Inicio > Mis eListas > terraeantiqvae > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 301 al 330 
AsuntoAutor
Re: predictividad Alberto
Re: predictividad Alberto
Re: Estados (Alber Alberto
Estados medievales David Sá
el origen de los q David Sá
Re: Predictividad David Sá
una teoría científ David Sá
RE: Estados (Alber David Sá
Paleovascos David Sá
Más sobre la cienc Carmen S
Re: una_teoría_cie patricia
seguido a mi aport patricia
Re: materialismo c DAVIUS_S
Re: Estados, Agric David Sá
Re: Más sobre la Javler
Re: surgimiento de DAVIUS_S
Toponimia e Histor David Sá
¿Qué es el feudali Javler
Agricultura (David Javler
RE: Frisos_del_Par Juan Bla
Re: Más sobre la c David Sá
Re:El materialismo maria ma
Felicidades Patricia
Re: materialismo c patricia
¿identicando polít David Sá
Re: Más sobre la c javier n
Re:_Estados,_Agric patricia
Re: materialismo c David Sá
Re: Re:El material David Sá
Re: Agricultura (D David Sá
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Terrae Antiqvae
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 2365     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto: una teoría científica de la historia: materialismo cul tural como
Fecha:Domingo, 22 de Diciembre, 2002  23:23:25 (+0100)
Autor:David Sánchez <davius_sanctex @.....es>

Puesto que tanto David como yo parece que somos los únicos abanderados de la aplicación del método científico para aportar explicaciones en historia, hemos decidido escribir este mensaje conjunto, a ver si quedan claras algunas cosas. Vamos por puntos, de nuestra postura epistemológica a lo que criticamos de los detractores.
 
Defendemos que existe una teoría antropológica, llamada materialismo cultural, que permite explicar o entender la evolución y configuración de ciertas sociedades a partir de sus condiciones materiales. El materialismo cultural establece una división tripartita entre clases de conceptos que atiende a su relación causal. Esas clases se llaman infraestructura, estructura y supraestructura.
 
INFRAESTRUCTURA:
 
La infraestructura se divide en modos de producción y modos de reproducción. Los modos de producción comprenden la tecnología y las prácticas empleadas en la producción de alimentos y energía, dadas las restricciones que impone el medio natural. Así, algunas categorías de los modos de producción son la tecnología de subsistencia, las relaciones tecnoecológicas, los ecosistemas y las pautas de trabajo. Los modos de reproducción incluyen las prácticas empleadas para expandir, limitar y mantener la población, con categorías como la demografía, la fertilidad, natalidad, mortalidad, control médico, contracepción, infanticidio, etc.
 
ESTRUCTURA:
 
La estructura se divide en economía doméstica y la política económica. La economía doméstica comprende la organización de la producción y la reproducción, el intercambio y consumo en los grupos, casas, apartementos u otras unidades domésticas. Sus categorías asociadas son la estructura familiar, la división doméstica del trabajo, la enculturación, educación, los roles sexuales y de edad, las jerarquías domésticas, etc. La política económica económica es la organización de la producción y la reproducción, intercambio y consumo entre bandas, poblaciones, estados u otras unidades políticas. Comprende categorías como la organización política (facciones, clubes, asociaciones, corporaciones, etc.), la división del trabajo, los tributos, las clases, castas, jerarquías urbanas o rurales, el control político-militar, la guerra, etc.
 
SUPRAESTRUCTURA:
 
Incluye conceptos como el arte, la música, la danza, literatura, publicidad, rituales, deportes, religión, etc.
 
PRINCIPIO DE PRIMACÍA DE LA INFRAESTRUCTURA
 
El principio teórico básico del materialismo cultural ha sido denominado "principio del determinismo infraestructural", pero el calificativo de "principio de la primacía de la infraestructura" parece una expresión más afortunada, en vista del malentendido generalizado que pesa sobre la relación entre las actuaciones humanas y el determinismo que impera en la evolución sociocultural, y que se aborda más adelante en el presente capítulo. El principio de primacía de la infraestructura defiende que la probabilidad de que las innovaciones que surgen en el sector infraestructural sean preservadas y propagadas es tanto mayor cuanto más potencian la eficiencia de los procesos productivos y reproductivos que sustentan la salud y el bienestar y que satisfacen necesidades y pulsiones biopsicológicas básicas en el hombre.
 
Las innovaciones de tipo adaptativo (esto es, que incrementan la eficiencia de la producción y la reproducción) tienen grandes posibilidades de ser seleccionadas, incluso aunque se dé una incompatibilidad pronunciada (contradicción) entre ellas y aspectos preexistentes de los sectores estructural y supraestructural. Además, la resolución de cualquier incompatibilidad profunda entre una innovación infraestructural adaptativa y las características preexistentes de los demás sectores conllevará probablemente cambios sustanciales en estos sectores. En cambio, las innovaciones de tipo estructural o supraestructural serán probablemente desechadas si se produce una incompatibilidad profunda entre ellas y la infraestructura; es decir, si reducen la eficiencia de los procesos productivos y reproductivos que sustentan la salud y el bienestar y satisfacen necesidades y pulsiones biopsicológicas básicas en el hombre.
 
