Inicio > Mis eListas > terraeantiqvae > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 3001 al 3030 
AsuntoAutor
Re: yacimientos ga Bea Alon
Re: Las Institucio Maria Mi
Fwd: Fallece medie Alberto
Re: Re: Las Instit Ana Mari
Volviendo a Troya José Ram
Re: Volviendo a Tr alicia.c
Re: Volviendo a Tr Oscar Go
Re: Re: Las Instit Maria Mi
Re: Volviendo a Tr Alberto
Re: Volviendo a Tr Ana Mari
Re: Volviendo a Tr Ana Mari
Las Instituciones Ana Mari
Re: Volviendo a Tr José Ram
Re: Volviendo a Tr Oscar Go
Re: Volviendo a Tr Ana Mari
Re: Las Institucio Maria Mi
SOMOS MALISIMOS LO Roberto
Re: Las Institucio Ana Mari
Re: Volviendo a Tr Ana Mari
Re: Os asesoraré e Ana Mari
Re: Os asesoraré e Oscar Go
Re: SOMOS MALISIMO Willy Ga
Re: Volviendo a Tr José Ram
Re: Las Institucio alicia.c
RE: SOMOS MALISIMO José Lui
Solicitud de ayuda alicia.c
Re: SOMOS MALISIMO Florenci
Congreso Europeo - isaac
JUNTOS PERO NO REV Ana Mari
Re: Volviendo a Tr Ana Mari
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Terrae Antiqvae
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 5474     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:Re: [TA] Volviendo a Troya
Fecha:Miercoles, 20 de Octubre, 2004  13:38:18 (+0200)
Autor:Oscar González <crastino @.....es>

Sobre Troya se ha escrito mucho.. y se seguirá escribiendo. Si entrais en la página de Manfred Korfmann y el "Projekt Troia" os haréis una idea de por donde van los tiros hoy día:
 
 
Y ya puestos a meter baza, os pongo las impresiones que tengo de Troya y que escribí en otros foros. El mérito no es mío, sino de Maria Eugenia Aubet, de cuyas clases y algunas lecturas realizadas por mi parte saqué el material para este escrito:
 
 
Érase una vez una ciudad antigua llamada Wilusa, fundada hacia el 3000 a.C. en una zona marginal de la peninsula de Anatolia, en la región de la Tróade, encima de un peñasco, a ras de mar, justo delante del estrecho de los Dardanelos. Esta ciudad tuvo una larga vida: se destruyó y reconstruyó varias veces y de las ruinas de una nació otra, así hasta 8 veces, desde finales del IV milenio a la época clásica. El nivel II de Wilusa, datado hacia el 2500-2300 a.C., era muy rico en materiales (de este nivel proceden las excavaciones de H. Schliemman en los años 70 del s.XIX, y hallazgos como el “Tesoro de Príamo”), grandes fortificaciones, etc. Este nivel se destruyó hacia el 1900 a.C., pero la ciudad se reconstruyó y/o amplió (niveles III-V) y hacia el 1600 a.C. apareció una enorme ciudadela, el nivel VI, en lo alto del montículo, con unas murallas impresionantes, y unos palacios soberbios, muy al estilo del Próximo Oriente antiguo, con dependencias, talleres, almacenes, el palacio real, etc. Debajo de la ciudadela, una ciudad baja de gran extensión(fue la ciudad excavada por Carl Blegen en los años 30 del siglo XX, excavaciones recuperadas por M. Korfmann desde 1989 y que continúan hasta hoy dia). Hacia el 1230 a.C., esta Wilusa VI fue destruida por un terremoto, aunque con señales evidentes de una destrucción humana violenta. Sobre las ruinas, se erigió el nivel VII, pero la ciudad que quedó no era tan grande ni tan imponente como la anterior. Duró hasta el 1100 a.C. aproximadamente, cuando se abandona el asentamiento, hasta época griega, cuando se funda la ciudad de Ilión, el nivel VIII, la Troya romana posteriormente. Para posteriormente desaparecer en la nebulosa de la Historia.

