Inicio > Mis eListas > top-secret > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 3561 al 3580 
AsuntoAutor
Noticias de Germai Guillerm
Ya está empezando Guillerm
Mensaje del Arcáng El Templ
Maestro Kuthumi - El Templ
Crisis mundial Guillerm
Tormenta financier Guillerm
Mensaje de SaLuSa, Nady
Dragones - Serpien El Templ
Asombroso Guillerm
Sigue la crisis an Guillerm
Momento de Esperan Guillerm
Boletín Semanal Ur El Templ
Esperen grandes ca Guillerm
Serie Aceptando un El Templ
Las Tablas Esmeral El Templ
Batacazo Guillerm
Al borde del tramp Guillerm
Finalmente Guillerm
Mensaje del Maestr Nady
Mensaje de Ag-agri Nady
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
!ANGELES SOLARES VII
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 3878     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[RED_NESARA] Crisis mundial
Fecha:Sabado, 11 de Agosto, 2007  13:01:03 (+0200)
Autor:Guillermo Herrera Plaza <guillermo @.....es>

=~==================================================================~= 
                  ~ Comparte los rumores que oigas ~ 
    O lee rumores dejados por otros, vota si crees que es cierto, 
                   falso, etc. ¡Es superdivertido! 
                 ->> http://elistas.net/r/174.18a7 <<- 
=~==================================================================~= 
 
 
 
(Se está cumpliendo la crisis anunciada en los mensajes del Cielo) 
 
Las fuertes caídas en las bolsas de todo  
el mundo originan una crisis generalizada 
 
Viernes 10 de agosto de 2007 
 
El Periódico de Cataluña.- La situación de los préstamos hipotecarios en Estados
Unidos es la gran culpable del temor a una gran crisis que a día de hoy azota a
las grandes bolsas de todo el mundo. Ayer se originaron fuertes pérdidas en los
mercados estadounidenses, que arrastraron a los latinoamericanos y europeos. 
 
Las bolsas asiáticas, por su parte, han cerrado con pérdidas de entre el 2% y el
4%, mientras que las europeas han perdido cerca del 3%. En nuestro país, el
sector de la banca lidera los recortes del Ibex 35, arrastrados por las tensiones
de los mercados internacionales.  
 
Los analistas achacan la situación a las pérdidas en el mercado hipotecario
subprime (réstamos inmobiliarios de alto nivel de riesgo en los que intervienen
muchos bancos y fondos de inversiones estadounidenses) que se están extendiendo a
otros sectores económicos. 
 
El BCE inyectará 61.050 millones de euros  
 
El Banco Central Europeo (BCE) ha anunciado que inyectará 61.050 millones de
euros adicionales al flujo monetario de la zona euro para afrontar los problemas
de liquidez. El BCE adjudicó ayer en una subasta de financiación rápida 94.841
millones de euros, cantidad que supera los 69.300 millones aportados el 12 de
septiembre del 2001, un día después de los atentados de Estados Unidos.  
 
En Europa, a media sesión, el índice FTSE 100 de la Bolsa de Londres ha perdido
el 3,20%, en Fráncfort, el DAX ha cedido un 1,61%, y París, un 3,19%. Amsterdam
ha bajado un 3,40% y Zurich, un 2,81%. 
 
El Banco de Japón aporta un billón de yenes 
 
La Bolsa de Tokio tampoco se libra de las repercusiones, y ha terminado la
sesión con el índice Nikkei con un descenso del 2,37%. Así, la referencia de los
225 valores principales ha perdido al cierre 406,51 puntos, para situarse en
16.764,09 puntos, su nivel más bajo desde el 16 de marzo. 
 
El Banco de Japón inyectó el viernes un billón de yenes (8.500 millones de
dólares, 6.250 millones de euros) en los mercados monetarios para paliar los
efectos de la crisis. Esta suma es la más elevada desde ese otro billón de yenes
que la institución dio a los mercados monetarios el 29 de junio. El jueves, el
banco central nipón ya introdujo 400.000 millones de yenes. 
 
