Inicio > Mis eListas > top-secret > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 3561 al 3580 
AsuntoAutor
Noticias de Germai Guillerm
Ya está empezando Guillerm
Mensaje del Arcáng El Templ
Maestro Kuthumi - El Templ
Crisis mundial Guillerm
Tormenta financier Guillerm
Mensaje de SaLuSa, Nady
Dragones - Serpien El Templ
Asombroso Guillerm
Sigue la crisis an Guillerm
Momento de Esperan Guillerm
Boletín Semanal Ur El Templ
Esperen grandes ca Guillerm
Serie Aceptando un El Templ
Las Tablas Esmeral El Templ
Batacazo Guillerm
Al borde del tramp Guillerm
Finalmente Guillerm
Mensaje del Maestr Nady
Mensaje de Ag-agri Nady
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
!ANGELES SOLARES VII
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 3879     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[RED_NESARA] Tormenta financiera
Fecha:Domingo, 12 de Agosto, 2007  19:54:44 (+0200)
Autor:Guillermo Herrera Plaza <guillermo @.....es>

=~==================================================================~= 
                            ~ TEMPORURAL ~ 
      Tu nuevo portal de turismo rural Disfruta de la naturaleza 
                     Tu vida se merece un regalo 
                 ->> http://elistas.net/r/185.18a7 <<- 
=~==================================================================~= 
 
 
 
Preocupación por las consecuencias de  
la crisis sobre la economía mundial 
 
Laure Fillon. Fráncfort, Alemania, 12 ago (AFP) - ¿Cuándo cesará la tormenta?,
se preguntan analistas y expertos mientras la crisis causada por los préstamos
hipotecarios de riesgo en Estados Unidos se propagó ya al sector bancario mundial
y crece el temor de que pueda repercutir sobre la economía mundial. 
 
Las dificultades del sector hipotecario estadounidense de alto riesgo
('subprime') se propagaron como un reguero de pólvora a otras partes del Planeta,
azotando primero los bancos de Australia y Europa antes de hundir los mercados
financieros y alarmar los de divisas y petróleo. 
 
Para paliar una penuria de liquidez, los bancos centrales europeo y
estadounidense inyectaron más de 272.000 millones de dólares en el circuito
monetario mundial en sólo dos días. La última intervención de ese estilo se
remontaba a los días posteriores al a los atentados del 11 de septiembre de 2001
en Estados Unidos. 
 
Sin embargo, el gesto del Banco Central Europeo (BCE) de la Reserva Federal
estadounidense (Fed), seguido del Banco central japonés y de otras instituciones
monetarias no ha logrado devolver la calma a las plazas bursátiles. Así, los
bancos centrales podrían tener que inyectar aún más dinero. "No es seguro que su
misión haya acabado", afirma Philippe Waechter, economista de la sociedad
Natixis. 
 
Con este panorama, los expertos esperan que las tensiones sigan siendo fuertes
en los mercados monetarios mientras que los bancos, debilitados, dejan de lado su
liquidez y no están dispuestos a prestarse dinero entre ellos. Esta desconfianza
podría también afectar duramente a los grupos de inversiones de capital, que
utilizan enormes préstamos para financiar sus adquisiciones. 
 
La febrilidad también sigue siendo grande en los mercados financieros, que la
semana pasada ya se hundieron porque los inversores abandonaron las acciones en
beneficio de valores refugio como las obligaciones. 
 
El nerviosismo es tan grande que nadie logra evaluar la amplitud de la crisis y
saber a cuantas instituciones afecta y en qué medida. Incluso si muchas de ellas
han asegurado haberse visto poco afectadas, la desconfianza reina. Y es que está
muy fresco el recuerdo del banco francés BNP Paribas, que se declaró poco
expuesto antes de congelar tres fondos de inversión propios. 
 
"Si persiste esta desconfianza, hay un serio riesgo de crisis financiera",
advierten los analistas de Natixis, para quienes esto tendrá consecuencias para
el crecimiento económico mundial. 
 
