Inicio > Mis eListas > vision_aural > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 274 al 293 
AsuntoAutor
Programación de Cu Cristian
Curso de Visión Au Cristian
Curso de Visión Au Cristian
Curso de Visión Au Cristian
Curso de Visión Au Cristian
Curso de VISIÓN AU Cursos M
Curso de Visión Au Cristian
RECAPITULACIÓN. Cu Cursos M
Curso de VISIÓN AU Cursos M
MURCIA - Curso Teó Cristian
Intensivo de Anato Cristian
Curso de Visión Au Cristian
Últimos días de Cursos M
Artículos sobre Vi Cursos M
Curso de VISIÓN AU Cursos M
Curso 2º nivel - Cristian
Curso de Visión A Cristian
Últimos días de In Cristian
Curso de VISIÓN AU Cursos M
Curso de Visión Au Cristian
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Visión Aural
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 293     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[vision_aural] Artículos sobre Visión Aural. Saurayi Terapia Tensérgica. Madrid
Fecha:Viernes, 29 de Diciembre, 2006  11:20:47 (+0100)
Autor:Cursos Madrid <cursosmadrid @.....es>

Artículos sobre Visión Aural. Saurayi Terapia Tensérgica. Madrid


"Más allá del Sentir"

MADRID

Algunos artículos, por si deseas conocer un poco más sobre Visión Aural.


Visión Aural, la realidad de un mito”
Por Cristian Salado
Revista GENTE. Julio 2005. Madrid



La posibilidad de Ver los campos sutiles ha fascinado a todos los hombres desde hace miles de años, y aunque parezca increíble la percepción visual de estos Campos es una forma de conocimiento perceptual humano, que potencialmente, existe en todas las personas y puede ser estimulada mediante técnicas específicas muy sencillas.

El Método Saurayi de Terapia Tensérgica, desarrolla potencialidades humanas no habituales, permitiendo alcanzar esta habilidad. Saurayi reconoce la existencia de Campos Sutiles, que trascienden a la realidad física e interpenetran y rodean a todas las cosas existentes. Cuando hablamos de Campos Sutiles, nos estamos refiriendo al otro lado de las cosas, al medio en que se producen y manifiestan ciertos fenómenos, que no se someten a una interpretación física convencional, y hace referencia a un nivel más profundo de la realidad ó a una dimensión paralela y menos accesible.

Cualquier persona que se inicie en el método desde el primer entrenamiento, puede evidenciar por sí misma la existencia de estos campos, además de una amplia gama de fenómenos asociados.
El desarrollo y perfeccionamiento de estas capacidades de percepción sutil, fue considerada como herramienta práctica e imprescindible, para la aplicación de los diferentes procederes diagnósticos y terapéuticos de la medicina energética desde hace siglos.

Los métodos utilizados durante las prácticas son el resultado de la asimilación de técnicas avanzadas que, despiertan rápidamente en el alumno la capacidad de alcanzar voluntariamente estados de percepción acrecentada.

El objetivo básico de estos entrenamientos es, inducir un Estado de Percepción Sensorial Ampliado, como premisa fundamental para adquirir Visión Aural y llegar a percibir, de modo directo y con pleno discernimiento, los Cuerpos Sutiles Aurales y sus Chakras.

En los cursos, las personas se entrenan para desarrollar esta potencialidad humana, no habitual y latente, que permite Ver los sistemas aurales con sus diferentes configuraciones y estructuras. Estos sistemas sutiles se observan como entidades luminosas que rodean a las personas, conformando "capas" o cuerpos con características y formas diversas.

Resulta impresionante apreciar las estructuras sutiles que nos mantienen interconectados, vinculándonos a todas las cosas que nos rodean. La experiencia realmente constituye un descubrimiento apasionante.

¿Cuál es la utilidad ó ventaja que representa ver el Aura? Podemos afirmar que, percibir visualmente las Energías sutiles, posibilita interactuar conscientemente con ellas, potenciando nuestras capacidades. Este recurso es altamente beneficioso para todas las personas iniciadas en disciplinas orientales de alineación psicofísica como el Yoga, Tai chi, Chi Kung, Reiki, Masaje, Acupuntura, etc.