Un corolario lógico del principio de primacía de la infraestructura es que, dada la presencia de complejos infraestructurales evolucionados en sociedades diferentes, cabe esperar una convergencia hacia relaciones estructurales y rasgos simbólico-ideacionales similares. Lo contrario también es cierto: diferentes infraestructuras conducen a estructuras distintas y a símbolos e ideas diferentes.
 
¿QUIÉN ES EL BENEFICIARIO?
 
Los costos y beneficios de las innovaciones pueden referirse a la salud y el bienestar del conjunto de una población o de determinados grupos, algunos de los cuales pueden tener intereses diversos y contradictorios en los efectos provocados por ciertas innovaciones. En presencia de grupos con intereses enfrentados, la selección o el rechazo de las innovaciones depende del poder relativo que cada grupo pueda ejercer en defensa de sus intereses.
 
CAUSALIDAD
 
La causalidad que suscribe el materialismo cultural se corresponde con lo que Skinner llamó "selección en función de las consecuencias". Las innovaciones en los repertorios culturales proceden de muchas fuentes (algunas conscientes, otras inconscientes), y su contribución al bienestar y la salud es objeto de verificaciones continuas. Algunas son seleccionadas y se propagan de generación en generación; otras son descartadas y se eliminan. Como ocurre en los fenómenos de la selección natural y procesos análogos, ni el sistema del materialismo cultural ni sus agentes saben necesariamente hacia dónde se dirigen.
 
EVOLUCIÓN CONVERGENTE Y PARALELA
 
Los datos etnográficos, históricos y arqueológicos indican que los sistemas socioculturales humanos han conocido un alto grado de evolución paralela y convergente. Así, los paralelos y convergencias en la evolución de las economías políticas del Nuevo y el Viejo Mundo no pueden descartarse como si de efectos aleatorios y singulares se tratara (por ejemplo, los complejos que rodean a las élites gobernantes y que han evolucionado de modo autónomo, el uso de metales y minerales raros como objetos preciosos, el matrimonio entre hermanos, los dioses-reyes, la astronomía, las matemáticas, etc.). Asimismo, cientos de estudios basados en los Human Relationes Area Files u otras importantes bases de datos comparativas demuestran inequívocamente la naturaleza no aleatoria de la selección sociocultural.
 
LARGO Y CORTO PLAZO
 
Se acepta que, en general, el materialismo cultural es más eficaz en dar explicaciones para la evolución a largo plazo que a corto plazo. Con todo, la validez de las explicaciones materialista-culturales es algo que no puede descartarse a priori sino que se establecerá a posteriori y a partir de estudios concretos sobre los conceptos explicados anteriormente. Por tanto, si bien la incertidumbre aumenta por fuerza en cuanto bajamos al nivel de los años y los días, el materialismo cultural puede explicar, en general, buena parte de los hechos que están ocurriendo, aunque no en todos sus detalles.
 
ALTERNATIVAS
 
El materialismo cultural ha logrado explicar un buen número de evoluciones socioculturales, tal como puede estudiarse en los trabajos de Marvin Harris, y de forma infinitamente más modesta, en las aportaciones tanto de David como de las mías. En esas explicaciones se procura establecer una metodología coherente y consistente, huyendo de las hipótesis ad hoc, y basándonos siempre en datos contrastados. Que lo hayamos logrado o no es algo que deberá criticarse combatiendo la validez de los datos y/o el rigor lógico de las argumentaciones aportadas.
 
En cualquier caso, el hecho de que no sepamos dar una explicación de algún proceso histórico no implica de ningún modo el fracaso de la teoría sino que sólo evidencia, en principio, nuestra incapacidad personal. Por otra parte, los detractores de esta teoría deberían mostrar cuáles son las alternativas a la misma, aportando alguna otra teoría científica que pueda acreditar, como mínimo, el mismo número éxitos que el materialismo cultural.
 
CRÍTICAS INACEPTABLES
 
- El objetivo de una ciencia histórica es predecir hechos políticos concretos sino la evolución a grandes rasgos. Es como si alguien negara la utilidad de la genética porque no puede predecir a que edad una persona sufrirá un infarto o o si tendrá o no gemelos al llegar a la edad adulta.
 
- La responsabilidad de explicar ejemplos ajenos. Si el señor X inventa cierto contraejemplo los que sostenemos que existen explicaciones generales somos requieridos para improvisar en directo explicaciones particulares concretas. Explicar bien las cosas requiere tiempo de estudio y meditar sobre ellas no pueden explicarse en un momento sin ser investigadas en detalle. Por eso nos maravillamos de que alguien plantee contraejemplos y nos crea tan inteligentes de contrarresponderlos casi al momento.
 
- Un ejemplo dificil de explicar invalida centenares de correlaciones bien definidas. Es decir, de nada parece valer que uno explique muchos hechos si alguien es capaz de citar una dificultad. Lo sensato sería pensar que la teoría necesita solo una pequeña corrección no invalidarla por completo!!! digo yo!
 
- No hay intención de resolver problemas concretos, solo poner objeciones a las explicaciones de los demás. Parece haber cierta ideología subyacente anti-varias-cosas. Uno debería atenerse a lo que estrictamente se deduce de los datos y tener la ideología (orientación teórica) sólo como auxilio cuando no exista datos.
 
- Se sobrevaloran algunos hechos supraestructurales y se ignoran hechos infraestructurales si faltan los datos se supone lo que a uno le conviene.
 
- No se leen bien los mensajes, y los temas se hacen recurrentes.
 
Saludos
 
David y Javler