Inicio > Mis eListas > unpensamiento > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 15 al 34 
AsuntoAutor
Un pensamiento par Rabino F
Un pensamiento par Rabino F
Un pensamiento par Rabino F
Un pensamiento par fabian
Un pensamiento par Rabino F
Un pensamiento par Rabino F
Un pensamiento par Rabino F
Un pensamiento par Rabino F
Un pensamiento par Rabino F
Un pensamiento par Rabino F
Un pensamiento par Secretar
Un pensamiento pa Rabino F
Un pensamiento par Secretar
Un pensamiento pa Rabino F
Un pensamiento par Rabino F
Un pensamiento par Rabino F
Un pensamiento par Rabino F
Un pensamiento par Rabino F
Un pensamiento par Rabino F
Un pensamiento par Rabino F
 << 15 ant. | 20 sig. >>
 
Un pensamiento para cada Shabat
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 24     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto: Un pensamiento para el shabat, 8 de Agosto de 2003
Fecha:Viernes, 8 de Agosto, 2003  15:09:46 (-0300)
Autor:Rabino Fabian Skornik <fabian @.......org>

 
 

 

 

rabinofabian@lamroth.org

http://www.lamrot.org

 

8 de Agosto de 2003, 10 de Av 5763

 

 

FRUTOS Y SEMILLAS

Una mujer soñó que entraba en una tienda recién inaugurada en la plaza del mercado y, para su sorpresa, descubrió que D´s se encontraba tras el mostrador.
¿"Que vendes aquí"? Le preguntó.
"Todo lo que tu corazón desee". Respondió D´s.
Sin atreverse casi a creer lo que estaba oyendo, la mujer se decidió a pedir lo mejor que un ser humano podía desear: "Deseo paz de espíritu, amor, felicidad, sabiduría y la ausencia de todo temor", dijo. Y luego tras un instante de vacilación, añadió: "no solo para mi, sino para todo el mundo".
D´s se sonrió y dijo: "Creo que no me has comprendido querida. Aquí no vendemos frutos. Unicamente vendemos semillas".

Estamos acostumbrados a tener la mercadería al alcance de la mano y lo mas elaborada posible. No solemos estar involucrados en todo el proceso de producción y elaboración, sino que sólo vemos el resultado final, y no prestamos suficiente atención al esfuerzo previo necesario para su consumación.

En nuestras oraciones corremos el riesgo de hacer lo mismo, y pedir por cosas ya logradas, en lugar
de pedir insumos para poder lograrlas por nosotros mismos. Nuestro rezo puede dirigirse a D´s para pedir la fuerza, la energía y la tranquilidad necesaria que nos permita trabajar para alcanzar nuestras metas.

Shabat Shalom

Rabino Fabián Skornik