Inicio > Mis eListas > terraeantiqvae > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 3421 al 3450 
AsuntoAutor
mas de lo mismo. y Ana Mari
Re: La Biblia dese Oscar Go
arqueología mediev raquel r
Aficionados ¿Un a Oscar Go
Re: La Biblia dese Jaime
Re: Historia del F alejandr
Re: Aficionados ¿ Davius S
Re: La Biblia dese crastino
Re: Re: Tenemos un alejandr
Aficionados ¿Un ap Oscar Go
Re: La Biblia dese jaime pe
Re: La Biblia dese crastino
Aficionados ¿Un ap Oscar Go
Talento Jaime
Re: Aficionados ¿U Davius S
Re: Aficionados ¿ alicia.c
Re: Historia del F jaime pe
Re: Aficionados ¿ crastino
Re: Aficionados ¿U crastino
Re: Historia del F alejandr
Re: Talento crastino
Re: MURALLAS-TALUD Alberto
Nos mudamos José Lui
Re: Nos mudamos alicia.c
Re: ARRIEROS SOMOS Diego Má
Re: Nos mudamos Ana Mari
¿Que me retracte?. Ana Mari
Re: La Biblia dese Ana Mari
Re: MURALLAS-TALUD Ana Mari
Re: La Biblia dese Ana Mari
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Terrae Antiqvae
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 5891     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto: [TA] Aficionados ¿Un aporte o un peligro ?
Fecha:Miercoles, 1 de Diciembre, 2004  10:18:48 (+0100)
Autor:Oscar González <crastino @.....es>

Hola Davius:
 
Vamos a analizar tu mensaje, a ver a qué conclusiones llegamos los dos, por ejemplo. Es probable que generalice o simplifique algunos conceptos, pero bueno, si hay que darme un toque de atención, se me da.
 
... o mejor creo que más propiamente no-experto vs. experto creo que sería interesante plantearlos de modo mucho más sencillo. La cosa es si existe alguna diferencia substancial en lo que puede llegar a escribir un experto de un no-experto en ciertas áreas del conocimiento.
 
Me parece muy atinada la frase en negrita... pero no deja de ser un subterfugio semántico. Un no experto es un aficionado, se vea como se vea, y no hay por qué picarse porque a uno lo definan así. Yo soy aficionado a la novela rusa del XIX, pero no me califico de no-experto, simplemente leo por placer, me gustan los vericuetos a los que recurre Dostoievski en Los hermanos Kamarazov (la fábula del Gran Inquisidor, el encuentro entre Iván y el Diablo, etc.) para ilustrar algunas caborias mentales suyas. Pero aunque lea mil libros sobre el viejo Fiodor, nunca podré llegar a ser un George Steiner en crítica literaria, simplemente por qué mi método, mi dedicación, la constancia que le ponga, la intencionalidad, etc... llegarán a su nivel.
 
Si yo leo un artículo sobre física cuántica creo poder distinguir claramente si se trata de un trabajo serio o no. Es más puedo argumentar razones esenciales por las cuales un trabajo es serio o no, con independencia de que su autor esté doctorado en ciencias físicas o no. Es más si alguien sin una formación reglada específica lograra escribir un artículo revolucionario sobre física cuántica, la comunidad de físicos cuánticos lo último que discutiría es si esta persona está o no en posesión de una titulación adecuada [y aunque aquí use la física cuántica como ejemplo ad hoc, creo que otras muchas disciplinas servirían como ejemplos]. Y volviendo ahora a la historia ¿podemos afirmar que un "aficionado" sea claramente identificable por sus escritos?
 
Por tu formación, Davius, podrás discernir algo bueno de algo malo en referencia a la física cuántica. Y un colega mío, abogado para más señas, discute de lo humano y lo divino sobre ética, teología, física mecánica y cuántica, leyes y no sé qué más cosas, y aun le quedan redaños para debatir conmigo sobre historia. Es su formación davinciana (que no codevinciana), pero él (o tu caso, tan interesado en el tema de la lingüística) es la excepción que generalmente confirma la norma. Y habrá más casos en la lista. Pero uno tiene su profesión, su oficio, su ámbito, como se le quiera llamar. A menos que sea un nuevo Leonardo o una voraz lectura de todo tipo de ramas de la ciencia, lo habitual es que uno sea experto en una cosa y aficionado en otras.
 
Tal vez en las facultades de Historia seamos más corporativistas con nosotros mismos y más reacios a admitir teorías de gente de allende las aulas. Bien, es posible. Pero no es lo mismo ser ingeniero o arquitecto, que construye algo sólido y perdurable, o médico, que cura enfermos, por citar dos ejemplos. Los historiadores no suelen construir nada físico, sino investigar el pasado para llegar a conclusiones en el presente. Dan una imagen del pasado, una visión contrastada de los hechos (a menudo contando con pocas fuentes literarias, arqueológicas, epigráficas, numismáticas, etc.), que conviene ser cuidadoso a la hora de presentar al público (especializado y no especializado), pues esa imagen crea conciencias, educa, matiza, diluye conceptos o crea nuevos, etc. Se trata de formar, no de tergiversar, deformar, distorsionar, desinformar, etc. ¿Quién decide que alguien ha tergiversado, deformado, distorsionado, desinformado,... acerca del pasado? ¿Las facultades? ¿Las esferas académicas y academicistas? ¿Un simple diploma, como se ha comentado a menudo? ¿Exceso de titulitis? Difícil de responder, dirán algunos. Cada cual tiene su criterio, se comentará. Pero en última instancia, ¿quién aprueba o quién suspende?
 