Cristian Salado
Profesor Saurayi de Terapia Tensérgica





“VISIÓN AURAL COMO INSTRUMENTO DE TRANSFORMACIÓN”
Por Cristian Salado
Revista Espacio Humano. Septiembre 2005



VISIÓN AURAL Y ESTADOS DE CONCIENCIA

La Teoría Psicotensérgica es el pilar cognoscitivo del Método Saurayi, y patentiza que, los estados mentales del terapeuta son decisivos y determinantes en la magnitud de los efectos alcanzados durante el acto de sanar a un enfermo. El sistema de enseñanza constituye una revolución dentro de los sistemas actuales de tratamiento convencional, porque permite el acceso rápido y natural a estados de percepción sensorial acrecentada, sin la necesidad de consumir sustancias, ni de realizar ritual alguno.Esto ocurre en la medida en que el alumno se entrena para diagnosticar y tratar en estados no ordinarios de conciencia.

En la inmensa mayoría de las culturas primitivas, los seres humanos han buscado trascender a estados especiales de conciencia con diferentes fines, incluyendo el de la sanación, y mediante diversos métodos, que comprenden la ingestión de ciertas sustancias, o determinados rituales y prácticas.

Colocada la mente en un estado no ordinario, el antiguo sanador intensificaba sus capacidades de percepción e intuición. De ese modo, se conectaba con los contenidos de su subconsciente, donde encontraba la información que le permitía comprender mejor el estado psicofísico del paciente, así como los modos de solucionar sus problemas, y por otra parte, modificando sus niveles energéticos, alcanzaba una condición más óptima para influir sobre el enfermo.

Durante la Terapia Tensérgica se modifican voluntariamente los estados mentales, a un nivel tal que percibimos los Campos sutiles, emplazando a la conciencia en un horizonte de procesamiento diferente al habitual. Nuestro cerebro incrementa sus niveles de energía y comienza a operar de un modo no ordinario. En ese contexto, la mente se encuentra en mejores condiciones de influir sobre la realidad exterior.


APRENDER A MODULAR NUESTRA INFLUENCIA SUTIL

El Método Saurayi de Terapia Tensérgica, estudia los diferentes modos en que afectamos sutilmente la realidad, y parte del reconocimiento de percibir las energías es la premisa de su manipulación consciente.

El nivel de Visión que alguien pueda alcanzar, depende de su estado energético y del modo en que su cerebro se vincula con la realidad. Si una persona desarrolla Visión Aural, significa que sus funciones mentales operan de un modo diferente al habitual.

Mientras más fino, penetrante y alto sea el grado de Visión que esa persona alcance, más elevado será su nivel de conciencia y de energía, y por este motivo, se incrementan las capacidades de canalización e interacción y se intensifica el efecto inductor que le permite restablecer la armonía y el equilibrio perdido, en sí mismo ó en el enfermo.

Esto es comprensible si se entiende que: "A un determinado nivel de percepción le corresponde un determinado nivel de conciencia. A cada nivel de conciencia le es equivalente a un nivel determinado de energía." Mientras más Elevado sea nuestro nivel perceptual, más alto será nuestro nivel de energía y conciencia.

Sería acertado afirmar que en el ámbito de la Terapia Tensérgica, el grado de Visión Aural es uno de los indicadores más importantes de eficacia, porque se vincula con el estado energético y mental. Todas las medicinas energéticas reconocen que los éxitos alcanzados durante el tratamiento dependen de los niveles de energía del terapeuta y de sus estados de conciencia, y que, como habíamos mencionado, ambos factores son proporcionales y siempre están interrelacionados.

Así, el grado de Visión Aural alcanzado, le sirve de medida para calibrar la magnitud de los posibles efectos positivos del tratamiento que está aplicando: ‹Cuanto mayor nivel de visión tenga el terapeuta, mayor nivel energético habrá alcanzado, y en consecuencia, debe esperar una mejoría más rápida, intensa y duradera en su paciente.


