Inicio > Mis eListas > terraeantiqvae > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 349 al 378 
AsuntoAutor
Re: Sobre la figur David
Re: Las cifras "ár David Sa
Temperaturas y nac David Sa
año judío y año mu David Sa
Re: Sobre Atila el David Sa
RE: Sobre la figur David Sá
RE: Creacionistas David Sá
Dios en la histori David Sá
¿A quién le aburre Alberto
RE: Sobre la figur David Sá
RE: Sobre Atila el David Sá
RE: Creacionistas Alberto
Feudalismo (II) Alberto
Ocurrió un día com Alberto
Re: David, não te David Sa
Re: Sobre la figur David Sa
Re: Sobre la figur David Sa
Re: Madre Naturale Alberto
El nombre en la Ed Alberto
Formas de comenzar Alberto
Toponimia celeste David Sa
Re: Madre Naturale DAVIUS_S
Un hacha hallada e José Lui
Re: ¿¡Sadomasoquis Alberto
Re: El nombre en l David Sa
Re: ¿¡Sadomasoquis David Sa
La existencia de H David Sa
Paz, paz, PAZ!!!!! oscar go
Re: El nombre en l Alberto
Un ejemplo de tens Alberto
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Terrae Antiqvae
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 2589     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto: Posiciones de constelaciones y fenómenos fi jados en el año 3300 adne, base de todos los rituales y mitod de las religiones heredadas
Fecha:Domingo, 12 de Enero, 2003  05:28:39 (+0000)
Autor:"Francisca Martín-Cano Abreu" <martincano @........es>

Posiciones de constelaciones y fenómenos fijados en el año 3300 adne, base de todos los rituales y mitod de las religiones heredadas


Francisca MARTÍN-CANO Abreu
http://terra.es/personal2/martincano/biblio.htm
12 / 1 / 2003
terraeantiqvae@eListas.net

Hola forstas:

Para los que estén interesados en mis "elucubraciones " que tantos años me han costado, sigo enviando algunas de mis reflexiones gratis.