La ciudad de Wilusa estaba situada en una zona estratégica, el paso de los Dardanelos, una zona de tráfico comercial hacia el mar Negro. Al mismo tiempo, Wilusa controlaba un hinterland en el interior con minas de plata (hoy casi agotadas) y de cobre. Wilusa se convirtió, a tenor de los restos arqueológicos, en una ciudad de importancia bastante elevada en una zona marginal de Anatolia. En el siglo XIV a.C. la potencia dominante en Anatolia era Hatti, los hititas, con su capital en Hattussa. Pero, leyendo las tablillas de los archivos reales en la capital, se mencionan dos potencias (dos grandes poderes, así aparece en los textos) en el oeste: Arzawa, con capital en Apasa (la Éfeso griega posterior) o en Milawata (la futura Mileto), y el país de los ahhiyawa. Dos potencias que amenazaban la estabilidad y el poderío de los hititas en esta parte del Próximo Oriente antiguo. Parece ser que Arzawa era un estado, posteriormente absorbido por los hititas en el siglo XIII a.C., en el suroeste de Anatolia. Al norte de Arzawa estaba el país o la ciudad de Wilusa, de la que ya hemos hablado. Pero, ¿quiénes eran los ahhiyawa? Los estudios más recientes, que han analizado a fondo las tabillas reales hititas, apuntan a los micénicos, los achaioi griegos, los aqueos. Parece ser que los ahhiyawa se impusieron como una civilización dominante en las tierras del oeste, más allá del mar, en la zona de... Grecia continental. Miembros de la nobleza hitita e incluso de la misma familia real de Hatti se exiliaron a esta zona, siendo una presencia incómoda en esta zona periférica del Próximo Oriente antiguo.

Wilusa fue una ciudad (o un país) que creció y se desarrolló en la periferia de Anatolia y de los hititas, que siempre menospreciaron en los textos la importancia económica de la zona. Pero Wilusa sabemos que sí importó a un país o una civilización determinada, los ahhiyawa, gracias al control del paso al Mar Negro y a sus importantes reservas de cobre y plata. Es probable que Arzawa, de la que lo desconocemos prácticamente todo, naciera como “colonia” de los ahhiyawa en la costa sur-occidental de Anatolia (de ahí las fundaciones de Apasa y Milawata, nombres hititas que evolucionarían posteriormente). No sabemos si los ahhiyawa conquistaron Wilusa y la arrasaron por el comercio, por la posición estratégica que ocupaba.... o a causa del rapto de una reina ahhiyawa, por ejemplo. Probablemente, a mediados del siglo XIII a.C., en la época de mayor esplendor del nivel VI de Wilusa, la ciudad sufrió un asedio (hay elementos en el registro arqueológico que así lo atestiguan) y fue destruida, siendo reconstruida desde las ruinas unas décadas después (nivel VII), pero sin el esplendor y la monumentalidad anteriores. Es posible que los invasores provinieran del país de los ahhiyawa, los micénicos, sin poder discernir claramente por qué motivo. Es posible que fuera una guerra breve de pequeña importancia en una zona marginal de Anatolia; lo suficientemente poco importante para que los hititas no se preocuparan. No obstante, desde Hattusili III (mediados del siglo XIII a.C.), Hatti dirige su atención a la zona oriental de Anatolia: es cuando probablemente cae bajo su órbita el país de Arzawa (¿dependiente de los ahhiyawa?) y es es posible que Wilusa, o lo que quedara de ello tambien. Es posible que Hatti y los ahhiyawa quedaran frente a frente, no lo sabemos. Lo que sí sabemos es que hacia el 1200 a.C. la Grecia continental, Anatolia, el Levante asiático y la costa egipcia fueron asolados por las invasiones de los “Pueblos del Mar”, y tanto Hatti como la civilización micénica quedaron destruidas por siempre jamás. Y con ellos, Wilusa.

Pero algo debió de quedar en la memoria de los supervivientes del crack del 1200 a.C., algo lo suficientemente traumatizante y fascinante al mismo tiempo, que dio lugar a la creación de mitos y leyendas, que posteriormente se fueron tejiendo poco a poco y trasmitiéndose vía oral, hasta que hacia el siglo VIII a.C. un poeta errante (o poetas errantes) llamado Homero lo puso por escrito, reuniendo las diferentes tradiciones orales en dos largos poemas: la Ilíada y la Odisea. Y este poema llegó a la época clásica, se fijó y fue recitado y leido a lo largo de los siglos... hasta llegar a nuestra época. Y detrás de todo ello queda el recuerdo de una ciudad, una leyenda y una magnífica epopeya literaria: Troya.
 
Crastino



Nuevo Correo Yahoo!