A su vez, la Bolsa de Hong Kong ha cerrado sesión con un fuerte descenso del
2,8%, después de que una alerta por el tifón Pabuk acortase la sesión y ante el
temor de los inversores por la crisis, según los corredores. El índice Hang Seng
ha bajado 646.65 puntos y se ha situado en 21.799,96 enteros al cierre de la
sesión, también antes de lo previsto a causa del ciclón.  
 
La Bolsa de Seúl ha caído un 4,2%, su peor resultado en un mes. El índice KOSPI
ha perdido 80,19 puntos, quedando en 1.828,49 puntos. En India, el mercado de
Bombay ha cedido un 2,65%, al bajar 399,83 puntos, estableciéndose en 14.700,33
enteros.  
 
Situación en América Latina 
 
Las pérdidas también fueron importantes en América Latina desde ayer. El
principal índice de la Bolsa de Sao Paulo, el Ibovespa, cayó el 3,28%, mientras
que la plaza mexicana registró el tercer mayor descenso del año, con una bajadas
del 2,54%. El índice Merval de la Bolsa de Buenos Aires cerró con un retroceso
del 3,27%. 
 
 
Bajan los mercados de  
valores en todo el mundo  
 
Londres, 10 ago (AP).- Los mercados bursátiles de todo el mundo retrocedieron el
viernes ante el temor de que la crisis creada en Estados Unidos por el colapso de
las hipotecas de alto riesgo se extienda al resto de la economía global. 
 
Los mercados del Viejo Continente bajaron pese a que el Banco Central Europeo
inyectó el viernes otros 61.000 millones de euros (83.800 millones de dólares) en
el sistema bancario. 
 
Por su parte, la Junta Federal de la Reserva de Estados Unidos anunció que
aceptó 19.000 millones de dólares en hipotecas respaldadas por acciones después
que su tasa de fondos federales _ la que se cobran los bancos en sus créditos
nocturnos al cierre de la jornada hábil para cuadrar sus balances _ superó el 6%,
muy por encima del objetivo de la Junta del 5,25%. 
 
La Junta, en una corta declaración, dijo que aportará "reservas (monetarias) a
medida que sea necesario" para tranquilizar a los inversionistas y facilitar el
normal funcionamiento de los mercados crediticios. 
 
La medida de poco sirvió para aplacar los mercados mundiales, donde cundió el
nerviosismo y quedó plasmada una tendencia generalizada a la venta desde Tokio a
Londres. 
 
Empero, Wall Street remontó parte de sus pérdidas el viernes, después que la
Junta Federal de la Reserva anunció que inyectará liquidez monetaria para ayudar
al sistema financiero de Estados Unidos. 
 
El mercado, sujeto a una intensa volatilidad desde hace varias semanas ante el
temor de un debilitamiento del sistema crediticio, comenzó a recuperarse de sus
pérdidas varias horas después de la más reciente inyección de liquidez de la
Junta. 
 
Empero, el descenso registrado al inicio de la jornada fue un reflejo del temor
reinante entre los inversionistas, que acudieron masivamente a la venta. 
 
Los mercados de valores tampoco no parecieron haberse impresionado con la nueva
intervención del BCE, y las bolsas de los grandes centros comerciales globales
sufrieron pronunciadas bajas. 
 
La nueva intervención del BCE, que la víspera inyectó 95.000 millones de euros
(130.700 millones de dólares) en la banca del Viejo Continente ocurrió después
que el Banco Central del Japón aportara un billón de yenes (8.400 millones de
dólares) y Estados Unidos agregara 24.000 millones de dólares. 
 
Fue la primera vez que el banco central europeo y el japonés adoptaron juntos
dicha medida desde los atentados terroristas del 11 de septiembre. Lo mismo
hicieron los bancos centrales de Australia, Hong Kong y Canadá. 
 
"Esta operación para calibrar debidamente la liquidez de los mercados
crediticios sigue a la operación realizada ayer para asegurar la situación de
orden en los mercados monetarios europeos", dijo el BCE, que prometió vigilar
atentamente la situación. 
 
