Inicio > Mis eListas > unpensamiento > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 61 al 80 
AsuntoAutor
Un pensamiento par Secretar
Un pensamiento par Secretar
Un pensamiento par Secretar
Un pensamiento par Secretar
Un pensamiento par Secretar
Un pensamiento par Secretar
Un pensamiento par Secretar
Un pensamiento par Secretar
Un pensamiento par Secretar
Un pensamiento par Secretar
Un pensamiento par Secretar
Un pensamiento par Secretar
Un pensamiento par Secretar
Un pensamiento par Secretar
Un pensamiento par Secretar
Un pensamiento par Secretar
Un pensamiento par Secretar
Un pensamiento par Secretar
Un pensamiento par Secretar
Un pensamiento par Secretar
 << 20 ant. | 11 sig. >>
 
Un pensamiento para cada Shabat
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 70     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto: Un pensamiento para el shabat, 3 de Septiembre de 2004
Fecha:Viernes, 3 de Septiembre, 2004  10:01:26 (-0300)
Autor:Secretaría <secretaria @.......org>

 

 

 

rabinofabian@lamroth.org

http://www.lamroth.org

 

 

3 de Septiembre de 2004, 17 de Elul  5764

 

LOS TRES COLADORES DE SÓCRATES

Un día alguien llegó muy agitado ante Sócrates:
- Oye, Sócrates, como amigo tengo que contarte...
- Un momento, ¿Has pasado lo que tienes que decirme por los tres coladores?
- ¿Tres coladores?
- Sí, amigo: tres coladores. El primero es la verdad. ¿Has comprobado que todo lo que vas a decirme sea verdad?
- No, lo he oído contar y...
- Bien, bien. Pero a buen seguro lo has hecho pasar a través del segundo colador, el de la bondad. Porque si no es del todo verdad lo que tienes que contarme, ¿tiene al menos algo de bueno?
- No, al contrario...
- Probemos, pues, de servirnos del tercer colador y preguntémonos si es útil contarme lo que tanto te agita.
- Útil, precisamente...
- Pues bien -dice Sócrates- si lo que tienes que decirme no es ni verdadero ni bueno ni útil, olvídalo y no te preocupes más por ello que yo.
Los tres coladores de Sócrates pueden evitar que sirvamos de albergue a lo que amenaza, demasiado a menudo, con perturbar la atmósfera de toda una comunidad.

Tengamos siempre presente esta enseñanza. Cuidemos mucho lo que decimos, evaluemos el impacto que pueda tener, seamos concientes de la importancia y de la responsabilidad que acarrea el hablar. De acuerdo al Génesis, con la palabra D´s creó el mundo, y con ella podemos destruirlo. Seamos socios de D´s en su acto creador.

Shabat Shalom

Rabino Fabián Skornik