En caso de derrumbe de los mercados financieros, los ciudadanos de a pie verán
escapárseles de las manos parte de sus bienes, según Howard Archer, un economista
de Global Insight. Las familias consumirán menos si se les hace más difícil
lograr préstamos, peligro que tiene un especial peso en Estados Unidos pero
también en países europeos como España, donde el tipo de endeudamiento es
elevado. Asimismo, las empresas podrían también verse afectadas por una reducción
de su capacidad de financiación y esto afectará a su desarrollo. 
 
Sin embargo, el tablero global de la economía mundial sigue siendo positivo,
subrayan los observadores al remarcar un fuerte crecimiento en numerosos países y
empresas cuya salud es floreciente. 
 
La evolución de la situación depende en estos momentos en gran parte de la
actitud de los bancos centrales, según los analistas, que empiezan a contar con
una flexibilidad de las políticas monetarias. 
 
Así, podrían aplazarse esos nuevos aumentos de tasas previstos por la BCE y el
Banco de Inglaterra (BoE) en otoño, según Archer. Mientras tanto, los analistas
empiezan a esperar ardientemente que la Fed baje las suyas, incluso si aún no dio
señales en este sentido. 
 
 
La prensa mundial se interroga  
sobre el alcance de la crisis bursátil  
 
Arielle Verley. París, 11 ago (AFP).- "Viernes negro bursátil", "La tempestad",
"Una máquina desbocada": la prensa mundial no escatimó en adjetivos este sábado
para describir el viento de pánico que atravesó esta semana los mercados
financieros, a causa de la crisis del sector inmobiliario en Estados Unidos. 
 
"Por el momento, el veredicto (de la crisis) es incierto", advirtió el Financial
Times británico, mientras que el Times destacó "la reacción sorprendente de los
mercados". 
 
Ante la intervención masiva de los principales bancos centrales mundiales, que
inyectaron grandes masas de dinero para evitar una crisis de liquidez, el Times
advirtió que "los inversores se asustaron aún más, como si temieran que el Banco
Central Europeo (BCE) y la (estadounidense) Reserva Federal (...) supieran algo
que el resto de nosotros no sabía". 
 
El Daily Telegraph se preguntó si la caída de las bolsas ha sido "sólo una
tempestad efímera (...) o el inicio de una frenada seria de la economía, tras la
tórrida prosperidad de los últimos cinco años". 
 
El BCE tuvo que inyectar 155.000 millones de euros en dos días, "un récord
histórico" recordó el diario francés Le Figaro, que precisó que posteriormente le
siguió una inyección por parte de la Reserva Federal de 60.000 millones de
dólares. 
 
"Una máquina desbocada", tituló el diario Libération, que denunció los peligros
de lo que calificó de montaje financiero "construido sobre montañas de deudas que
fragilizan todo el edificio". 
 
La crisis es "el reverso de la medalla de la mundialización", sostuvo el diario
alemán Die Welt. "En los últimos meses parecía que sólo había una tendencia
bursátil: al alza (...). Ahora se acabó la fiesta y probablemente durante
tiempo", escribió por su lado el Süddeutsche Zeitung, que juzga la crisis "en
parte irracional", ya que los índices "de la verdadera economía siguen siendo
buenos en Europa y en el resto del mundo". 
 
En un editorial, el Washington Post saludó la "intervención inteligente" de los
bancos centrales en este "pánico financiero". En Japón, el diario Nikkei
(noticias) pidió prudencia y unidad entre las autoridades monetarias. "Los países
deben proseguir su coordinación para calmar a los mercados financieros",
aconsejó. 
 
En España, el diario El Mundo evocó en su portada "el temor de una crisis
económica global", mientras que El País subrayó que "las bolsas se hundieron a
pesar de las medidas de choque de los bancos centrales". El diario Expansión se
mostró más optimista, y consideró que "la economía mundial está en buena salud y,
salvo pánico, no hay ninguna razón de pensar que pueda estallar una crisis
financiera mundial". 
 