Empero, el nerviosismo en los mercados globales _ y el temor al riesgo que
puedan correr las empresas no estadounidenses _ quedaron reflejados en las
pronunciadas bajas bursátiles del viernes a nivel mundial. En Londres, el índice
de 100 acciones del Financial Times-Bolsa de Valores bajó un 3,7 a 6.038,30; en
París, el índice CAC-40 cayó un 3,1% a 5.448,63 y en Francfort el índice DAX of
New York Mellon Corp., suspendió la redención de activos de su fondo respaldado
por acciones ABS Fund. 
 
"Los temores de los mercados a la crisis de las hipotecas de alto riesgo
continúan sin tregua", opinó el analista Joerg Kraemer, economista jefe de
Commerzbank AG, en Francfort. 
 
"Sus consecuencias no quedarán limitadas a los mercados financieros", agregó.
"La economía estadounidense y con ella, el resto del mundo, sufrirán también
las consecuencias negativas durante algún tiempo". 
 
En Tokio, el índice Nikkei (noticias) de 225 acciones bajó 406,51 puntos, el
2,37%, a 16.764,09 enteros. El indicador amplio Topix, de todos los títulos
preferenciales retrocedió 49,88 puntos, el 2,96%, a 1.633,93 unidades. 
 
En Seúl, el parámetro Precio Bursátil Compuesto de Corea del Sur cayó 80,19
puntos, el 4,2%, a 1.828,49 con los peores resultados en los papeles de emisoras
financieras. Conocido como Kospi, el índice llegó a perder hasta un 5% en el
curso de la sesión. 
 
El nerviosismo se propagó por el resto de Asia. 
 
El indicador de referencia en Hong Kong, el Hang Seng (noticias) , retrocedía 3%
a media sesión y se ubicaba en 21.771,94 unidades. El Indice Strait Times de
Singapur bajó 2,89% a 3.314,37 enteros al promediar la jornada. El parámetro
principal de Filipinas tuvo su peor caída del año al disminuir 3% a 3.281,96
puntos. 
 
El nerviosismo se apodera de los mercados 
 
Lo que comenzó siendo un pinchazo de la burbuja inmobiliaria en Estados Unidos
amenaza con convertirse en una crisis de liquidez en toda regla y con causar
serios daños a las empresas, a los consumidores y a la economía en general. Por
segundo día consecutivo, el nerviosismo y la incertidumbre atenazaron ayer a los
mercados mundiales, a pesar de que las autoridades monetarias salieron al rescate
del sistema financiero con nuevas inyecciones de dinero. 
 
 
Las bolsas viven el segundo día de calvario, a pesar de  
una nueva inyección de dinero por los bancos centrales 
 
Tras haber inyectado el jueves 95.000 millones de euros en el mercado bancario
de la eurozona, el Banco Central Europeo (BCE) intervino ayer con otros 61.000
millones para calmar los ánimos de los inversores. La Reserva Federal de Estados
Unidos inyectó 38.000 millones de dólares (25.000 millones de euros) en tres
tandas durante la jornada con el mismo propósito, hasta un total de 87.500
millones entre ayer y hoy. Los bancos centrales de Japón y Australia habían hecho
lo mismo por la mañana, mientras los de Malaisia, Indonesia y Filipinas vendieron
dólares para defender sus propias divisas. 
 
La magnitud y la contundencia de la actuación de las autoridades monetarias dan
una idea de la preocupación por la falta de liquidez en los mercados y sus
repercusiones en la economía. Los expertos advierten de que una prolongación de
la crisis hará más difícil que empresas, instituciones y consumidores logren
dinero prestado, lo que podría provocar una desaceleración del crecimiento
mundial. 
 
La inquietud se cobró ayer otra víctima en Estados Unidos. La entidad financiera
HomeBanc se declaró en suspensión de pagos ante la "incapacidad para responder a
las obligaciones de financiación de préstamos hipotecarios". 
 