VISIÓN AURAL COMO INSTRUMENTO DE TRANSFORMACIÓN

Considero necesario aclarar que, únicamente reconozco el valor utilitario de la Visión, cuando nos referimos al contexto de las interacciones humanas con la intención de generar salud. Fuera de ese contexto, el valor de la visión aural no es meramente utilitario, constituye de por sí, una experiencia inigualable: Una parte nuestra es "luz y energía", somos seres radiantes y podemos comprobarlo consciente y directamente si agudizamos nuestros sentidos.

Para la persona sensible, vivir por vez primera la experiencia trascendente de Ver y verificar la existencia de nuestras dimensiones más esenciales y profundas, constituye un acontecimiento único y definitivo, y un acelerador del crecimiento personal y espiritual.

A Las puertas del tercer milenio, la humanidad se adentra en un nuevo paradigma trascendente que ya ha dejado de ser el patrimonio de pequeños grupos de "elegidos". La Visión Aural pertenece al conjunto de experiencias tradicionalmente exclusivas de unos pocos afortunados, especialmente sensibles, que atesoraban ese saber para "salvarlo" del desconocimiento general. Pero los tiempos han cambiado. La humanidad, después de un largo proceso de maduración, se prepara para grandes saltos.

La Visión
Aural ha dejado de ser un mito, ya no es un don selecto, ni una enseñanza críptica o minorista, sigue siendo maravillosa y se vincula al despertar de una potencialidad latente y olvidada, pero sencillamente humana, cuyo beneficio y desarrollo debe de estar al alcance de todos aquellos que sean capaces de asumirla disciplinadamente.

La Visión Aural constituye un instrumento poderoso de crecimiento, que le adentra en una experiencia existencial sin precedentes y desencadena procesos latentes de alineación y autocuración.

En estos días el hombre necesita más que nunca para su supervivencia, del alimento espiritual.

Aunque le parezca imposible, ese Don de Ver, del cual se ha hablado ya desde hace tantos años, esa capacidad increíble y casi mágica de aquellos hombres antiguos, es una realidad que está a su alcance. Se puede trascender los límites reducidos de los sentidos ordinarios si se dispone del conocimiento preciso. El Método Saurayi de terapia Tensérgica, es uno de los pocos sistemas contemporáneos que le ofrece ese conocimiento con toda responsabilidad, llanamente y sin misterios.


Cristian Salado
Profesor Saurayi de Terapia Tensérgica



VISIÓN AURAL. “Niveles de atención como áreas de actividad”
Por Cristian Salado
Revista Verdemente. Mayo 2005. Madrid


"Un guerreo no deja nada al Azar.
De hecho, influye en el resultado de los acontecimientos
mediante la fuerza de su conciencia
y de su intento inflexible..."
C.Castaneda.
El Segundo Anillo de Poder.

Es altamente sugerente el enfoque funcional que los antiguos toltecas daban a cada nivel de atención o de percepción como áreas de actividad: Para ellos, el mirar y el ver son dos actividades diferentes que no constituyen maniobras pasivas relacionadas únicamente con nuestra interpretación de las cosas a través de los sentidos.

Mirar, convierte al mundo cotidiano en un área operativa y Ver, convierte al entorno sutil del mundo ordinario, en una segunda área de actividad total.

Mirar, es el modo en que el Yo piensa la realidad tal y como ha sido condicionado para interpretarla. Mirar ".. reduce el alcance de lo que se puede percibir... nos hace creer que el molde al cual ajustamos nuestra percepción es todo lo que existe.." (1)

El adulto, por hábito, termina mirando la realidad atrapado por los cánones culturales del colectivo al que pertenece, y mira del modo en que lo hace, impelido por el peso de sus costumbres y en consecuencia, percibir, no es una condición innata, es el resultado final de un largo aprendizaje desde la niñez, donde los limites del mirar y del ver no son tan precisos.

El pensar y el mirar están íntimamente relacionados, el mirar depende de los juicios, opiniones o reflexiones propias del modo de pensar. El pensamiento sirve como mediador de la experiencia perceptual, en términos de establecer una mediación o centrar nuestro pensamiento en lo que miramos.

Cuando se mira al mundo, descubrimos su invariable objetividad.

Cuando lo vemos descubrimos que su inalterabilidad es solo aparente y para comprender su objetividad se requiere de un reajuste conceptual.