En China, donde la situación es "relativamente tranquila", el China Daily
afirmó, citando a un experto, que dos bancos chinos reconocieron haber perdido
vario millones de dólares a causa de la crisis. 
 
 
Los bancos se tambalean,  
y esperan tiempos difíciles 
 
Verónique Dupont. París, 12 ago (AFP).- Los bancos mundiales se han tambaleado
en los últimos días a causa de la crisis de los préstamos hipotecarios de alto
riesgo en Estados Unidos. "Esperamos tiempos difíciles", advirtió la agencia de
calificación Standard and Poor's (SP). Sin embargo, "la exposición de los bancos
europeos a las obligaciones relacionadas con los préstamos de alto riesgo y la
volatilidad actual en los mercados no deberían deteriorar de manera
significativa" la solidez financiera de los bancos europeos, añadió SP en su nota informativa.

 
"El sistema no está en crisis", añadió Cyril Regnat, analista del mercado de
obligaciones del banco francés Natixis. Sin embargo, se puede deducir de la
actual crisis que "los bancos en el mundo verán disminuir sus beneficios este
año, mientras que las operaciones de compra de activos por endeudamiento", que
son muy lucrativas para los bancos, disminuirán, sin contar las pérdidas
eventuales en los mercados de crédito inmobiliario. 
 
Los bancos estadounidense Bear Sterns, alemán IKB, francés Natixis y australiano
Macquarie se han visto afectados por la marejada y el británico HSBC reconoce que
se acerca a un "periodo de incertidumbre", sin anunciar por el momento pérdidas. 
 
El banco francés BNP Paribas anunció el jueves que suspendía las operaciones de
tres fondos de inversión involucrados en la recompra de activos relacionados con
el mercado inmobiliario estadounidense. Ese anunció provocó un viento de pánico
en los mercados europeos, estadounidense y en Hong Kong, que se prolongó el
viernes. 
 
Sin embargo, los indicadores no muestran una crisis de solvencia de los
principales establecimientos bancarios. "El mercado de créditos inmobiliarios de
alto riesgo ('subprime') sólo representa el 13% de los créditos a la vivienda
actualmente" en Estados Unidos, cuyos bancos disponen de márgenes de fondos
propios "confortables", explica Laurent Quignon, especialista del sector bancario
de BNP Paribas. 
 
Los valores financieros podrían incluso recuperarse rápidamente en bolsa "si en
pocos días nos damos cuenta de que no hay relación entre las pérdidas en los
mercados y la situación de los bancos", considera Olivier Gasnier, economista de
Société Générale. 
 
El problema está en otro lado. Una de las maniobras más habituales de los bancos
para sacar de sus balances los pasivos relacionados con los créditos de alto
riesgo es emitir bonos de deuda de alto riesgo y mucho rendimiento. Esos bonos
son reabsorbidos a su vez por los 'hedge funds', esos fondos de inversión de alto
riesgo. Esos pueden ser en realidad los próximos "agujeros negros" del sistema,
puesto que sus inversiones pesan considerablemente en los mercados financieros. 
 
Todos estos interrogantes suscitan mucho nerviosismo en los inversores, que
están vendiendo masivamente títulos relacionados con el sector financiero y se
atrincheran con valores seguros como las obligaciones públicas, mientras que los
valores con más riesgo no encuentran comprador. 
 
Eso conlleva rápidamente un aumento de los costos de financiamiento para los
bancos, y es por ello que el Banco Central Europeo y la Reserva Federal
estadounidense lideraron una intervención masiva el jueves y el viernes, con la
inyección de cerca de más de 272.000 millones de dólares en el sistema monetario.

 
 
La crisis hipotecaria saca de su  
inmovilismo a la Reserva Federal 
 
Washington, 10 ago (AFP).- La Reserva Federal (Fed) intenta este viernes
tranquilizar a los mercados financieros, prometiendo los fondos necesarios, en su
primera intervención desde el comienzo de la crisis del sector hipotecario
estadounidense, que sacude las plazas bursátiles mundiales. 
 