Las bolsas europeas sufrieron importantes pérdidas, y muchas de ellas cerraron
por debajo de sus niveles de principio de año. El Ibex 35, principal indicador de
la Bolsa de Madrid, bajó un 2,59% y cerró en 14.453 puntos. El FTSE-100 del
mercado londinense cayó un 3,71%; el Cac-40 de París, un 3,13%, y el Dax alemán,
un 1,48%. El Dow Jones, referencia del mercado neoyorquino, bajó un leve 0,23%
tras haber sufrido la víspera su mayor caída porcentual en cuatro años, un 2,83%.

 
La preocupación por las pérdidas de algunas entidades financieras vinculadas a
créditos hipotecarios subprime, o de alto riesgo, en EE UU son la causa principal
de la volatilidad reinante en los mercados. Muchos estadounidenses que pidieron
esos créditos para comprar una casa han sido incapaces de hacer frente a los
pagos, y las entidades acreedoras han perdido dinero. Para limitar sus riesgos,
los bancos comerciales se muestran cada día más evasivos a la hora de prestar
dinero; de ahí la actuación de los bancos centrales para dotar de liquidez al
sistema. 
 
Bosco Ojeda, analista jefe del banco suizo UBS en España, opina que las
consecuencias de la falta de liquidez pueden ser "potencialmente graves" en un
momento de gran endeudamiento de las familias, las empresas y las
administraciones públicas. "Por eso está tan nervioso el mercado. Aunque no es el
caso más probable, se han incrementado las posibilidades de que vivamos una
crisis financiera global seria", añade Ojeda. 
 
El problema de fondo 
 
Otros, como Keith Wade, economista jefe del banco de inversión Schroders, tratan
de quitar hierro a la situación. "El problema de fondo es que los bancos son
reticentes a prestarse dinero entre sí por miedo a las pérdidas derivadas de las
hipotecas de alto riesgo y otras modalidades de crédito", explica Wade. "En estos
momentos", agrega, "la actividad económica es saludable y no esperamos que las
dificultades para encontrar financiación sean lo suficientemente graves como para
descarrilar la economía mundial". 
 
Para evitar males mayores y prevenir una recesión económica mundial, ya han
comenzado a escucharse voces que exigen un recorte de los tipos de interés. Los
mercados de futuros en Estados Unidos esperan que la Reserva Federal recorte el
precio del dinero en su próxima reunión, prevista para el próximo 18 de
septiembre. La mayoría de los analistas vaticina que el BCE se dispone a subir
los tipos de interés una vez más, pero el deterioro de la situación podría
cambiar las tornas. 
 
A ambos lados del Atlántico sigue habiendo miedo a que más instituciones
financieras anuncien pérdidas relacionadas con las hipotecas de alto riesgo, que
ya han puesto al borde de la quiebra a varias entidades. A medida que pasan los
días afloran novedades que no invitan al optimismo sobre una pronta solución de
la crisis. 
 
Ayer, The Wall Street Journal daba cuenta de que la Securities and Exchange
Commission (SEC), organismo regulador del mercado estadounidense, está
investigando la contabilidad de varias firmas neoyorquinas para asegurarse de que
no ocultan pérdidas vinculadas a las hipotecas de alto riesgo. Según el
periódico, entre las investigadas figuran Merrill Lynch, Goldman Sachs y Bear
Stearns, auténticos pesos pesados de Wall Street. La mayor entidad hipotecaria de
Estados Unidos, Countrywide Financial, advirtió de que las penurias del mercado
hipotecario no sólo no han acabado, sino que pueden empeorar. Según sus
previsiones, el número de impagos y embargos seguirá aumentando en los próximos
meses y las condiciones para obtener un crédito se endurecerán. 
 
En Alemania, los activos de un fondo de inversión del Deutsche Bank han caído un
30% desde el 31 de julio, pese a que sus gestores aseguran no tener ninguna
inversión en hipotecas subprime. Y la fiscalía de Düsseldorf ha abierto una
investigación por posible fraude contra el banco IKB, principal víctima alemana
de la burbuja inmobiliaria estadounidense. 
 
Caen los bancos españoles 
 
El sector bancario se está llevando la peor parte en los mercados bursátiles. En
Madrid, las acciones del Santander cayeron ayer un 3,24%, hasta los 13,43 euros,
y las del BBVA bajaron un 3,79% para cerrar a 17,25. Los analistas advierten de
que si los bancos sufren pérdidas como consecuencia de la falta de liquidez, sus
resultados se verán afectados y estarán en peor disposición de afrontar grandes
compras como las de los últimos meses. 
 