Cuando vemos, se nos manifiestan diferentes órdenes que coexisten paralela y sutilmente con el mundo conocido. En ese entorno, cada orden se rige por leyes propias. Para acceder a estas leyes el hombre tiene que aprender a aproximarse conscientemente a esos niveles u órdenes.

El hombre, habituado a mirar,  reconoce únicamente el universo de las cosas concretas y se orienta en su mundo limitado, el único donde puede y sabe actuar conscientemente. No tiene la energía suficiente para maniobrar libre de las leyes que condicionan los eventos de su estrecha realidad.
El Hombre que Ve, sin saberlo, se adentra en territorios de interacciones tales, que los acontecimientos relacionados con su mera presencia, se desencadenan bajo el peso de otros patrones e impulsos. Puede promover eventos cuyas manifestaciones, en el mundo cotidiano, resultarían paradójicas o incongruentes con lo que "conocemos".
EL Ver, es el modo olvidado en que el yo puede llegar a ser consciente de otras realidades y sus modalidades alternativas de interacción.
Para Ver se necesita energía. El acto de Ver consciente, potencia la operatividad de la inteligencia y su impacto controlado sobre el entorno por medios no físicos. "El truco está en abandonar el fortín dentro del cual nos resguardamos: la falsa seguridad del sentido común.." (1)

El ver es una condición universal, propia de cada especie y puede ser modulada en dependencia de condiciones internas y externas.

Un ejemplo de condicionador interno del Ver, pueden ser los cambios de los procesos cerebrales que, relacionados con el tipo de sustancias que consumen los chamanes para alcanzar estados alterados de conciencia, y con el propósito preconcebido de permitirse explorar otras realidades. Aunque también pueden estar determinados por la rigidez del hábito de mirar.

Un condicionador externo puede estar relacionado con las características intrínsecas del lugar o el sitio en que se realiza la experiencia, y las circunstancias personales que en ese momento vive el experimentador, así como la presión del colectivo, que promueve o condena la experiencia misma.

Podemos subdividir al mundo partiendo del modo en que nos influye según le miremos o le veamos:

-Desde la perspectiva del Mirar, podemos decir que, el mundo exterior es divisible en una parte que realmente se encuentra en un momento dado excitando nuestros sentidos, y otra parte, la restante que no origina excitaciones en dicho instante. (2)

-Desde la perspectiva del Ver, el concepto de mundo exterior comienza a desmoronarse para el observador, porque se atiende a registros procedentes de entornos donde la existencia aislada es inadmisible, en tanto se existe ³fusionado² estructuralmente con "el afuera"... El Ver reajusta el concepto del mundo, por cuanto le perteneces constitutivamente a pesar de tu individualización biofísica, como "cosa" viva y separada dentro de otro mundo lleno de otras cosas.

En los Cursos del Método Saurayi de terapia Tensérgica, los alumnos se adiestran para despertar Visión Aural y cuando hablamos del Ver hacemos referencia al modo en que percibimos globalmente la existencia de los eventos sutiles, haciendo hincapié en el uso preferencial de nuestra actividad visual como instrumento de percepción sin que medie el consumo de ninguna sustancia u otro procedimiento.

Bajo ningún concepto se permitan interpretar que el acto de Ver, pudiera relacionarse con algún tipo de vivencia alucinatoria propia de los estados alienados de la mente. Hacemos referencia a la percepción consciente de una realidad tan objetiva como la dimensión visible, palpable y concreta del cuerpo físico.
Ser conscientes de la existencia de la matriz sutil de las cosas, no es la consecuencia de una maniobra autosugestiva o ilusoria: significa constatar de modo directo y con pleno discernimiento su existencia real.

Ver, nos da la libertad de percibir la trama esencial de una realidad que va más allá de todo lo imaginable. La libertad de experimentar que podemos movernos en esa infinitud en que habitamos sin saberlo.

Cuando miramos la realidad nos afecta, mediante los estímulos que nos llegan desde ella. Cuando vemos, el acto de percibir afecta a la realidad....
Nos adentraremos con coherencia y rigor en este "nuevo y muy antiguo paradigma": La funcionalidad de las cosas y su operatividad puede ser modificable. Pero se necesita acceder a una condición tal, que podamos modular esos patrones funcionales. El control de nuestro nivel de atención y de nuestro estado mental es decisivo.

