeos la "Estirpe de Caín" de nuestros antepasados los marginados y excluidos. A estos impuros de una sociedad que se siente más segura y exitosa se dedica el capítulo IV, que es también el de la Cruzada, temeraria y espectacular aventura de conquista de los Santos Lugares que no se entiende sin la previa conversión del Cristianismo a una ideología que era ajena a su fundador, la de la guerra.

 

El tercer estrato de la Infancia de Europa que nos legó el Medievo, es el de las ferias, las ciudades y la devotio moderna. La "hermosa" Europa del amor cortés que tuvo, tal vez, su primavera ciudadana en la experiencia comunal de Italia. Una Europa de transformaciones (donde, por cierto, nacen los primeros proyectos europeístas) que figura -constante de este libro- con su reverso de hambre, muertes y violencia ahora bajo el signo de las monarquías emergentes.

 

A la vista de este panorama, complejo, problemático, sin concesiones a la historia rosa, el viejo profesor de l´Ecole vuelve a la pregunta: ¿nació Europa en la Edad Media?

 

El tiempo largo del Medievo

 

Lo maravilloso y lo cotidiano en el Occidente medieval Jacques Le Goff Gedisa 2002 367 págs. 14 euros

 

Le Goff planteaba en este libro de 1985 que ahora reedita la editorial Gedisa alguno de los temas recurrentes en su visión de la Edad Media. Si las fronteras físicas de la Europa naciente fueron territorio permeable, de encuentro, enfrentamiento y mezcla entre culturas, las fronteras del imaginario de los primeros europeos gozaron de la misma porosidad. Ángeles y hombres se cruzaban en la escalera de Jacob. Lo extraordinario tenía presencia frecuente e imprevista en la vida cotidiana, y el mundo estaba poblado de prodigios y maravillas, no necesariamente connotadas con los valores morales del bien y del mal que surgieron más tarde. Con el milagro, que solo depende del arbitrio de Dios, se empezaron a racionalizar las mirabilia. No tardará en aparecer tampoco una línea que separe el aquí abajo del más allá. Y en los siglos XI y XII irrumpe en la mentalidad de los europeos el diablo, enemigo del género humano que hay que combatir con exorcismos, plegarias y uno de los grandes inventos de la imaginación feudal, el Purgatorio. Detrás de este proceso de delimitación de trincheras mentales está, según Le Goff, la ética del mundo caballeresco que creó un nuevo universo de símbolos para hablar del alma y de la piedad.

 

Tiempo largo el de esta historia del imaginario de los europeos (nos recuerda Le Goff en un paréntesis teórico a mitad del libro). Tiempo que cambia lentamente y configura esa "generación continuada" en la que los hijos son los padres. Tiempo breve, en cambio, el de la crisis y también el de la ciudad medieval, que será motor de la civilización occidental cuando Europa deje atrás su infancia.

 

Este ensayo de Jacques Le Goff forma parte de la colección "La construcción de Europa" que él mismo coordina y se publica simultáneamente en cinco editoriales europeas, en cinco lenguas y nacionalidades diferentes. Hagen Schulze (Estado y Nación en Europa), Peter Brown (El primer Milenio de la Cristiandad Occidental) o Jack Goody (La Familia Europea), entre otros, se dan la mano en esta loable iniciativa que nos ayuda a pensar Europa.

 

 

Enlaces relacionados:

 

http://legoff.provincia.parma.it/

 

http://www.lacentral.com/wlc.html?wlc=31&seleccion=26

 

http://www.diplomatie.gouv.fr/label_france/ESPANOL/IDEES/LE_GOFF/le_goff.html

 

  


© 2001-2004   José Luis Santos Fernández   Editor
Coordinador General y Moderador de las Listas de Correo de:  TERRAE ANTIQVAE
* Portal de Arqueología, historia y patrimonio de los pueblos del Mediterráneo.
Suscríbete gratuitamente en el  FORO  ,en  NOTICIAS
 
Legal: Queda prohibida la reproducción total o parcial de este mensaje sin la autorización expresa del autor.