Saludos,

Francisca

Sabemos que en Mesopotamia en época prehistórica antes del IV milenio, al igual que en el resto del universo, sólo había Sacerdotisas de culto a la Divinidad, del mismo género que (se creía) reinaba en la Naturaleza. La evidencia es arqueológica, ya que exclusivamente son femeninas las más arcaicas obras de arte humanas. Está de acuerdo con ello Delporte, que aporta la afirmación de Saccasyn Della Santa sobre las exclusivas figuras femeninas auriñacienses en (1982, 276): "Figuran magas, sacerdotisas o vestales (prêtesses)." Exclusivas Sacerdotisas que en principio eran las conocedoras y transmisoras del conocimiento sagrado y las únicas que participaban en cultos de Fertilidad.
Con la evolución de los panteones religiosos a principios de época histórica (en Mesopotamia en el IV milenio adne), compartieron el culto religioso y transmitieron su doctrina no sólo a mujeres Sacerdotisas iniciadas, sino también a Sacerdotes eunucos iniciados, que habrían de guardar secreto de sus conocimientos bajo pena de muerte. Estos Sacerdotes eunucos, que representaban en Tierra al paredro castrado de la Diosa Madre, empezaron a compartir con las Sacerdotisas los cultos y rituales sagrados.
Con la evolución al politeísmo, las Sacerdotisas seguían participando en los festivales agrarios, vestigios del ejercicio del culto de épocas matriarcales, cuando eran en exclusiva mujeres, las que ejercían el Sacerdocio de la única Diosa adorada y las únicas que participaban en ceremonias sagradas en su honor. Lo ratifica Pomeroy en (1987, 96): "La existencia de festividades exclusivamente femeninas ha sido explicada de distintas maneras. Una hipótesis es que los cultos femeninos eran supervivencias de un período matriarcal cuando toda la religión estaba en manos de mujeres. Otra explicación es que las mujeres en las sociedades primitivas tenían a su cargo la horticultura y la jardinería, y por tanto, estaban implicadas en los cultos a la fertilidad.² (Ampliamos en nuestro artículo: Estudio religioso de la participación femenina en la vida pública: Sacerdotisa http://es.geocities.com/culturaarcaica/sacerdotisafuncion.htm).
En Mesopotamia, en época protohistórica (siglo XXXIII adne) ya hay también Sacerdotes varones normales (no sólo eunucos) que ocupan puestos importantes en los Templos bajo la advocación de Dioses, a la vez que hay Sacerdotisas que ocupan puestos importantes en los Templos bajo la advocación de Diosas. Sirva de ejemplo Enungalanna, Sacerdotisa de Eridu que en tiempos del rey Amarsuena, da nombre al año 8º, llamado (con todos los términos) correspondiente al año 2038 adne, según Sanmartín y Serrano (1988, 20): ³«Se entronizó a Enungalanna, amada de Amarsuena, como sacerdotisa de la ciudad de Eridu».³
Siguen refiriendo Sanmartín y Serrano en (1988, 53): "El (sic) las épocas protohistóricas, el centro del estado lo constituía el dios o la diosa patronos de la ciudad, propietarios absolutos de todos los recursos económicos, comenzando por las tierras de cultivo y los pastos adyacentes. En consecuencia el templo fue el centro de la administración y del gobierno: es la ciudad-templo sumeria (Falkesnstein, 1954).²
Añaden Sanmartín y Serrano en (1988, 54): "Este estado de cosas cambió... con la instauración del estado centralista..."
Y en (1988, 56): "El régimen político de la ciudad-templo protodinástica había ido evolucionando hacia regímenes de monarquía absoluta basada en la ideología patriarcal. La monarquía autárquica se convirtió de este modo en la forma de gobierno definitiva para el resto de la historia, no sólo mesopotámica, sino de toda el Asia Anterior."
Y es justo con la llegada de la ³monarquía absoluta basada en la ideología patriarcal² cuando los Sacerdotes sumerios de la civilización estatal mesopotama, empiezan a inventar a partir del III milenio adne, el calendario zodiacal, cuyo conocimiento oficial es conocido. Este zodiaco babilónico, según Ojeda (2002) empezó con cuatro constelaciones, conocidas hoy en occidente, con el nombre de Géminis, Virgo, Sagitario y Piscis. En el año 2700 adne se crearon otras cuatro constelaciones zodiacales: Tauro, Leo, Escorpión y Acuario. En el año 1200 adne se crearon las constelaciones zodiacales: Aries, Cáncer, Libra y Capricornio. Y cientos de años después llegó a tener 18 constelaciones zodiacales, hasta que terminaron por reducirse a 12. 12 constelaciones, que con algunas variaciones, forman el zodiaco que fue heredado por los griegos en el primer milenio adne y es el que ha llegado hasta hoy.
