Inicio > Mis eListas > unpensamiento > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 15 al 34 
AsuntoAutor
Un pensamiento par Rabino F
Un pensamiento par Rabino F
Un pensamiento par Rabino F
Un pensamiento par fabian
Un pensamiento par Rabino F
Un pensamiento par Rabino F
Un pensamiento par Rabino F
Un pensamiento par Rabino F
Un pensamiento par Rabino F
Un pensamiento par Rabino F
Un pensamiento par Secretar
Un pensamiento pa Rabino F
Un pensamiento par Secretar
Un pensamiento pa Rabino F
Un pensamiento par Rabino F
Un pensamiento par Rabino F
Un pensamiento par Rabino F
Un pensamiento par Rabino F
Un pensamiento par Rabino F
Un pensamiento par Rabino F
 << 15 ant. | 20 sig. >>
 
Un pensamiento para cada Shabat
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 33     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto: Un pensamiento para el shabat, 3 de Octubre de 2003
Fecha:Viernes, 3 de Octubre, 2003  12:48:58 (-0300)
Autor:Rabino Fabian Skornik <fabian @.......org>

 

 

 

rabinofabian@lamroth.org

http://www.lamroth.org

 

3 de Octubre de 2003, 7 de Tishrei 5764

 

D´s y el zapatero
 
D´s bajó al mundo disfrazado de pordiosero y se encontró con un zapatero, le dijo:
- ¿Tu podrías ayudarme? estoy descalzo, no tengo zapatos, si tu me hicieras el favor...
El zapatero lo interrumpió y dijo:
- Ya estoy cansado de que todos vengan a pedir y nadie a dar, necesito mucho dinero.
D´s dijo:
- ¡Yo puedo ayudarte!
El zapatero dudando del mendigo le dijo:
- ¿Tu podrías darme el millón de Dólares que necesito para ser feliz?.
El pordiosero le respondió:
- Yo te puedo dar eso y mas. Puedo darte un millón de Dólares a cambio de tus brazos.
El zapatero respondió:
- Y para que quiero yo tanto dinero si no voy a poder ni comer solo, ni abrazar a mis hijos, a mi esposa. No acepto.
El pordiosero dijo:
- ¡ Esta bien, te doy 100 millones de Dólares a cambio de tus piernas!
El zapatero respondió:
- Para que quiero yo tanto dinero, si no voy a poder caminar solo, ni trabajar, ni correr. No, gracias.
El pordiosero le dijo:
- ¡Esta bien te doy 1000 millones de Dólares a cambio de tus ojos! El zapatero sin dudarlo dijo que no.
- Para que quiero tanto dinero si no voy a poder ver la naturaleza, ni el sol, ni a mis hijos, a mi esposa. No, no, gracias.
Y el pordiosero le respondió:
- ¡Ah, hermano, hermano, que fortuna tienes y no te das cuenta!
 
Que estos Iamim Noraim nos permitan valorar lo que tenemos y lo que somos. Pensemos en todas aquellas cosas que nos hacen felices, y que damos como obvias. Encontremos nuestras verdaderas necesidades y trabajemos sobre ellas durante este nuevo año.

Shabat ShalomJatimá Tova. 

Rabino Fabián Skornik