"La Reserva Federal suministra a los mercados la liquidez necesaria para
facilitar el funcionamiento armonioso de los mercados financieros" y
"suministrará las reservas necesarias" para permitir que las transacciones
continúen, indicó el banco central estadounidense en un comunicado. 
 
 
"En las circunstancias actuales, los organismos de crédito pueden sufrir
necesidades de financiamiento superiores a lo habitual debido a perturbaciones en
el mercado crediticio y en el de dinero", añadió. 
 
Poniendo en práctica estas intenciones, la Fed procedió el viernes a una segunda
inyección de recursos, por un monto de 16.000 millones de dólares tras un primer
aporte de 19.000 millones en la mañana. 
 
El comunicado no aludió, no obstante, a una posible baja de las tasas de
interés, cuando son cada vez más numerosos los inversionistas que esperan una
flexibilización monetaria para las próximas semanas. 
 
Por el contrario, el banco central repite que su objetivo de tasa rectora se
mantiene en 5,25%, lo que "apunta sin duda a disipar las especulaciones sobre una
baja inmediata de las tasas", estimó Stephen Gallagher de la Société Générale. 
 
Los corredores señalaron el viernes que el gendarme de la bolsa estadounidense
(SEC) decidió abrir una investigación en los cinco mayores bancos estadounidenses
a fin de evaluar sus pérdidas potenciales ligadas a esta crisis de los créditos
hipotecarios a riesgo ("subprime"), que agita a los mercados desde hace unas
semanas, según el Wall Street Journal. 
 
Para calmar la crisis, el banco central ha utilizado ya desde el jueves el canal
clásico de operaciones overnight (de un día para otro), una técnica de inyección
de liquidez bajo la forma de préstamos con garantía de bonos, que permite actuar
a muy corto plazo. 
 
Antes de los 35.000 millones de dólares aportados el viernes a los marcados, la
Fed había inyectado 24.000 millones el jueves. En épocas normales, estas
operaciones giran alrededor de 5.000 a 10.000 millones de dólares por día. 
 
Pero el comunicado sube una velocidad, al indicar que la Fed puede ajustar el
paso a los demás bancos centrales que intentaron contener la crisis durante los
últimos días. 
 
El viernes, el Banco Central Europeo (BCE) inyectó 61.050 millones de euros en
el circuito monetario de la zona del euro, después de 94.800 millones el jueves.
Por su parte, el Banco de Japón destinó el viernes a ese mismo fin un billón de
yenes (6.250 millones de euros) en el circuito monetario y el Banco de Canadá
1.400 millones de dólares estadounidenses. 
 
Esta movida de la Fed "puede retirar parte de la presión", estimó Michael Malone
de Cowen and Co. 
 
No obstante, hacia las 14H30 GMT Wall Street seguía deprimida y perdía 1,32%, a
13.096,15 puntos, debido al hecho de que esta intervención de la Fed puso de
manifiesto la dimensión de la crisis. 
 
"La acción combinada de los bancos centrales fue interpretada por los corredores
como una admisión tácita de que la crisis actual del crédito es más grave de lo
que se pensaba, y que amenaza el crecimiento en Estados Unidos y en Europa",
estimó en una nota Frederic Dickson, de D.A. Davidson. 
 
Es extremadamente raro que la Fed intervenga excepto en reuniones de su comité
de política monetaria. 
 
Ya lo había hecho en 2001, seis días después de los atentados del 11 de
septiembre, para bajar sus tasas de interés. En ese mismo año, con la explosión
de la burbuja de internet, había bajado sus tasas por sorpresa en dos ocasiones. 
 
En 1998, la Fed había tenido que intervenir para enfrentar las amenazas de
derrumbamiento del fondo Long-Term Capital Management (LTCM). Temerosa de una
crisis sistémica, la Reserva FEderal había reunido con urgencia a los principales
banqueros de Wall Street para obligarlos de salvar ese fondo especulativo.  
                
 
 
-~--------------------------------------------------------------------~-