El universo chamánico, aprovecha a su favor estas leyes y el sustrato que le sustenta, convirtiéndoles en un medio manipulable para lograr sus propósitos y alcanzar fines definidos de antemano.

Saurayi, es un neologismo Quechua que significa ³Más allá del sentir². Todos los procederes utilizados se realizan en estados de conciencia acrecentada. Rebasando nuestros límites perceptuales nos adentraremos con coherencia y rigor en este "nuevo y muy antiguo paradigma": La funcionalidad de las cosas y su operatividad puede ser modificable. Pero se necesita acceder a una condición tal, que podamos modular esos patrones funcionales. El control de nuestro nivel de atención y de nuestro estado mental es decisivo.

Desde siempre, los chamanes aprendieron a manipular la realidad voluntariamente, modificando sus estados de percepción y conciencia. Sabían, que los cambios de los niveles de percepción actúan como la llave que les permite acceder a esos reinos y manipular sus leyes.

El universo chamánico, aprovecha este conocimiento y maneja a su favor estas leyes inherentes a la matriz sutil de la realidad, convirtiéndolo en un medio controlable y operativo, para lograr propósitos y alcanzar una finalidad preconcebida.

¿Acaso se está acercando el día en que el hombre se levante y aprenda a servirse de este potencial, al menos, en su vertiente más humana: Promoviendo salud y ayudando a las personas a recuperar su vitalidad y energía?

¿Acaso no estamos predestinados, como especie al formidable desafío de rebasar nuestros propios límites, revelando todas nuestras facultades humanas?

El hombre es una criatura extraordinaria e inagotable, destinada a manifestarse en todo su esplendor, sencillamente y sin misterios; como el águila que vuela.

Cristian Salado.
Profesor Saurayi de Terapia Tensérgica


Bibliografía:
1 -C.Castaneda. ³El Arte de Ensoñar². Editorial SEIX BARRAL. España. Barcelona. 1997.
2 -S.Howard Bartley. ³Principios de percepción². Editorial Trillas. México, 1976.

 
 



VISIÓN AURAL”
Cristian Salado
Revista GENTE. Noviembre 2005. Madrid



¿Están todas las personas capacitadas para ver?

Todas las personas están perfectamente habilitadas para llegar a despertar la visión aural. Esto se debe a que todos estamos “Viendo” en cada momento, y de un modo subconsciente, sin que nos enteremos de ello. Una parte nuestra siempre ve, ¡Esa es la clave del éxito! El curso de Visión Aural, dentro del Método Saurayi de terapia Tensérgica, está diseñado para que la persona aprenda a conectarse con la parte de si mismo, innata y perceptora, que ya ve desde siempre.


¿Son todos capaces de conseguir la apertura de visión en un solo curso?

Existen diferentes niveles de visión aural. Para alcanzarlos, se requiere del alumno la actitud necesaria y la implicación en una experiencia en la que resulta imprescindible cierta dosis de silencio y paz interior. Asumir la necesidad de cierto grado de implicación y silencio es fundamental, porque la técnica misma es en extremo sencilla.
 
En dependencia de ese grado de sosiego y tranquilidad alcanzado, cada alumno desarrollará niveles diferentes de visión aural. Por lo general, el 90% de los alumnos alcanzan niveles muy aceptables de visión durante un primer curso e incluso altos, un 6% podría hacerlo mejor y un 4% presenta alguna dificultad en cumplir los requerimientos o en seguir las orientaciones.
 

¿Hay alguna diferencia de capacidad  entre hombres y mujeres, o en las diferentes edades?

Si, y resulta significativo, por lo general las mujeres tienen grandes facilidades para desarrollar visión y para sostenerla a niveles muy altos. Pero esta verdad es relativa, porque entre los más aventajados y fuertes también hay hombres. La edad es un factor que igualmente parece influir, pero no de un modo absoluto. Las personas maduras incluso las que peinan canas tienen “camino hecho” ya han superado muchos conflictos personales y fluyen mejor. Tienen una conciencia más clara de sí mismos y no necesitan aferrarse a ciertas cosas ni asumir poses, se conocen y por lo general no están atrapados en la importancia personal. Por supuesto que esta actitud les da un margen de ventaja respecto a los más jóvenes. Sin embargo, en los diferentes grupos de edades encontrarás excelentes niveles de visión.