Generalizar en que todos los profesores y profesionales de la materia son malos es avanzar tan poco como decir que todos son buenos. Hay de todo. Pero para mí, una persona que ha estado años investigando y publicando (y no publicando en plan mercenario, que haberlos haylos), yendo a congresos y exponiendo sus puntos de vista (contrastados y razonados), escribiendo libros, difundiendo el conocimiento desde el aula,... me merece no sólo el máximo respeto sino tambiñen mucha envidia sana. Pero esa envidia, si no la compenso con una licenciatura, un doctorado, tiempo, constancia, dedicación, etc., me sirve de poco. Y eso es lo que hay que hacer. Primero investigar, dentro de los medios que te pone la universidad (y que no son pocos). Y no sólo en historia: en ingeniería, arquitectura, física, medicina, derecho, etc. Porque el debate se ha polarizado entorno a aficionados y profesionales de la historia, pero también podríamos decir lo mismo de aficinados y profesionales de la física cuántica, por mencionar algo. En todas partes cuencen habas...
 
Es posible que un aficionado tenga mayor probabilidad de cometer ciertos errores que le delaten, pero se comprenderá que en las áreas de conocimiento que no requieren del dominio formal de ciertas herramientas intelectuales específicas cuyo manejo requiera mucho tiempo de estudio habrá mayor intrusismo.
 
Una frase (puesta en negrita) que me provoca dudas y una cierta perplejidad. Ya me dirás qué significa...
 
Creo que ese es el verdadero fondo de la cuestión, la existencia de criterios que delimiten un trabajo bien hecho de uno que no. Es cierto que a nivel menos profundo hay algo que distingue a un historiador profesional de uno amateur, y es por ejemplo la cantidad y la calidad de la bibliografía utilizada, pero eso es menos específico y fácil de adquirir qe otras herramientas formales.
 
No sólo la cantidad o la calidad, sino lo que subyace detrás de eso: años de constancia, de dedicación, de luchar por llegar adonde se ha llegado. Y no a base de dar codazos, sino de realizar un trabajo bien hecho. Se pueden publicar miuchos trabajos con uan excelente y una abundante boibliografía... pero si no se secan conclusiones de esa bibliografía, si no se plantean dudas, contradicciones o matices, si no la asimilamos y luego, desde un espíritu crítico, no la leemos como lo que es, ¿de qué sirve todo ello? Además, no es tan fácil conseguir gran parte de la bibliografía especializada, y hablo por experiencia propia. Muchas de las bibliotecas universitarias españolas no tienen las revistas y las monografías recientes que uno desearía... mientras se siguen viendo en los anaqueles viejos manuales de Struve, Schulten, Kovaliov, etc. Y mientras se siga perpetuando este sistema, peor lo tendremos los historiadores del futuro. En mi biblioteca, por ejemplo, se invierte más en espacios para estudiar y PC's que en comprar libros o suscribirse a publicaciones periódicas (y de mi especialidad hay poquísimo). Con un buen préstamo interbibliotecario, tiras millas, pero no todo lo resuelve pedir cosas que a veces tardan meses en llegarte. Yo quiero bibliotecas alemanas, anglosajonas, que nos dan mil vueltas en I+D incluso en el campo de la historia. Ojo, que también uno ha de moverse y no esperar que todo le caiga del cielo. Servidor, a falta de una base de datos de publicaciones periódicas detallada por artículos en la biblioteca de Historia de la Universidad de Barcelona, lo hizo a la mano: poniéndome delante de la estantería y mirando revista por revista, número por número, dos o tres horas diarias durante meses. Así se aprende a veces, que muchas veces nos quejamos de que no hay medios para hacer las cosas. Pues como Mahoma no vaya a la montaña, la montaña no vendrá por sí solita caminando...
 
Es evidente que un historiador que lleva poco tiempo o un aficionado tiene mayor probabilidad de meter la pata que uno que lleva muchos años dedicado (concediéndoles a ambos similares capacidades claro!). La veteranía, sin duda, es un grado. Pero la cuestión yo diría no ha sido nunca ni será que una universidad u organismo externo nos acredite con un título que se concede cada año a muchas personas por pasar unos añitos asistiendo a una facultad o escuela técnica (no pretendo ser categórico, pero creo que es así de sencillo, no?
 
La titulitis no es el problema de fondo entonces. ¿Cuál es, pues? En mi opinión, sin una licenciatura previa (lo siento, pero algun criterio inicial hay que poner, ¿no?), un doctorado, y, además de los requisitos de títulos, sin constancia, dedicación, años de trabajo, espíritu crítico, ganas de aprender de los errores, sin ir a congresos para ver qué se cuece, sin publicar de manera seria en algún momento de la vida, ... sin todo esto, haya o no haya títulos, no habrá grandes profesionales.
 
Para rematar, creo que enfrentar a profesionales y aficionados, o expertos y no-expertos, no conduce a nada. Cada cual en su esfera, Dios en la de todos. Pero si hay profesionales, miremos detrás de su título lo que ha hecho. Y si hay aficionados, miremos lo que no ha hecho. Y analicémoslo todo. O si no, yo, improbable aficionado a la física cuántica, me preguntaré qué subyace tras el título de un profesional de la materia. Y, en resumen, no fundemos bandos, aprendamos de cada uno. Pero, si se crean, que cada cual aporte sus armas y que decida la Historia.
 
Crastino



Nuevo Correo Yahoo!

Algunos de los cientos de artículos en venta o subasta en eGrupos.net
 
  • Buzo esqui ganga ( 150 EUR) 
     
  • Pallet jacks US$ 170 in Miami ( 170 USD) 
     
  • peliculas dvd ( 10 COP) 
     ¿Tienes algo que deseas vender? ¿O comprar? ¿Quieres ver tu anuncio aquí, gratis? 
    ¡ Visita hoy mismo EGRUPOS.NET !