Precisamente, las acciones de Barclays cayeron ayer un 6,38% por los rumores de
que va a renunciar a su oferta por ABN Amro, extremo desmentido por el banco
británico. Un consorcio formado por Royal Bank of Scotland, Santander y Fortis
compite con Barclays por la entidad holandesa, cuyas acciones llegaron a caer un
11% en la Bolsa de Amsterdam. 
 
 
El temor a una crisis hipotecaria provoca  
importantes pérdidas en todas las Bolsas 
 
Jueves 10 de agosto de 2007 
 
Todas las Bolsas europeas han abierto hoy con pérdidas por el temor a que se
produzca una crisis hipotecaria global. Por su parte, el Banco Central Europeo
(BCE) ha realizado una nueva inyección de liquidez que se suma a la realizada
ayer para evitar el riesgo de colapso crediticio por la crisis hipotecaria que
sufre Estados Unidos. 
 
En la Bolsa de Madrid, el buen dato del IPC de julio no ha animado a los
inversores. Esta mañana, el Ibex-35 cedía un 1,56% nada más empezar la sesión y
se colocaba en las 14.623 unidades, mientras el Índice General perdía un 1,65% y
el tecnológico Nuevo Mercado, un 1,80%. 
 
Los mercados europeos restantes, al igual que el español, optaron también por
las ventas. Así, Fráncfort bajaba un 1,91%; París, un 1,81%; Londres, un 1,77%, y
Milán, un 1,22%. 
 
La Bolsa de Tokio ha registrado también importantes pérdidas a causa del
desplome de las plazas europeas y de Wall Street. El selectivo Nikkei ha cedido
406,51 puntos, un 2,3%, cerrando en 16.764,09 enteros. 
 
Inyección de liquidez 
 
Todo ello es consecuencia de la crisis hipotecaria de Estados Unidos, que llevó
ayer al BCE y a la Reserva Federal a adoptar medidas de emergencia. La
institución europea realizó una inyección de liquidez sin precedentes al poner en
circulación 94.841 millones de euros, una cifra que supera con creces los 69.300
que adjudicó el día después de los atentados del 11-S. Y esta misma mañana ha
procedido a inyectar otros 61.000 millones de euros para ampliar el flujo
monetario. 
 
La decisión de ayer del BCE se produjo después de que el banco francés BNP
Paribas anunciara que congelaba tres fondos de inversión al no poder calcular su
valor liquidativo por su vínculo con los créditos norteamericanos de alto riesgo
para comprar vivienda ("subprime").  
 
Las hipotecas "subprime" son los préstamos de mayor riesgo en Estados Unidos (se
conceden a clientes con escasa solvencia). El descenso de los precios de los
pisos en el país, entre otras razones, ha llevado a este negocio a la crisis. Los
bancos han retirado las líneas de financiación a las entidades volcadas en este
tipo de préstamos. Una de las primeras víctimas de la situación creada ha sido
American Home Mortgage, décimo grupo hipotecario norteamericano, que esta semana
se declaró en suspensión de pagos. 
 
La contracción crediticia ha provocado que ahora sea más caro y difícil
conseguir un préstamo. Esto hizo que el tipo de interés interbancario se
disparara ayer hasta el 4,6%, su nivel más alto en los últimos seis años y muy
por encima de la tasa oficial del 4% fijada por el BCE. 
 
Ante la elevada demanda de efectivo y el temor a una grave falta de liquidez en
el mercado, el BCE decidió actuar: adjudicó 94.841 millones de euros a un tipo de
interés del 4%. Participaron en la puja 49 entidades de crédito. 
 
Por su parte, la Reserva Federal estadounidense inyectó 24.000 millones de
dólares (17.480 millones de euros) en el sistema financiero con reservas
temporales, la mayor cantidad desde el pasado junio.  
                
 
 
-~--------------------------------------------------------------------~-