En las fuentes que informan del conocimiento astronómico oficial mesopotamo de culturas sumerio-acadias, como la obra ³Mul-Mul (en sumerio, ³estrellas²), es decir, las Pléyades² en palabras de Marín (2000), y otras fuentes semitas y posteriores acadias y babilonias, muestran que conocían otras constelaciones no zodiacales como: Dragón, Águila, Pegaso, Andrómeda, Orión, Auriga,.... Pero desde luego no existe evidencia de que mundo ³oficial² conociera la constelación Can Mayor / Canícula y así permaneció durante miles de años.
Tampoco los conocimientos oficiales griegos la incluía en principio. Se pregunta Ojeda (2002): ³Desde el punto de vista de la arqueoastronomía surge el problema de relacionar el cielo de época homérica con el de Ptolomeo. Efectivamente, en las obras de Homero y Hesiodo sólo se describen unos cuantos astros: la Osa (también descrita como el Carro), Orión, las Pléyades, las Híades, Arturo y Sirio. ¿De dónde proceden el resto?. ³
Esta constelación no fue conocida, hasta ser mencionada por Arato (n. alr. 310 - m. 240 adne) de Solos, Cilicia, Anatolia, en su obra Fenómenos en el año 276 adne, que incluía 48 constelaciones, algunos no ³conocidas² por el mundo oficial. Las mismas 48 que recogía Hiparco en el año 135 adne cuando organizó los conocimientos de Conón de Samos del siglo III adne y el sistema de creencias de Aristóteles. De Arato, dice Marín (2000): ³Se supone que Arato se basó (algunos dicen que simplemente copió) en obras anteriores similares...²
Sigue afirmando Marín (2000): ³La siguiente figura histórica a tener en cuenta es Eratóstenes de Cirene (276-195 a.C., aprox.), (...)Las fuentes en las que se basó Eratóstenes para sus Catasterismos nos son desconocidas (a parte (sic) de Arato), aunque sabemos que muchos de los mitos recogidos ya formaban parte del acerbo (sic) cultural heleno desde hacía siglos, hay ciertas evidencias de que Eratóstenes creó muchos de estos mitos, en un intento de sistematizar las historias de las constelaciones.²
³Tras Eratóstenes, destacará Hiparco de Nicea (190-125 a.C., aprox.) (...) Su obra más importante es Explicaciones de los fenómenos de Arato y Eudoxo(...). Hiparco es además el descubridor de la precesión de la esfera celeste, hito clave de la ciencia clásica.²
Y añade Ojeda (2000): ³A este respecto conviene recordar que tanto Arato como Eudoxo eran originarios del sur de Anatolia, por lo que sin duda conocían las tradiciones astronómico-mitológicas de la zona, así como las mesopotámicas, sirias, cananeas y por supuesto, griegas.²
Tolomeo (n. alrededor del año 87- m. 170 dne) siglos después (entre el año 125 al 150 dne) ³introduce² las mismas 48 constelaciones de Arato e Hiparco, tras recopilar el saber dejado por escrito por Arato, Eratóstenes, Hiparco y otras fuentes dispersas, cuando publicó su Almagesto / Coordinación Matemática que "Resume toda la ciencia astronómica de los griegos, ó sea la ciencia astronómica de aquellos tiempos." (Enciclopedia U., Tomo 4 (1994: 786)].
Por tanto es legítimo deducir que los poetas y astrónomos patriarcales, terminaron por recuperar la tradición cultural secreta, oral y escrita en manos femeninas, que ya formaba parte del acervo cultural, tres mil años después de haber sido ³inventados² por Sacerdotisas. [Apropiación que ya era normal en autores clásicos como Ovidio y Homero, pues sabemos que se apropiaron del legado heredado de manos femeninas y las adulteraron con narraciones de guerra en honor de Héroes. De Homero se sabe expresamente que se apropió ignominiosamente de las poesías de la Poetisa Oraculista Dafne, según manifiesta Sáinz De Robles en (1959, 328): "Larrey, en su historia de los siete sabios de Grecia, afirma «que Homero había sacado de las poesías de esta inspirada mujer (Dafne) las bellezas más notables de sus inmortales poemas, y que el ingrato suprimió la mención de su bienhechora, aunque sin haber podido ocultar el plagio a la posteridad."]
Por lo que resulta congruente suponer que también Arato ³copiaría de una fuente femenina² algunos de sus conocimentos astronómicos y meteorológicos ³no oficiales² que incluye en su libro: Fenómenos en el que describe ³fenómenos meteorológicos², según recoge Marín (2000): ³Fenómenos es una obra muy descriptiva, donde aparte de citar las constelaciones, Arato describe diversos fenómenos metereológicos (sic)...² Lo mismo que hace Hiparco al escribir más tarde su libro titulado: Explicaciones de los fenómenos de Arato y Eudoxo, porque tales hechos eran desconocidos por los Sacerdotes varones de forma oficial.