¿La visión aural y lo que se conoce como “Sexto sentido” están relacionados?

El acto de ver es una capacidad natural inherente al hombre, no la ejecuta en tanto ha quedado relegada por motivos culturales, y porque sus sentidos ordinarios le son suficientes para actuar en los entornos de la realidad conocida con plena conciencia y "libertad". Pero despertar el ver es tan natural como el mirar para el recién nacido que, por vez primera, abre los ojos. Debe aprender a interpretar visualmente una realidad que existe por si misma y en la que debe aprender a interactuar, los ojos son un instrumento de extrema importancia para integrarse a su mundo. Del mismo modo, cuando abrimos visión, somos como recién nacidos que, utilizando otro modo de mirar, desplazamos la atención a entornos paralelos de la realidad y descubrimos por vez primera un mundo alternativo y real ¡con nuestros ojos!, porque nos referimos al uso especializado del sentido de la vista.
 
En cambio, en las experiencias extrasensoriales, los sentidos ordinarios no participan directamente y se asocian a otras cualidades igualmente humanas, pero cualitativamente diferentes, como la clarividencia, la telepatía, etc. La relación entre el ver y esa modalidad de conocimiento o percepción, que no utiliza los sentidos ordinarios, radica en que, el acto de ver, potencia todas aquellas modalidades perceptuales que  comúnmente se relacionan con el “sexto sentido”


¿Cómo llamarías a ese potencial latente que permite ver al hombre?

Todos los hombres conviven desconociendo a esa parte perceptora y latente de sí mismos, un potencial a tomar en consideración, pero infrautilizado. Cuando una persona despierta la visión aural, está percibiendo otra realidad desde los ojos de esa parte antes oculta y que, en culturas tradicionales mesoamericanas, llamaban “El Águila interna”.
 
Para los antiguos toltecas se trataba del Nahual o Nagual; ellos asumían que el Nagual es el vehículo que permite ver y es inmanente a la naturaleza más profunda del hombre. Cualquier procedimiento que culmine con el despertar de la visión, tiene como sustrato el despertar y afloramiento del Nagual, y con ese despertar se despliegan recursos ahora disponibles y aprovechables en tanto se aprenda a sostenerlos y utilizarlos. La práctica del ver, es una maniobra encaminada al despertar de los naguales cuyo efecto beneficioso se hará notar rápidamente.


¿Cual es la importancia práctica de la visión en la vida “normal”?

Ver, nos da la libertad de percibir la trama esencial de una realidad que va más allá de todo lo imaginable. La libertad de experimentar que podemos movernos en esa infinitud en que habitamos, sin saberlo, desde el nacimiento hasta la muerte, y su importancia trasciende al uso meramente utilitario, en tanto transforma al individuo para bien... No obstante, el ver no es sólo un instrumento de cambio personal, si no de acción.
 
La visión aural despliega nuevas operatividades alternativas y potencialidades que anteriormente no estaban al alcance del individuo, intensificándose su capacidad de exploración y acción, por ejemplo, durante la aplicación de terapias energéticas. Además, el hecho de ejecutar esa necesaria actitud de serenidad y silencio imprescindibles para sostener el ver, reporta importantes beneficios para la salud en términos físicos, emocionales, mentales y espirituales.


¿A quien van dirigidos estos cursos?

Este método promueve y desarrolla la capacidad intuitiva y la sensibilidad interior en personas emocionalmente sanas. Por ese motivo, los cursos de Visión aural del Método Saurayi van dirigidos a todas las personas interesadas en su crecimiento personal, en despertar nuevas capacidades y en rebasar los límites de su percepción. Se destina además, a profesionales de la salud y terapeutas de todas las disciplinas y ramas de las medicinas alternativas.

Cristian Salado
Profesor Saurayi de Terapia Tensérgica


PARA MÁS INFORMACIÓN:
Ana Rico: 625 060 063
<cursosmadrid@yahoo.es>
www.saurayi.com