Ellos accederían a las informaciones de las Sacerdotisas de sus regiones de procedencia, y que habrían sido iniciadas por las ancestras de aquellas Sacerdotisas mesopotamas que aún observaban las estrellas en el año 2100 adne en el Templo Dilmun, situado encima de la última torre del zigurat de ocho torres, de la ciudad de Ur. Al igual que las Sacerdotisas sumerias lo hacían desde la cúspide del Templo Khorsabad de Babilonia, en la torre con siete pisos y con terraza / zigurat / observatorio astronómico, bajo la advocación de la Diosa Ninmach, descalificadas por Herodoto como copuladoras con el Dios. Ellas serían las que habrían puesto en relación tanto la constelación de Can Mayor / Canícula que era coincidente en determinada posición con el fenómeno meteorológico de la canícula y muchas otras constelaciones con otros fenómenos. Relaciones que ya no se producían en el siglo III adne, 3 mil años después de haberlas fijado las Sacerdotisas, cuando tales hechos tuvieron existencia real.
Y es elocuente que los astrónomos posteriores no prestaran atención a fragmentarias informaciones que hablaban de los ³fenómenos meteorológicos²: no entendieron su razón de ser. Y aunque Hiparco descubriese la precesión, ningún astrónomo posterior, ni siquiera del siglo XX, ha vislumbrado la importancia que se podría sacar del hecho de que los fenómenos meteorológicos de los que hablaba Arato, tuviese algo que ver con los astros o las constelaciones relacionadas semánticamente, coincidentes con determinada posición de las mismas en el momento en que fueron bautizadas. Sólo nuestra tenacidad y perseverancia digna del éxito nos ha hecho merecer el alcanzar a adivinar la trascendencia y alcance de esta asociación, que no ha estado patente a la vista de ningún otro investigador hasta hoy día.
Así que hemos deducido que los eventos astronómicos desfasados 75 días respecto a los actuales, fueron fijados en el IV milenio adne. Y la autoría sería obra de Sacerdotisas. También deducimos que esta fijación tendría lugar en Mesopotamia, en donde sabíamos que existía un conocimiento astronómico, diferente del oficial de los Sacerdotes varones. Estas Sacerdotisas transmitirían a otras iniciadas su saber, quienes a su vez extendieron por todo el universo y lo mantuvieron en secreto. En estos conocimientos astronómicos fijados en el año 3300 adne, se basaron las Sacerdotisas de diferentes regiones y a lo largo de cientos de años, para celebrar los rituales sagrados agrícolas. También los plasmaron en obras de arte. Y a la vez lo concretizaron en mitos. De ahí que las más arcaicas obras de arte de muchas regiones (realizadas desde luego por artistas femeninas) y los mitos más arcaicos de regiones históricas, muestran el sustrato matriarcal, que utiliza claramente un sistema de codificación con protagonistas humanos o animalísticos, asociado a objetos del cielo, a la vez asociados con fenómenos, que evidencian la base astronómica.
Y este conocimiento fue pasando al acervo cultural de las regiones en las que vivían, hasta que parte de esta información fue "recogida" y plasmada en fuentes escritas, en las que bebieron otros pensadores y filósofos. Hasta ser recogidas por Tolomeo.
Mientras permaneció el conocimiento de otras constelaciones en otras fuentes no descifradas ni apropiadas por Tolomeo, hasta que los árabes, los persas modernos y los astrónomos occidentales accedieron a parte de ella. Sólo así se explica que Hevelio, Bayer, Bartsch y La Caille, introdujeran desde el siglo XVII, constelaciones que denominaron con nombres similares a los que debieron tener en época arcaica. Es un misterio a dilucidar, pero nos hace suponer que accedieron a unas fuentes en las que hallaron inspiración para conocer los conocimientos astronómicos arcaicos. Y conocimientos astronómicos de constelaciones desconocidas por Hiparco o Tolomeo.
Posiblemente accedieron a esta información secreta, por diversas fuentes escritas quizás salvadas de la destrucción de la Biblioteca de Alejandría o de otras Bibliotecas secretas. O llegaron al conocimiento de esas constelaciones, por imágenes artísticas que las representaban de forma metafórica y que ellos llegaron a descubrir que fue el método usado por nuestros ancestros para reflejar su saber astronómico. Y así, basándose en diversas manifestaciones artísticas que las reflejaban, denominaron a ciertas constelaciones introducidas por ellos, con el nombre que aludían a los elementos reflejados en las obras de arte arcaicas (de ahí algunas pequeñas discrepancias basadas en su similar representación formal). Y serían ejemplos de ello las constelaciones denominadas en época moderna con los nombres Taller de Escultor, Mosca, Perros de Caza, Zorra, Escudo de Sobieski, que corresponderían respectivamente en época arcaica, con los nombres de: Taller de Grabación de Moneda, Abeja, Animales de la Diosa, Loba, Escudo de Protección, según lo evidencian las obras de arte).
(Ampliamos en nuestro apartado B) Evidencias de otras constelaciones, representadas de forma metafórica en representaciones artísticas, conocidas antes de Hiparco, con URL: http://usuarios.lycos.es/martincano/escudo.html)